La reputación corporativa y su impacto en los negocios - Revista Ganar-Ganar
Home#102La reputación corporativa y su impacto en los negocios

La reputación corporativa y su impacto en los negocios

Por Klaus Gérman Phinder

 

La reputación es un factor tan decisivo para tu empresa, que, así como puede traerle beneficios también puede acabar con tu negocio.

El maestro Justo Villafañe, de la consultora española Villafañe & Asociados, encabezó una conferencia que organicé como Director de Desarrollo Corporativo de AB Estudio de Comunicación el pasado 5 de diciembre, bajo el nombre “El Impacto de la Reputación Corporativa en el Negocio”.

En su intervención se estableció que la reputación surge del binomio entre la realidad corporativa y el reconocimiento de tu organización por parte de los stakeholders (recordemos que estas son las personas, grupos y entidades que tienen intereses de cualquier tipo en tu negocio).

El evento contó con la participación de más de 50 CEO’s y altos gerentes de importantes empresas que hacen vida dentro de México, y fue organizado a propósito del 55 o Aniversario de AB Estudio de Comunicación.

 

  Cada stakeholder tiene un nivel de tolerancia diferente y por ello es distinto el impacto en la reparación de las empresas”, Villafañe acotó.

 

Cuidar la reputación es trabajo de todas las empresas.

Muchas empresas –algunas jóvenes- gozan de buena reputación, razón por la que piensan que están exentos de una crisis que pueda impactar en sus operaciones. Pero no, las circunstancias pueden cambiar e invertir por completo esta realidad.

La reputación, en caso de que se llegase a perder, es recuperable y aunque tal vez llegue a costar mucho trabajo, las organizaciones deben estar dispuestas a emplear recursos para establecer las estrategias pertinentes.

Está de más mencionar que las organizaciones con mejor reputación pierden menos valor de mercado cuando están frente a una crisis.

 

¿Qué debes tomar en cuenta?

Diría que 60 % del valor de una organización no es físico, sino intangible, ahí es donde entra la reputación. La percepción negativa de nuestros consumidores, socios y proveedores puede ser letal.

Las organizaciones son personas y éstas son las que desarrollan el comportamiento organizacional. Este comportamiento a largo plazo determinará tu reputación.

La reputación incluso influirá en la captación de nuevo personal, porque ¿quién no quisiera trabajar en una empresa sólida y con buena reputación?

No descuides tu reputación por una mala gestión de talento humano. Quienes emprenden y dirigen empresas se han visto en la penosa situación de culpar a sus trabajadores, pero la raíz del problema está en la gestión de talento.

La reputación va más allá del marketing, así que enfócate en llegar al corazón de los stakeholders y prepara bien tus estrategias para que se encuentren orientadas a esto.

 

¿Qué hacer si ocurre una crisis?

Se necesita una reingeniería de tu organización. Ten muy claro cuáles son tus valores y qué quieres construir; aterriza tus ideas, ponlas sobre la mesa e investiga lo necesario para establecer nuevas metas y soluciones.

El talento humano es determinante, así que preocúpate por hacer que tus trabajadores se sientan felices y otorga oportunidades a nuevos talentos.l

COMPARTE:
Naturgy, con energí
Para ir más lejos,