Eastman Uruapan, certificada como “industria limpia”

980
0
Compartir:


Durante un evento de inauguración, Eastman compartió con la comunidad, su certificación más reciente lograda por parte de la planta de Uruapan que fue reconocida como “Industria Limpia”, esto debido a su gran compromiso de realizar acciones sustentables de la mano con gobierno, a nivel estatal y municipal, vecinos, colaboradores y el sector industrial.

El Programa Nacional de Auditoria Ambiental (PNAA) es un esfuerzo conjunto por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), gobiernos locales, compañías, asociaciones civiles, instituciones académicas, auditores ambientales y la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA).

“Estamos conscientes de la necesidad de realizar acciones positivas que impacten la comunidad en la que nos encontramos. El éxito de la planta de Uruapan se debe al hecho de que hemos implementado medidas, que van desde la manera en cómo tratamos los desechos especiales o peligrosos, hasta como reutilizamos el drenaje pluvial, y de manera importante, como estamos actualizados en permisos y documentos que avalan nuestros procesos”, explica Víctor Fernández, Gerente de Sustentabilidad Eastman LATAM.

Este programa apunta a mejorar acciones que se enfoquen en la protección ambiental como compromiso entre los distintos actores que tienen un rol de suma importancia, ya sea promoviendo, operando o participando en los programas por medio de estas audiencias ambientales.

Eastman Uruapan ha sido galardonado con el certificado de industria limpia, después de cumplir cabalmente acciones estructuradas que requirieron de distintas auditorías.  Cabe resaltar que la participación en el programa es voluntaria y busca involucrar organizaciones productivas que no solo deseen ayudar a asegurar el cumplimiento de la legislación, también el mejorar procesos, su impacto ambiental y competitividad.

El compromiso de Eastman Uruapan incluye diferentes tipos de acciones que beneficien a la comunidad como un todo, una de estas fue la colaboración con Fundación Fondo Unido, apoyando a una escuela rural de bajos recursos al construir una cerca en las instalaciones para la seguridad de los estudiantes.

El reto para los siguientes dos años es validar la certificación otorgada, no solo seguir realizando estas acciones también impulsarlas con proveedores, contratistas y aliados comerciales. Así la iniciativa tiene más impacto y sensibiliza hacia un proceso sustentable de cadena de suministro.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario