Seis conclusiones que dejó el Energy Debate 2021 organizado por Shell

311
0
Compartir:


A finales de septiembre se llevó a cabo The Great Energy Debate 2021, organizado por Shell, para abordar temas relacionados al desarrollo sostenible y analizar los desafíos para lograr una economía de bajas emisiones en los países de Latinoamérica y el Caribe.

Este debate virtual se realizó a propósito de la próxima celebración de la COP26 en las Naciones Unidas, del 1 al 12 de noviembre, donde se tratará la lucha contra el cambio climático y la contribución de los países miembros de cara al cumplimiento del Acuerdo de París.

En este sentido, 20 de los 33 países de Latinoamérica y el Caribe han presentado sus objetivos climáticos; sin embargo, ¿será esto suficiente para garantizar un futuro sin emisiones en la región para el 2050?

Los panelistas invitados para discutir el estado de estas acciones en la región fueron Jimena Marván Santín, Directora Ejecutiva de Chapter Zero México; Andrea Heins, Presidente del Comité Argentino del Consejo Mundial de Energía; Thiago Barral, Jefe Ejecutivo Oficina de Investigación en Brasil y Maarten Wetselaar, Director de Soluciones Integradas de Gas, Renovables y Energía de Shell.

Hay que destacar que 25 % de la energía en la región se produce a través de fuentes renovables y que se estima que se requieren 80 mil millones de dólares para invertir en proyectos de cero emisiones en la región.

 

Estas son 6 conclusiones a las que se llegó en el Energy Debate 2021:

1.- ¿Por qué Shell sigue invirtiendo en petróleo y gas a pesar de sus objetivos climáticos? Wetselaar, Director de Soluciones Integradas de Gas, Renovables y Energía de Shell, explicó que la multinacional seguirá brindando a la sociedad  la energía que requiere para su desarrollo. Destacó que, por ejemplo, la mayoría de los conductores no tienen vehículos eléctricos, o que muchos camiones no trabajan con sistemas de propulsión de hidrógeno.

Cortar enseguida la producción de hidrocarburos podría impactar en poblaciones vulnerables del mundo y en su acceso a la energía que requieren para desarrollarse.

Sin embargo, Shell está reduciendo significativamente su producción de energías de origen fósil y está acelerando su transición hacia alternativas renovables, en línea con el Acuerdo de París y los avances previstos para 2030 y 2050.

2.- ¿Se cumplirán los objetivos en la región para 2050? Los panelistas y los invitados, en su mayoría coinciden en que los países latinoamericanos y del Caribe lograrán alcanzar los objetivos del Acuerdo de París para 2050. Sin embargo, otros creen que la inestabilidad política en la región podría convertirse en un obstáculo para lograr esta meta.

3.- ¿Los coches eléctricos son la solución? Si bien el hecho de que los conductores de la región cambien su vehículo por uno eléctrico generaría un gran impacto en el medio ambiente, no es realista creer que esto sucederá en el corto plazo, sobre todo por la falta de infraestructura para el funcionamiento y mantenimiento de este tipo de vehículos. Sin embargo, se deben empezar a ver avances en este sentido para el 2030. También se mencionó la necesidad de aplicar sistemas de economía circular con las baterías de los coches, y producir nuevas con procesos más sostenibles. El uso de los coches eléctricos es una importante solución, pero no es la única.

 4.- ¿Cuándo se desplegarán grandes programas de captura de carbono en la región? Aún se tiene que innovar en tecnología de este tipo para aplicarse. Se requiere más inversión, los panelistas creen que en esta década se conseguirán importantes avances, aunque no a la par de Europa.  El reto de esta década es sentar bases sobre la aplicación de estas soluciones, para poder llegar al 2050 con una región que emita cantidades mínimas de carbono.

5.- Avances en el uso de hidrógeno para contrarrestar emisiones de carbono. Para 2030 se estima que Latinoamérica y el Caribe tendrá tecnología lo suficientemente avanzada para aplicar soluciones con hidrógeno y generar un impacto positivo de cara a 2050. Es importante que desde ahora las empresas adopten estas tecnologías e inviertan en su desarrollo para contribuir a las metas globales.

6.- ¿Cuál es el principal obstáculo para lograr los objetivos climáticos en la región? Maarten Wetselaar cree que la coordinación entre empresas, gobierno y sociedad es el principal desafío para lograr avanzar hacia un futuro de bajas emisiones en la región y que esta colaboración permitirá contar con los incentivos necesarios para desarrollar tecnología e infraestructura que haga posible un futuro más próspero y más sustentable.

 

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario