El Futuro de la Química: HACIA LA SUSTENTABILIDAD - Revista Ganar-Ganar
HomeRevista #99El Futuro de la Química: HACIA LA SUSTENTABILIDAD

El Futuro de la Química: HACIA LA SUSTENTABILIDAD

El Futuro de la Química: HACIA LA SUSTENTABILIDAD

Cada vez más industrias químicas se comprometen con la sustentabilidad sin necesidad de sacrificar su productividad.

Una puerta principal de color amarillo para dar la bienvenida, armarios de color blanco inmaculado en la cocina y una pared de llamativo color rojo en el salón, demuestran cómo el color es capaz de transformar un hogar. Algo tan sencillo como una mano de pintura puede reanimar cualquier casa y darle un toque vibrante y personalizado.

Por supuesto, la química que hay detrás de esa transformadora capa de pintura no es tan simple como podría parecer. Las pinturas de resinas alquídicas basadas en aceite han sido ampliamente utilizadas por pintores profesionales y propietarios debido a su durabilidad, adhesión y su acabado brillante.

A pesar de su utilidad, la pintura alquídica tiene una gran desventaja. Comparada con las pinturas de base agua, contienen grandes cantidades de compuestos orgánicos volátiles (VOCs por sus siglas en inglés). Cuando la pintura se seca, los VOCs se evaporan, escapando a la atmósfera, y se convierten en contaminantes del aire contribuyendo a los altos niveles de ozono y smog. Algunos estudios han determinado que altos niveles de VOCs están asociados con una mayor prevalencia del asma en gente que habita en casas recién pintadas.

Diversas compañías han intentado crear resinas acrílicas de base agua, para aprovechar las mejores cualidades de los dos tipos de pintura.

Sin embargo, el resultado no fue el esperado, ya que se secan demasiado rápido y su consistencia cambia después de estar almacenadas mucho tiempo. De ahí el dilema: si una compañía quiere ser responsable con el medioambiente y eliminar los VOCs, ¿cómo puede hacerlo sin que el producto sea peor?

Las compañías químicas que valoran la sustentabilidad se enfrentan a este tipo de encrucijada regularmente. En las últimas tres décadas, campos como la química y la ingeniería verde han emergido, enfatizando el diseño de productos y procesos ecológicos. También puede suponer una ventaja financiera, puesto que las compañías podrían tener grandes beneficios e innovación al integrar la sustentabilidad , dicen los expertos.

De hecho, de acuerdo con un informe de 2015 del Consejo Americano de Negocio Sustentable y el Consejo de Comercio verde de Química, el crecimiento del mercado, el flujo de capital, y la demanda de productos más ecológicos se encuentran en una trayectoria de crecimiento de cinco años. Este informedeclaró que las ventas de productos de la química verde están desbancando los productos químicos convencionales tanto en compañías multinacionales como locales. El informe predice que el valor del mercado global de la química verde se incrementará desde los once mil millones de dólares estadounidenses en 2015 hasta casi cien mil millones para el 2020.

“Hay un interés creciente entre los consumidores acerca del potencial impacto del producto en el medioambiente, y este tipo de consumidor a menudo reclama que los productos sean sustentables,” dice David T. Allen.

EL AUGE DE LA SUSTENTABILIDAD INDUSTRIAL

El movimiento por la protección biológica y del medioambiente, que comenzó a mediados del siglo 20, ha evolucionado hacia el amplio campo de la sustentabilidad. En 1987, el informe de la comisión brundland de las Naciones Unidas definió el desarrollo sustentable como

“un desarrollo que cumple con las necesidades del presente sin comprometer que las futuras generaciones puedan satisfacer sus propias necesidades.”

La sustentabilidad es el complejo movimiento global de protección al medio ambiente y la salud humana que también incorpora diversas responsabilidades sociales y prácticas económicas.

En particular, la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo define la sustentabilidad industrial como la continua innovación, mejora y uso de tecnologías limpias para reducir la contaminación y el consumo de los recursos.

Puesto que la industria química crea materiales para otros sectores como la construcción, el transporte y la salud, las compañías químicas que han abrazado la sustentabilidad industrial pueden tener un impacto global significativo. Se han centrado en biocombustibles avanzados, productos bio, catálisis, productos químicos renovables, transformación de residuos y otros, lo que ha derivado en éxitos como plásticos biodegradables, consumibles más seguros, y recubrimientos y disolventes más sustentables.

“La industria química ha tenido 200 años de increíble rendimiento en todo, desde la manera en la que cultivamos nuestra comida a la comunicación o el transporte, pero hemos llegado así de lejos empleando métodos sostenibles,” dice Paul Anastas, director del Centro de Química Verde e Ingeniería Verde de la Universidad de Yale. Anastas, conocido como “el padre de la química verde,” añade, “la química verde trata de conseguir el mismo resultado por medio de buenas prácticas medioambientales.”

Un ejemplo viene de los científicos de una empresa líder en pinturas, que vieron la oportunidad de crear una pintura de base agua con resina alquídica y pocos VOCs que ofrece tan buen resultado como las pinturas alquídicas tradicionales.

Utilizando una dispersión alquídica de polímeros acrílicos, la pintura retiene su brillo y propiedades adherentes a la vez que es respetuosa con el medioambiente emitiendo muy pocos VOCs.

La dispersión está hecha de plásticos acrílicos a partir de botellas de refresco recicladas y aceite de soya, reflejando otro de los aspectos ecológicos del producto. Desde entonces, la compañía ha eliminado el uso de casi 360 toneladas de disolventes que producen VOCs, así como otras materias primas derivadas del petróleo.

En 2011, la tecnología de alquídicos acrílicos de base agua ganó un prestigioso premio por el diseño de productos químicos más sustentables. Varios factores favorecen el auge de prácticas sustentables en el negocio de la industria química. La limitada disponibilidad de algunos recursos como las materias primas, agua y enerfía influencian las decisiones de las compañías.

particularmente desde que una menor disponibilidad de recursos puede suponer costos más elevados. Las regulaciones gubernamentales, como las que cubren la emisión de los gases de efecto invernadero, también influyen en la industria.

“Hay un interés creciente entre los consumidores acerca del potencial impacto del producto en el medioambiente, y este tipo de consumidor a menudo reclama que los productos sean sustentables,” dice David T. Allen, Rector Melvin H. Gertz de ingeniería química en la Universidad de Texas en Austin. “La visión que tiene el consumidor sobre una compañía o producto puede tener repercusiones económicas directas.”

Las mejores prácticas para el futuro

Entonces, ¿cómo pueden dar el primer paso hacia la sustentabilidad industrial las compañías químicas? Allen sugiere un gran número de recursos online, incluyendo los debates industriales en el Instituto de Química Verde de la ACS. Las compañías pueden encontrar información relevante sobre su sector, por ejemplo, cómo seleccionar el mejor disolvente y métodos de reacción comúnmente utilizados que minimizan la formación de residuos. El Instituto para la Sustentabilidad, que forma parte del Instituto Americano de Ingenieros Químicos, tiene un recurso online similar para orientar correctamente a las empresas.

Anastas aconseja a las empresas estudiar sus “12 Principios de la Química Verde.” La lista, resume las áreas de sustentabilidad a lo largo del ciclo de vida de un producto, incluye principios como la prevención de residuos, un diseño energético eficiente en la medida de lo posible, y utilizar materias y energías renovables en vez de agotar los recursos del planeta.

“Es asombroso que, aunque pueda darte tantos ejemplos de procesos y productos que han sido reinventados gracias a la química verde, probablemente haya otros tantos que aún necesiten reinventarse,” comenta Anastas. “Hay tanto poder y potencial que aún necesita ser descubierto por la industria química que, justamente por ello, creo que el futuro es muy prometedor.”

De hecho, todos los principales fabricantes de pinturas ofrecen actualmente sus propias versiones de pinturas y recubrimientos con bajos niveles o libres de VOCs. Una mejora en las formulaciones ha llevado a opciones más sustentables que mantienen los buenos acabados que los propietarios reclaman. El creciente interés por la famosa certifiación LEED en edificios sustentables significa que hay más proyectos comerciales de edificación que buscan pinturas que cumplan con los requisitos de sustenibilidad medioambiental. Con las innovaciones de hoy en día en tecnología y crecimiento sustentable, la industria química puede tener un verdadero impacto en el medioambiente—y en la salud humana—con un toque colorido.


THE CHEMOURS COMPANY: INICIANDO LA CONVERSACIÓN DR. BOB BUCK,

Técnico Investigador de The Chemours Company, ofrece su visión sobre sustentabilidad.

¿Por qué se está centrando la industria química en la sustentabilidad?

Existe un auténtico énfasis en el papel que deben tener las compañías químicas como Chemours. Se trata de cómo hacer lo que hacemos y de cómo utilizamos recursos valiosos lo mejor que podemos, siendo conscientes de los siguientes productos y de cómo contribuyen a un futuro sustentable.

¿Qué clase de industrias están listas para las soluciones sustentables?

Debido a la creación de productos realmente importantes que genera, la industria automovilística tiene un gran efecto en el mundo. El aire acondicionado hace que los autos sean cómodos, y los camiones con refrigeración preservan comida y medicamentos.

Con los refrigerantes Opteon™ hemos llegado a una posición líder en estos sistemas, ayudando a que funcionen de la manera más eficiente y medioambientalmente sustentable posible.

Del mismo modo, la fabricación textil tiene un gran impacto sobre el planeta. Chemours fabrica el repelente de agua duradero y renovable Teflon Ecolite™ que se utiliza en ropa exterior. Es un ejemplo perfecto de cómo utilizamos el poder de la química para crear y facilitar una función que lleva a productos más sustentables.

¿Cómo se está transformando la industria química?

Existe una evolución constante en el producto, porque la ciencia continúa su avance a medida que aprendemos más y encontramos nuevos retos. Nuestra capacidad de entendimiento ha evolucionado enormemente a lo largo del tiempo. Es muy importante para nosotros en Chemours y estamos muy atentos: siempre estamos aprendiendo y creciendo.

La sustentabilidad proporciona el marco de nuestra visión de futuro—las acciones que tenemos que llevar a cabo para contribuir a un mundo limpio mientras que la compañía sigue teniendo éxito y relevancia.

LEA MÁS SOBRE CÓMO THE CHEMOURS COMPANY DESARROLLA SOLUCIONES SUSTENTABLES: chemours.com/sustainable-solutions

COMPARTE:
Premiación Joven Em
Del retroceso instit