NANOQEM: cómo la nanotecnología contribuye a construir un mundo más sustentable

124
0
Compartir:


La implementación de proceso productivos amigables con el medio ambiente y, a su vez económicamente sustentables para las empresas se ha vuelto uno de los principales retos para diversas industrias. En el marco del Día de la Tierra es importante recordar que, en el área medioambiental, la nanotecnología puede jugar un papel relevante debido a que esta ciencia permite la creación de nuevo materiales que pueden ayudar a diferentes sectores a llevar procesos más sustentables.

Debido a las soluciones innovadoras que se han creado mediante procesos nanotecnológicos, hay diversas posibilidades que las empresas pueden explorar para contribuir al cuidado del medio ambiente. Nanoqem, compañía mexicana líder en nanotecnología, presenta 3 oportunidades dónde las industrias pueden invertir para ser socialmente responsables.

Aumenta eficiencia de los procesos

Entre 1990 y 2018 las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado un 50% y según diversos estudios realizados por la plataforma Climate Watch, la generación de calor y electricidad es uno de los sectores responsables de la mayor parte de las emisiones, junto con la industria manufacturera. Además, la mayoría de las emisiones de CO2 (93%) provienen del uso de combustibles fósiles, especialmente para la generación de electricidad y calor, transporte, manufactura y consumo.

Diariamente dentro de la industria manufacturera se utilizan grandes cantidades de energía y combustibles para el funcionamiento óptimo de la maquinaria y para la producción de diversos bienes. Frente a esto las fábricas deben de buscar soluciones que les ayuden a disminuir su huella ambiental.

Actualmente existen fundentes que, mediante el uso de óxidos metálicos combinados, fungen como un catalizador para fundir o sinterizar a una menor temperatura, reduciendo así las emisiones y el consumo de gas, a su vez que se aumenta la productividad y eficiencia. Este tipo de fundentes pueden ser empleados en diversos materiales como esmaltes cerámicos, vidrio, cerámica y cemento.

Reducción de materiales contaminantes

El plástico es uno de los materiales más utilizados en la producción y el embalaje de productos intermedios y acabados. Día a día los consumidores lo vemos presente en forma de envases, edificios/construcciones, vehículos de transporte, equipo médico, instrumentos científicos, productos institucionales, mobiliario y enseres, productos electrónicos y prendas de vestir. En promedio cada año 8 millones de toneladas de plástico son vertidas en los océanos, esto equivale a vaciar un camión de basura lleno de plásticos cada minuto, por lo que la sociedad ha presionado a las industrias a que usen otro tipo de materiales o que reduzcan el uso de éste.

Dentro de las soluciones nanotecnológicas se utilizan microesferas o nanopartículas de carbonato de calcio, que ayudan a bajar el contenido de plástico presente en los envases, por lo que se reduce el uso de éste y a su vez las emisiones de CO2. De igual forma, por medio de los aditivos diseñados para polímeros, los contenedores pueden llegar a ser más delgados sin perder su funcionalidad, modificando las propiedades físicas de matrices poliméricas, permitiendo lograr mayor rigidez o plasticidad según requiera su aplicación. Adicionalmente permiten incrementar el contenido de material reciclado con lo que se reduce el consumo de plástico virgen.

Implementación de productos multifuncionales

Actualmente las empresas buscan que los productos que utilicen tengan un valor agregado que les permita no solo ahorrar costos, sino mejorar sus procesos al mismo tiempo que aportan al medio ambiente; por lo que la nanotecnología puede ser una gran herramienta para ellos.

Hoy en día existen recubrimientos y aditivos que permiten ahorrar materiales y evitar el desperdicio de estos, un ejemplo de esto es el producto Rhinöx paper, el cual es un recubrimiento elaborado especialmente para cartón y papel que permite aumentar la resistencia a la humedad. También existen recubrimientos de fácil limpieza que permiten modificar las propiedades de las superficies para hacerlas altamente repelentes al agua y la suciedad, ayudando a mejorar los tiempos de limpieza, proteger contra la corrosión, aumentar la productividad y reducir el consumo de agua.

Las oportunidades que ofrece la nanotecnología son infinitas y mediante la implementación de éstas los procesos de producción podrán volverse amigables con el medio ambiente, llevando a las empresas a un nivel de estabilidad que los impulse a tener políticas de sustentabilidad.

Para conocer más de NANOQEM, empresa Xignux, principal compañía de nanotecnología en México, y sus productos, visita: https://nanoqem.com/

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario