Rescatar y compartir alimentos, en lugar de tirarlos a la basura, genera diversos beneficios a los negocios

1233
0
Compartir:
Rescatar y compartir alimentos, en lugar de tirarlos a la basura, genera diversos beneficios a los negocios

  • Algunos de los beneficios más importantes son el proyectar una consciencia y responsabilidad social, el ahorro en gastos de eliminación de insumos y elevar la moral de colaboradores, generando fidelidad entre ellos. 
  • OLIO, la app que conecta a personas para compartir comida y evitar que termine en la basura, ofrece un programa para que los locatarios y propietarios de establecimientos de alimentos y bebidas sean  “Negocios con Cero Desperdicio de Alimentos”.

 En toda empresa en la que se preparen alimentos, por más que se cuide el proceso de elaboración de los platillos, siempre existe la generación de excedentes, ya sea porque no se vendió lo realizado o porque se compraron insumos perecederos que no fueron utilizados. No obstante, esta situación, que usualmente termina en el desecho de comida, puede canalizarse hacia un programa de rescate de alimentos, lo que traerá diversos beneficios al negocio.

Entre algunos de estos beneficios se encuentra el adoptar una postura de ser socialmente responsable y proyectarla hacia los clientes actuales y potenciales, el ahorro en gastos ocasionados por la eliminación de insumos, el elevar la moral de los colaboradores al interior del negocio quienes estarán orgullosos de contribuir a una importante causa ambiental y social y, principalmente, el evitar contribuir a un problema ambiental, compartiendo alimentos en buenas condiciones para ser consumidos.

OLIO, la aplicación que conecta a personas para compartir comida y evitar que termine en la basura, cuenta con un programa para que los establecimientos de comida (restaurantes, cafeterías, panaderías, taquerías, tiendas de abarrotes, etc.) se conviertan en “Negocios con Cero Desperdicio de Alimentos”.

El programa, llamado Héroes Recolectores de Alimentos (HRA) conecta a voluntarios capacitados por OLIO con comercios locales de comida para rescatar y distribuir los alimentos, y se puedan aprovechar en lugar de tirarse a la basura. 

“Cada vez son más personas las que se interesan por las acciones para cuidar al medio ambiente que realizan las empresas a las que les compran. Al final del día, a los consumidores les hace feliz ir a establecimientos que buscan cuidar al planeta”, dice Anne Charlotte Mornington, Directora de Expansión Internacional y desarrollo de negocios de OLIO.

Una vez que el negocio decide entrar al programa, se asigna un día y una hora para que los HRA recojan los alimentos. Una vez teniendo los artículos, los voluntarios publican lo recolectado en la app de OLIO, y quien quiera o necesite algo de lo publicado, contacta al voluntario para recogerlo.

Entre los beneficios principales que ofrece este programa es la creación de un vínculo con la comunidad inmediata en donde se ubique el establecimiento, fomentando un lazo entre los beneficiados y los benefactores.

Además, OLIO puede entregar métricas de impacto a los establecimientos sobre el número de alimentos rescatados y compartidos, el número de personas beneficiadas, el porcentaje de CO2 que se ha evitado generar y los litros de agua ahorrados.

En México, OLIO cuenta con voluntarios que trabajan con 11 establecimientos de comida. Sumando su trabajo, desde que inició el programa en México, han rescatado 1,200 porciones de comida y previniendo la generación de más de 2 toneladas de CO2 al medio ambiente. Café Forte, Sartoria, Lunch Garden, son algunos de los negocios que ya participan en este programa.

“A nosotros nos gusta que los alimentos tengan una segunda oportunidad y que no terminen en la basura. Hay mucha dedicación y cariño que le ponemos en la elaboración de un alimento, así que nos gusta saber que ese producto de alta calidad será aprovechado por alguien”, comentó Rafael Rivera, creador de Café Forte.

A unos meses de la llegada de OLIO a México, la aplicación ya suma más de 25,000 usuarios nacionales. A nivel mundial, ya son más de 1.2 millón de usuarios y más de 600,000 de intercambios efectuados tanto de comida como de artículos de uso diario, como shampoo, crema, prendas de vestir, etc.

La misión de OLIO es impulsar un cambio en la manera en la que se cuidan nuestros recursos, invitando a más personas a sumarse a la revolución de compartir comida y reducir, con pequeñas acciones comunitarias,  el volumen de alimentos desperdiciados en el mundo y los efectos negativos, ambientales, económicos y sociales que provoca.

Descarga OLIO, comienza a compartir comida y súmate a este cambio revolucionario. 

Facebook: OLIOMexico

Instagram and Twitter: @OLIOmx 

#foodsharingrevolution

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario