El cambio climático

374
0
Compartir:


Conectado con el desperdicio de alimentos

Por Gabriela Rosato

Coordinadora de Pacto por la Comida en BAMX

La pérdida y el desperdicio de alimentos (PDA) es uno de los desafíos claves que enfrenta la sociedad en la actualidad. Según el estudio del 2017 del Banco Mundial, cada año en México se pierden o se desperdician más de 23.7 millones de toneladas de alimentos. Eso significa que casi el 40 % de toda la producción nacional de alimentos se vaya a la basura.

El desperdicio de alimentos se define como la práctica de desechar alimentos listos y seguros para su consumo, lo cual redunda en implicaciones para el medio ambiente, la economía y la sociedad.

Estos alimentos llegan a los vertederos generando emisiones de gases efecto invernadero (GEI) que afectan a la atmósfera empeorando la calidad del aire y elevando la temperatura de nuestro planeta. Se estima que entre un 8 % y 10 % de las emisiones mundiales de GEI están asociadas con alimentos que no se consumen. Según el Banco Mundial, más de 36 millones de toneladas de CO2 se desprenden en la atmósfera cada año debido a la descomposición de alimentos en los vertederos. Existe, por lo tanto, una correlación significativa entre el desperdicio de alimentos y el cambio climático.

Desde hace más de 30 años, la Red de Bancos de Alimentos de México (BAMX) se ha dedicado a rescatar y acopiar alimentos a lo largo de toda la cadena de valor y canalizarlos a poblaciones en inseguridad alimentaria. Con sus 54 Bancos de Alimentos distribuidos en 27 estados de todo el país, en 2021, la Red BAMX atendió casi 2 millones de personas y rescató más de 136 mil toneladas de alimento apto para consumo humano. La Red BAMX se posiciona como la organización social que apunta a ser la mejor opción logística para rescatar alimentos, canalizarlos a poblaciones necesitadas y evitar el desperdicio.

Por ello, en 2021 la Red BAMX lanzó el “Pacto por la Comida”, la iniciativa que tiene como meta reducir pérdidas y desperdicio de alimentos hasta en un 50 % antes del 2030 en todo el país. Pacto por la Comida colabora con las empresas del sector alimenticio (desde el campo hasta las cadenas de supermercados) y los actores claves (academia, asociaciones, consumidores) para: identificar las fuentes de PDA en los procesos productivos y de distribución, ofreciendo asesoría y acompañamiento en levantamiento de datos, actualización de formatos de reporte, capacitaciones al personal; identificar las fallas que generan las PDA; y buscar las soluciones para disminuir las mermas, al tiempo que se mejoran los procesos de donación de las empresas. Basada en la metodología de Acuerdos Voluntarios (AV), como práctica colaborativa entre distintos actores, Pacto por la Comida es la primera iniciativa en América Latina y el Caribe enfocada en sumar esfuerzos para reducir las PDA en el país.

Según el último y más completo informe sobre el desperdicio de alimentos, el “Informe sobre el índice de desperdicio de alimentos” del 20211, realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la organización de Reino Unido que trabaja temas de residuos de alimentos WRAP, sabemos que el desperdicio de alimentos es una problemática que afecta tanto a los países desarrollados como a los que están en vía de desarrollo. Y México no es la excepción, con 94 kilos de alimentos desperdiciado por año por consumidor. Esto representa 38 toneladas de comida desperdiciadas por minuto.

Reducir el desperdicio de alimentos desde los hogares puede aportar importantes beneficios al medio ambiente, a la economía familiar y en general a nuestra sociedad, haciéndonos consumidores más conscientes, responsables y comprometidos con la sostenibilidad y con el futuro de nuestro planeta, realizando pequeños cambios en nuestro estilo de vida.

https://bit.ly/3Q7nn97

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario