Actividades

Espacios libres de humo, un derecho que todos tenemos

0

Los Espacios Libres de Humo contribuyen a una sana convivencia entre fumadores y no fumadores, basada en el respeto y el derecho universal a la salud.

¿De qué se tratan los Espacios Libres de Humo? Se tratan de respeto y de convivencia. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) el consumo de tabaco es la causa número uno a nivel mundial de muerte prevenible. Lo impactante es que el 10% de estas muertes son de personas que nunca han fumado ya que hay más de 14.9 millones de mexicanos expuestos al humo del cigarro. (Véase infografía “Tabaco en México”)

Es así que nace la campaña #LibredeHumo, la cual tiene como principal objetivo concientizar a fumadores y no fumadores de los beneficios de los espacios Libres de Humo. De esta forma todos podremos disfrutar de los mismo espacios sin poner en riesgo nuestra salud de forma involuntaria.

Actualmente solo 11 de 33 estados cuentan con Espacios Libres de Humo, por lo que aún hay un largo camino por recorrer. Si estás interesado en apoyar esta campaña, por favor súmate en Change.org/libredehumo

TABACO Y MUJER

A pesar de que solo 1 de cada 3 fumadores son mujeres, se ha comprobado que los impactos negativos a la salud son mucho mayores en mujeres. Una mujer que fuma en promedio vivirá 14.5 años menos que una que no lo hace. (Véase infografía “Tabaco y Mujer”)

Al contar con más Espacios Libres de Humo se reduce considerablemente la frecuencia de consumo, generando notables mejorías en la salud de todos.

TABACO Y MENORES DE EDAD

Según la Encuesta de Tabaquismo en jóvenes realizada en 2011, el 30% de los menores de edad que consumen tabaco lo hacen es espacios públicos y 36.4% de los menores de edad son fumadores pasivos, incluyendo niños y bebés.

Los Espacios Libres de Humo contribuyen a que el consumo de tabaco sea menos “cool” o llamativo para menores de edad, al impedir que en lugares como restaurantes o clubs nocturnos se permita fumar.

CIGARRO ELECTRÓNICO

Contrario a las creencias, el cigarro electrónico no es un método para dejar el tabaquismo. Por el contrario, es una forma de iniciación. En 2012 el 6,8% de los jóvenes de entre 11 y 18 años admitió haberlos probado frente al 3,3% en 2011.

En 2012 la revista científica Chest publicó un estudio donde se enlistan diversas lesiones pulmonares causadas por el consumo de cigarros electrónicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *