Nearshoring, ¿beneficios para todos?

84
0
Compartir:


En este momento, todos hemos escuchado sobre la relocalización de inversiones en México, mejor conocida como Nearshoring, esta relocalización deriva del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, (T-MEC) y fuertemente favorecida por las disputas comerciales entre Estados Unidos y China.

Por Mauricio Elías

Economista I UNAM, University of Essex

En este contexto, México se coloca potencialmente en una posición inmejorable de cara al futuro, ya que muchas empresas para tener acceso preferencial a la, todavía, mayor economía del mundo, tienen que producir en uno de los países que forman parte del T-MEC. En este sentido, México posee ventajas comparativas con respecto a Canadá y Estados Unidos ya que posee una población joven (bono demográfico), salarios menores en comparación con sus socios comerciales, así también, posee ventajas significativas por la localización geográfica sobre otras economías que buscan atraer parte de estas inversiones como pueden ser algunos países del sureste asiático y latinoamericanos.

En este tenor, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), pronostica que el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano crecerá 2.5 por ciento en 2024, impulsado significativamente por la relocalización de inversiones y los encadenamientos productivos hacia adelante y hacia atrás asociados a esta relocalización comercial.

Se entiende por encadenamientos productivos los vínculos que se establecen entre sectores económicos ya sea hacia atrás (proveedores) o hacia adelante (sectores impactados). En el contexto del Nearshoring, las preguntas que muchos especialistas se hacen son: ¿cuáles sectores productivos se verán beneficiados? y ¿el beneficio de la relocalización de inversiones tendrá un efecto positivo para el conjunto de la economía?

En principio, el sector automotriz sería uno de los más beneficiados, la construcción en Nuevo León de una mega planta de la empresa de manufactura de autos eléctricos, Tesla destaca como una de las principales inversiones asociadas al Nearshoring. De acuerdo con la empresa, el monto de la inversión sería de alrededor de 5 mil millones de USD, lo que representaría aproximadamente el 14  % del total de la Inversión Extranjera Directa recibida por México en 2023 que fue de 36.08 mil millones de USD.

Otro sector que será beneficiado será el de telecomunicaciones, ya que la empresa Amazon Web Services anunció la inversión de 5 mil millones de USD en el estado de Querétaro lo que generará un punto de desarrollo tecnológico en el Bajío.

Pero, no solo empresas multinacionales han comenzado a invertir en México, también inversionistas nacionales se están preparando para satisfacer la demanda de servicios asociados a estas inversiones. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP), se estima que la zona norte del país concentra el 63.1 por ciento de los parques industriales, mientras que el Bajío (Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí y Jalisco) tiene una participación de 17.3 por ciento, con una tasa de crecimiento de cerca del 20 por ciento de 2022 a 2023, el restante se reparte a lo largo de la República Mexicana.

Para la construcción de estos parques industriales se requieren proveedores locales y regionales lo que impacta de manera positiva las economías de la región, desde comercios minoristas, así como servicios de restauración, alojamiento, transporte, etc.

El Nearshoring promete beneficios amplios tanto en términos macroeconómicos como microeconómicos para el conjunto de la economía mexicana.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario