Nuevos objetivos para las políticas de economía circular - Revista Ganar-Ganar
HomeRevista #109Nuevos objetivos para las políticas de economía circular

Nuevos objetivos para las políticas de economía circular

Ante un panorama de lenta recuperación económica en México y el mundo, los recientes objetivos ofrecen nuevas oportunidades para un mejor crecimiento y soluciones a desafíos como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

La Fundación Ellen MacArthur publicó un conjunto de Objetivos Universales para las Políticas de Economía Circular que crearán una dirección común en el desarrollo de políticas que permitan una transición más rápida a una economía circular.

La crisis por la COVID-19 ha tenido consecuencias devastadoras; por ejemplo, en México, de acuerdo con Banxico, la recuperación económica podría tomarle varios años regresar a los niveles del primer trimestre de 2019. Mientras las empresas y los gobiernos buscan una recuperación resiliente por la crisis de COVID-19, los objetivos de la política de economía circular detallados en el informe ofrecen soluciones a los principales desafíos globales, como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación, al tiempo que promueven el desarrollo económico.

Los 5 objetivos

  • Estimular el diseño para una economía circular.
  • Gestionar recursos para preservar el valor.
  • Crear las condiciones económicas favorables para la transición.
  • Invertir en innovación, infraestructura y habilidades.
  • Colaborar para un cambio de sistema.

El trabajo de la Fundación ha demostrado que dar paso a una economía circular, en la que se eliminen los desechos, se mantenga el uso de productos y materiales y se regeneren los sistemas naturales, puede ser fundamental en la lucha contra el cambio climático, al tiempo que ofrece nuevas oportunidades para un mejor crecimiento.

Jocelyn Blériot, líder ejecutivo de instituciones, gobiernos y ciudades de la Fundación Ellen MacArthur, señala: “Hemos evidenciado el creciente reconocimiento que tiene la economía circular como elemento esencial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), abordar el cambio climático y promover un mayor crecimiento. De manera que fomentar la alineación de políticas será fundamental para aprovechar estas oportunidades y escalar el tema. Los Objetivos Universales para las Políticas de Economía Circular se crearon para facilitar esta alineación, estableciendo una dirección clara que puede ayudar tanto a los gobiernos como al sector privado a alcanzar una recuperación económica más resiliente”.

Sin embargo, para que esto suceda, es necesaria una mayor alineación entre la industria y el gobierno. Por este motivo, la Fundación hace un llamado a las empresas y legisladores de todos los niveles para trabajar juntos y buscar la alineación con estos cinco objetivos como base para una transición integral hacia una economía circular. La adopción a nivel mundial podría desencadenar la innovación en el sector privado y el desarrollo de soluciones que puedan implementarse y ganar escala rápidamente en todo el mundo.

Diferentes organizaciones que forman parte de la red de la Fundación, incluidas empresas y gobiernos, impulsaron el desarrollo de este informe, aportando perspectivas y buenas prácticas sobre cómo alinear el uso de la economía circular como solución.

Stephan Sicars, Director General de Medio Ambiente y Energía de la ONUDI (Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial), afirma: “En la situación actual en la que tenemos la oportunidad de reconstruir mejor nuestra realidad, la transición hacia una economía circular es el camino a una recuperación económica más verde y con mayor generación de empleo, además de ser un poderoso mecanismo para combatir el cambio climático. Apreciamos y nos beneficiamos del liderazgo intelectual de la Fundación Ellen MacArthur y sus objetivos propuestos de política universal, los cuales ayudan a que las transiciones a la economía circular alcancen una escala global”.

 

Alinear y promover colaboración entre gobiernos y empresas es fundamental

Finalmente, Shardul Agrawala, Director de Medioambiente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sostiene:

“La circularidad no es un fin en sí mismo, sino un medio para reducir el daño ambiental de nuestras actividades de producción y consumo. Por lo tanto, las políticas para reducir el impacto ambiental cuando cerramos bucles de material son tan importantes como el cierre de estos bucles”.

La Fundación Ellen MacArthur es una organización sin fines de lucro con actuación global, desarrolla y promueve la idea de una economía circular a fin de enfrentar algunos de los principales desafíos de la actualidad, como la contaminación por plásticos, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Trabajan mundialmente con empresas, gobiernos y la academia para movilizar soluciones sistémicas a gran escala. En una economía circular, los modelos de negocio, productos y materiales son diseñados para aumentar su uso y reuso, creando así una economía en que no hay desperdicio y todo tiene valor.

 

ECONOMÍA CIRCULAR COMO ALTERNATIVA PARA EL CRECIMIENTO

El presente modelo económico de “extraer, producir, desperdiciar” está llegando ya al límite de su capacidad física. Respaldada por una transición a fuentes renovables de energía, el modelo circular crea capital económico, natural y social y se basa en tres principios:

 

EL CONCEPTO DE UNA ECONOMÍA CIRCULAR

La actividad económica de una economía circular contribuye para la salud general del sistema. El concepto reconoce lo importante que es el funcionamiento de la economía a cualquier nivel, en grandes y pequeños negocios, organizaciones e individuos, global y localmente.

La transición hacia una economía circular no se limita a ajustes que reducen los impactos negativos de la economía circular, sino que representa un cambio sistémico. Ella construye resiliencia a largo plazo, genera oportunidades económicas y de negocios, proporciona beneficios ambientales y sociales.

 

CICLOS TÉCNICOS Y BIOLÓGICOS

El modelo hace una distinción entre ciclos técnicos y biológicos. El consumo ocurre solamente en los ciclos biológicos, donde alimentos y otros materiales de base biológica (por ejemplo, algodón y madera) son diseñados para regresar al sistema mediante procesos de compostaje y digestión anaerobia. Los ciclos regeneran sistemas vivos, como el suelo, que ofrecen recursos renovables para la economía.

Ciclos técnicos recuperan y restauran productos componentes y materiales mediante estrategias de reutilización, reparación, remanufactura o (en última instancia) reciclaje.

 

ORÍGENES DEL CONCEPTO DE UNA ECONOMÍA CIRCULAR

La noción de circularidad tiene importantes orígenes históricas y filosóficas. La idea de retroalimentación y de ciclos en sistemas en el mundo real es vieja y surge en varias escuelas filosóficas. Resurgió en países industrializados después de la Segunda Guerra Mundial, cuando estudios computarizados de sistemas no lineales han revelado la naturaleza compleja, conectada e imprevisible de nuestro mundo, que se parece más a un metabolismo que a una máquina.

 

ESCUELAS DE PENSAMIENTO DE LA ECONOMÍA CIRCULAR

El modelo de economía circular sintetiza varias escuelas de pensamiento, como la economía del rendimiento de Walter Stahel; la filosofía del diseño Cradle to Cradle de William McDonough y Michael Braungart; la idea de biomimética presentada por Janine Benyus; la ecología industrial de Reid Lifset y Thomas Graedel; el capitalismo natural de Amory y Hunter Lovins y Paul Hawken; e incluso el abordaje blue economy, como el descrito por Gunter Pauli.

 

REPENSANDO EL PROGRESO

El video ‘Repensando el progreso’ explora cómo un cambio de visión nos permite rediseñar toda la economía, imaginando productos que sean proyectados para la manufactura y alimentando el sistema con energías renovables. Mediante la creatividad e innovación, podríamos construir una economía reparadora.

COMPARTE:
Tendencias de Purpos
Nuevo apoyo con el p