Monsanto

Los Derechos Humanos: Un elemento primordial para Monsanto

114
0

Para Monsanto los Derechos Humanos se han convertido en un elemento primordial que refleja los valores de la empresa. A través de la política de Derechos Humanos, adoptada en abril de 2006, se implementa un mecanismo que exige responsabilidad y demuestra el compromiso que se tiene para con ellos.

Monsanto se esfuerza día con día en buscar y hacer negocios con socios que aspiren a principios éticos coherentes con esta política en la conducción de sus negocios.

Esta política se centra en 9 elementos: no al trabajo infantil, no al trabajo forzoso, compensación, horas de trabajo, no al acoso y a la violencia, no discriminación, seguridad, libertad de asociación y cumplimiento legal.

A lo largo de estos 10 años de basar todas las acciones en esta Política de Derechos Humanos, en Monsanto se ha aprendido que todo el mundo merece ser tratado con dignidad y respeto, y así tener la oportunidad de ser escuchado y plantear sus preocupaciones sin temor a represalias.

Se desarrolla una actividad comercial de manera ética y responsable, protegiendo estos derechos fundamentales y se solicita a los socios que les comuniquen a sus empleados su compromiso con el cumplimiento de los principios y expectativas sustanciales que se describen en esta política y tomen las medidas necesarias a fin de ajustar su conducta comercial a la misma.

Para Monsanto la opinión de los grupos de interés con los que se tiene interacción es fundamental, y año con año se realizan alianzas con diferentes organizaciones civiles con quienes el objetivo final es el mismo. Asimismo, en esta década de implementar esta política, Monsanto ha sido consciente de su importancia no solo dentro, sino en la cadena de suministros en la que se trabaja, de esta manera se cumplen los objetivos de la política con los propios empleados y los de los proveedores.

Cuando se encuentran a personas en riesgo de que sus derechos humanos sean violados o que puedan ser tratados irrespetuosamente en relación con el negocio en un área geográfica, se ha encontrado que es mejor trabajar para mejorar la situación.

Es importante mencionar que esta Política se basa en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como en la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo sobre los principios y derechos fundamentales del trabajo. La política de Monsanto tiene en cuenta las circunstancias únicas de la industria agrícola, incluida la producción estacional.

En 2009, Monsanto se incorporó a United Nations Global Compact, la iniciativa de ciudadanía y sustentabilidad corporativa más grande del mundo. Esta iniciativa para la formulación de políticas estratégicas está dirigida a compañías que se comprometan a alinear sus operaciones y estrategias con diez principios universalmente aceptados en las áreas de derechos humanos, trabajo, medio ambiente y lucha contra la corrupción. El Compact es una plataforma para la formulación de políticas y un marco práctico para compañías comprometidas con la sustentabilidad y con prácticas comerciales responsables.

De esta manera Monsanto se une a la celebración del Día de los Derechos Humanos, el cual, desde 1950, se celebra mundialmente el 10 de diciembre y llama a todos a defender los derechos del otro. Es un buen día para recordar que es responsabilidad de todos defender los derechos humanos y que cada uno de nosotros debe tomar una posición, un paso adelante y defender los derechos de un refugiado o migrante, una persona con discapacidad, una persona LGBT, una mujer, un indígena, un niño, un afrodescendiente, o cualquier otra persona en riesgo de ser discriminada o sufrir algún acto violento.

En palabras de Hugh Grant, Presidente y CEO de Monsanto “Como compañía agrícola y tecnológica comprometida con los derechos humanos, tenemos una oportunidad única de proteger y promover los derechos humanos. Tenemos la responsabilidad de considerar no solo cómo nuestros negocios pueden beneficiar a los consumidores, agricultores y procesadores de alimentos sino también cómo pueden proteger los derechos humanos de los empleados de Monsanto y de nuestros socios comerciales .

 

Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *