Medio AmbienteMundo Corporativo

Postura de WWF Mxico sobre los manglares mexicanos y el proyecto Malecn Tajamar Cancn

0

Los manglares son defensas naturales que protegen a las costas y a la poblacin contra eventos climatolgicos extremos, son criaderos de peces y otras
especies de importancia comercial, filtran el agua y permiten el abastecimiento de mantos freticos, capturan gases de efecto invernadero y contribuyen
al mantenimiento de la lnea de costa y al sostenimiento de la arena sobre las playas.

 
Los manglares y los arrecifes coralinos de Mxico estn amenazados por el turismo de masas y desarrollo costero mal planeado, la presin demogrfica,
la acuacultura no sustentable, la agricultura, la interrupcin de los flujos de agua dulce, la contaminacin y el cambio climtico.
 
Segn la Organizacin de las Naciones Unidas para la Alimentacin y la Agricultura (FAO), Mxico es uno de los pases con mayor prdida de manglares:
entre 10,000 y 14,000 hectreas (ha) de manglares se perdieron anualmente entre 1980 y 2005. La Comisin Nacional para el Conocimiento y Uso de
la Biodiversidad (CONABIO[1]) estim que en 2010 Mxico slo
conservaba un total de 764,486 ha de manglares, de los cuales la Pennsula de Yucatn posea el 54.5% y Quintana Roo el 16.7% (417.025 y 128,049
ha, respectivamente).

 

La conservacin de los manglares es una prioridad para Mxico, por lo que se debe aplicar la Norma Oficial Mexicana 059 y la Ley General de Vida Silvestre
(artculo 60 TER, sobre la proteccin del manglar) para detener su afectacin.
 
WWF recomienda que:
 
1. Se detenga inmediatamente la destruccin del manglar como parte del proyecto Malecn Tajamar Cancn
2. La SEMARNAT conforme un grupo de expertos que analice la situacin y provea recomendaciones especficas sobre este y otro tipo de proyectos que
afecten los manglares en Mxico
3. Se fortalezca la capacidad de la Procuradura Federal de Proteccin al Ambiente (PROFEPA) para que verifique que se cumplan las condicionantes establecidas
en las autorizaciones que otorga la SEMARNAT
4. Mejorar el proceso de las manifestaciones de impacto ambiental (MIA) para que integren la mejor ciencia y conocimiento disponible, y garanticen
procesos participativos y transparentes de consulta pblica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *