¿Por qué la economía circular nos debe preocupar a todos?

680
0
Compartir:


Por Zerene Kahan

Directora de Asuntos Corporativos

Cuando escuchamos el término de “economía circular” podría parecer algo “ajeno” y que es un tema del gobierno o de las empresas. Sin embargo, si ponemos atención a cada una de las elecciones y acciones que realizamos cuando compramos o desechamos algún producto, nos daríamos cuenta de que la economía circular es un tema que a todos nos debería preocupar.

De acuerdo con la fundación Ellen Mc Arthur1 “En la actual economía, tomamos materiales de la Tierra, hacemos productos y eventualmente los desechamos como basura – el proceso es lineal. En una economía circular, evitamos que la basura se produzca desde un inicio”.

En pocas palabras, la economía circular se refiere a un modelo de producción y consumo. Significa compartir, reusar, reparar y reciclar los materiales y productos existentes durante el mayor tiempo posible; cada vez que consumimos y desechamos un producto, creamos un impacto ambiental importante.

Poco a poco hemos aprendido a separar la basura y sabemos que los materiales separados se desechan de formas diferentes. Sin embargo, poco se conoce sobre lo que ocurre después de separar la basura. Los materiales separados pueden tener diversos caminos; mucha de la “basura” que tiramos, de ser separada y desechada adecuadamente puede ser reciclada en otros materiales.

Nosotros los consumidores tenemos un papel importantísimo en crear un sistema de economía circular, y cada decisión de compra que hacemos influye directamente en el mercado, es decir, podemos hacer una gran diferencia.

“La economía circular, se enfoca en que las materias primas se reúsen una y otra vez, limitando el desecho y preservando el valor. La economía circular depende del reciclaje, pero el principal problema empieza en las casas”.

Con acciones tan sencillas como vaciar el contenido del envase de leche o jugo y enjuagarlo antes de desecharlo en la basura (en el contenedor correspondiente) podemos apoyar a que ese envase sea reciclado correctamente y que no acabe en el relleno sanitario.

El manejo de desechos juega un papel importante dentro de la economía circular, y sin duda, es un problema complejo que requiere mucho más allá de foros y pláticas. Se requiere de un trabajo sólido y permanente en conjunto de gobierno e industria privada, pero nosotros los consumidores, jugamos uno de los papeles más importantes. Si cada compra que hacemos, elegimos productos que sean reciclables o de usos repetido motivamos a la industria a fabricar más de estos.

Nuestra generación es decisiva para lograr un cambio y revertir los efectos negativos que hemos generado en pocas generaciones en nuestra Tierra; los ojos de las siguientes generaciones están puestos en lo que logremos hacer todos juntos en el presente; tenemos que asumir esa responsabilidad.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario