Abejas Yucatecas van por el campeonato nacional de miel

77
0
Compartir:


Las abejas Yucatecas son subcampeonas nacionales en la producción de miel, pero esta semana tendrán su revancha en Campeche en el concurso: “Abejas: Expresión de la Biodiversidad” los días 7, 8 y 9 de septiembre, donde además de la premiación del concurso nacional entre abejas para saber en dónde se produce la mejor miel del país; se llevarán a cabo diversos cursos y talleres sobre el tema.

 En mayo de 2021 la calidad de la miel de las abejas yucatecas fue ampliamente reconocida, ya que la primera cosecha del Complejo de Granjas Kinchil ganó el segundo lugar en el Concurso Nacional de Miel del Congreso Internacional de Actualización Apícola, organizado por la Asociación Nacional de Médicos Veterinarios Especialistas de Abejas, A.C.

 En un proyecto piloto esta empresa orgullosamente yucateca implementó un proyecto apícola en una de sus granjas, a través de prácticas innovadoras y amigables con el medio ambiente, además de garantizar el éxito en la crianza de las abejas y asegurar la sustentabilidad de la granja por varias generaciones.

 A través del proyecto apícola, la empresa se ha enfocado en conocer el valor ambiental y social que representa ofrecer a apicultores en Yucatán los conocimientos y herramientas necesarias para lograr una cultura de la miel realmente sostenible. En menos de un año, cada apiario logró una producción promedio de 10 kilogramos del producto apícola por cosecha, dos kg más de lo que normalmente se logra. Asimismo, el programa ha contribuido positivamente en la región, puesto que, además de emplear mayoritariamente a mujeres, ha permitido que varias familias que se dedican al sector apícola cuenten con una fuente de ingresos a largo plazo.

Nueve familias en total han sido beneficiadas con el Programa de Sustentabilidad Ambiental de Kekén, tres de ellas son encabezadas por mujeres. Annel Carrillo Rodríguez, líder del proyecto apícola, destaca que se seleccionaron a aquellas personas que aceptaron el compromiso de cuidar las colmenas y de aprender las técnicas para manipular y proteger a las abejas.

 Las apicultoras aseguran que estas herramientas les permiten formar sus propios apiarios en sus comunidades y ahora ya conocen la gran responsabilidad que implica la crianza de abejas, por lo que se sienten seguras para emprender en el negocio de la miel.

Las abejas son parte esencial de la biodiversidad necesaria para la supervivencia de los seres humanos. Son tan importantes que a través de la polinización contribuyen a la seguridad alimentaria y a la nutrición, además de impactar positivamente al medio ambiente, ayudando a la biodiversidad y a los ecosistemas. Sin embargo, actualmente, las abejas están cada vez más amenazadas por las actividades humanas, sobre todo las especies silvestres.

 De acuerdo con datos del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, a lo largo de las últimas décadas, las poblaciones de abejas han disminuido en el mundo, en su mayoría debido a la pérdida de hábitat, las prácticas agrícolas intensivas, los cambios en los patrones climáticos y el uso excesivo de productos agroquímicos como los pesticidas. Esto, a su vez, supone una amenaza para una variedad de plantas fundamentales para el bienestar y el sustento de los seres humanos.

 En México, la apicultura tiene una gran importancia socioeconómica y ecológica, además es una de las actividades de mayor relevancia ambiental por el impacto que tiene en el desarrollo sostenible. Por ello, tanto el sector público como el privado en el país realizan acciones que promueven el cuidado y la conservación de las abejas.

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario