Sociedad

Ponen a rodar los sueños de 62 niños… pero faltan muchos

69
0

La iniciativa “Pon a rodar mis sueños” entrego 62 bicicletas a niños y jóvenes del municipio de San Miguel Chicahua, uno de los municipios con ms carencias del estado de Oaxaca.

Los estudiantes de primaria, secundaria y bachillerato técnico pertenecen a las comunidades de Cerro Prieto, La Bellota, Llano Seco y la Cieneguilla, desde donde caminan de dos a tres horas hasta sus escuelas.

Con este esfuerzo, iniciativa de bicicletas Monk, se pretende que los niños y jóvenes mejoren su aprovechamiento académico además de evitar la deserción escolar.

En México, 14.7 millones de alumnos acuden a su escuela a pie; de ellos, 40,328 tardan más de dos horas en llegar, de acuerdo con datos del Censo de Maestros, Escuelas y Alumnos de Educación Básica, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
La mayoría de los niños que acuden a su escuela a pie se concentran en los estados de Oaxaca, Chihuahua, Guerrero, Veracruz, Puebla, Estado de México, Jalisco y el Distrito Federal.
Monk mantendrá su campaña de recaudación hasta enero de 2015, pues el objetivo es beneficiar también a las comunidades de Ixtepec, en Oaxaca, y Ocotepec, en el Estado de México.
Cualquier persona interesada puede donar, apoyos que se sumarán a las aportaciones comprometidas por empresas, como Porra, que donar 50% de las ventas de cinco títulos de libros infantiles, disponibles hasta el 7 de enero. De igual forma, el Palacio del Juguete y El Gran Almacén del To Bob aportan un espacio al proyecto, donde los asistentes a esos lugares pueden conocer la causa, donar y firmar las bicis que se obsequian a los pequeños.
Adicionalmente, las empresas pueden encontrar en esta campaña una opción para sus inversiones de publicidad, ya que es una alternativa con un enfoque e impacto social muy alto, invita Monk. Los fondos recaudados se destinarán a la fabricación de bicicletas que serán donadas a la Fundación Sólo por Ayudar, la cual se encarga de hacerlas llegar a las comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *