La Responsabilidad Social Empresarial, clave para el éxito de la reforma fiscal

329
0
Compartir:
Responsabilidad

Por Mauricio Elías

El Gobierno Federal ha considerado la implementación de una Reforma Fiscal que le permitiría tener mayores recursos para hacer frente a la situación económica ocasionada por la pandemia por COVID-19 y seguir con los objetivos trazados por la presente administración federal.

La autoridad fiscal ha mencionado que la reforma no implicará el aumento en las tasas impositivas, por lo que la estrategia a seguir podría basarse principalmente en dos pilares:

Persuadir a los grandes contribuyentes de alinear sus tasas efectivas de impuestos con las que la autoridad fiscal considera correctas por cada sector de actividad económica, es decir, aumentar el monto de impuestos pagados con respecto a los ingresos acumulables (el total de los ingresos facturados).

Simplificar la presentación de las declaraciones principalmente para los regímenes de incorporación fiscal y de servicios profesionales con el objetivo de aumentar el número de declaraciones presentadas anualmente.

La primera medida atañe directamente a las empresas y es ahí donde la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) jugará un papel clave para que el gobierno federal cumpla su objetivo de aumento en la recaudación, debido a que las empresas que han adoptado prácticas de RSE atienden aspectos como cumplimiento de la legalidad, estándares éticos y transparencia informativa.

Las empresas con prácticas de RSE cumplen con sus obligaciones fiscales de manera regular, sin embargo, el hecho de que estas decidan alinearse voluntariamente a las tasas efectivas de impuestos determinadas por la autoridad fiscal hablaría de su voluntad de dar más transparencia de los ingresos que generan e impuestos con los que contribuyen al país en donde residen para la mejora, entre otras cosas, de los servicios públicos, en especial los de salud y seguridad social que se han visto colapsados debido a la pandemia por COVID-19.

En contraste, estrategias fiscales agresivas que busquen minimizar el pago de impuestos o prácticas más sofisticadas como el traslado de beneficios a regímenes fiscales preferenciales pueden dar muestra de los estándares éticos de las organizaciones, afectar su reputación y reducir sus beneficios.

En este sentido, la RSE es clave para el éxito de la Reforma Fiscal y a su vez, el aumento de la recaudación conlleva la mejora de los servicios públicos, y en especial los de salud y seguridad social, brindando beneficios para las empresas por medio de una mayor productividad de sus trabajadores al tener mejor atención médica y mejores servicios de seguridad social.

En un contexto de recuperación económica, en el que se prevé que la economía mexicana crezca en 2021 entre 5 y 6.5 por ciento después de una caída de – 8.24 % en 2020, la implementación de una Reforma Fiscal se vislumbra complicada, sin embargo, habría que pensar más allá de los beneficios monetarios y más en los beneficios sociales que una mejora en los servicios públicos podría generar.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario