Mundo CorporativoSociedad

Etiquetado de alimentos y bebidas, incomprensible

0

El etiquetado frontal para alimentos y bebidas impuesto por la Comisin Federal para la Proteccin contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de manera
obligatoria a partir del prximo 1 de julio es totalmente incomprensible para los consumidores mexicanos, a pesar de tener el objetivo de
prevenir y combatir el sobrepeso, la obesidad y la diabetes.

El objetivo de los etiquetados frontales es que sean visibles, simples, entendibles, de rpida lectura y que lleven a la eleccin de alimentos ms
saludables, de acuerdo a las recomendaciones de la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) y de la Estrategia Nacional para la Prevencin
y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes.
El etiquetado introducido como voluntario en 2011 por la industria de alimentos y bebidas y vuelto obligatorio por Cofepris, centra su informacin
en las caloras contenidas en el producto. De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Obesidad solamente 12% de la poblacin encuestada pudo decir
cul era la cantidad recomendada de caloras para un adulto en un da y apenas 6% atin a decir la cantidad de caloras recomendadas para
el consumo de un nio entre 10 y 12 aos de edad.
La recomendacin promedio para un adulto es un consumo de 2 mil caloras al da. El 58% de los encuestados consideraron que un adulto debera consumir
menos de 1500 caloras. Del total de los entrevistados 28% seal que los adultos deberan consumir menos de 500 caloras al da. Otro 29%
declar que no saba.
La recomendacin del consumo diario de caloras para nios entre 10 a 12 aos vara entre 1900 y 2200 caloras. Solamente un 6% de los encuestados
atinaron o supieron cul era la recomendacin. 41% de los entrevistados manifest que los nios entre estas edades deberan consumir
menos de 500 caloras al da y 30% declar no saber. Los niveles de azcar establecidos en el etiquetado GDA son peligrosos (90 gramos);
es un sistema que no es entendible, ni por los consumidores, ni por los estudiantes de nutricin y el criterio de caloras no es
til para un etiquetado frontal ya que no es un concepto claro para la poblacin y no es posible utilizarlo para un clculo en la dieta diaria,
coment Fiorella Espinosa, coordinadora de Salud Alimentaria en El Poder del Consumidor.
Para Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, el etiquetado frontal debe ser un etiquetado de advertencia; debe indicar si el producto
contiene altos, medios y bajos contenidos de azcar aadida, grasas saturadas y sodio; debe ser comprensible y de rpida lectura para cualquier
consumidor sin importar edad ni grado de educacin; debe ser visible, utilizando colores contrastantes y ser desarrollado a partir de estudios
con consumidores mexicanos, adems de que los criterios deben ser elaborados por un grupos de expertos libres de conflicto de inters y siguiendo
las recomendaciones internacionales.
Imagen cortesa de Shutterstock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *