¿Cuál es el impacto ambiental de la industria de la música?

633
0
Compartir:


El cambio climático, una de las emergencias más complejas de los últimos años, afecta a todos los rincones del planeta.

Durante años, la industria musical se ha esforzado por ser algo más que un producto de consumo. Las necesidades del planeta van de la mano del compromiso de artistas y público.

A raíz de la actual crisis climática, la industria de la música en directo ha tenido que reinventarse y adoptar medidas de concienciación y responsabilidad.

La producción de material digital y analógico también genera dióxido de carbono (CO2). Los CD de música se fabrican con plástico policarbonato, piezas reflectantes de aluminio y envases de plástico. Como resultado, la carga contaminante es elevada.

Según el informe de Green Peace “Clicking Clean: How Companies are Creating the Green Internet“, la música digital reduce las emisiones de carbono entre un 40% y un 80%.

El artículo señala que los servidores, donde se almacena la información de Internet, funcionan con electricidad, que produce combustibles contaminantes como gas natural y dióxido de carbono.

Los servicios de streaming, por su parte, generan cada año entre 200,000 y 350,000 toneladas de gases de efecto invernadero.

En nuestra vida cotidiana, probablemente no tenemos en cuenta el impacto ambiental de las plataformas de música en streaming. Es más, cabría esperar que la música en formato físico contaminara más que la digital, pero no es así.

Para muchas personas de la industria musical, hacer música sin afectar al medio ambiente es importante. Lorde lanzó su tercer álbum de estudio “Solar Power” en 2021. El lanzamiento del álbum tuvo como novedad que los discos físicos fueron sustituidos por tarjetas donde los fans podían descargar las canciones del álbum.

Además, el álbum físico se empaquetó en cajas biodegradables.

Los conciertos inciden en el impacto

No es ningún secreto que Coldplay ha asumido un importante compromiso con la protección del medio ambiente a lo largo de su carrera. La octava gira de la banda británica “Music of the Spheres World Tour” es un acuerdo con la crisis climática. Y es que la banda se comprometió a reducir las emisiones de carbono de la gira en un 50% en comparación con su gira de 2016-2017.

Mientras Coldplay intenta reducir las emisiones de carbono y hacer más sostenible la música en directo, por su parte, Harry Styles realizará su gira “Love On Tour“, la cual tendrá como uno de sus compromisos reducir el uso de plásticos de un solo uso.

Entre las bandas que han mostrado su apoyo al medio ambiente se encuentran U2, RadioHead, Billie Eilish, Massive Attack, Jack Johnson y Clueso.

Los recintos generan el 34% de las emisiones de carbono en las giras, seguidos del transporte público con un 33%, luego la producción de merchandising (12%), el alojamiento en hoteles (10%), los viajes de las bandas (9%) y la promoción (2%).

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario