HomeSociedadFormando personas, transformando vidas

Formando personas, transformando vidas


Colaboradores de AIG Seguros México convivieron y compartieron actividades con niños del Internado Infantil Guadalupano en la Ciudad de México
Pantalón oscuro, camisa roja, cabello de casquete corto y caritas expectantes. Todos niños entre los ocho y 15 años de edad, estudiantes de la primaria del Internado Infantil Guadalupano; todos delgados, pero fuertes y todos con una historia dura, abandonados parcial o totalmente, sin recursos y habiendo vivido en situaciones de alto riesgo.
Son cerca de 70 niños del Internado Infantil Guadalupano, ejemplo vivo de cómo, a pesar de las circunstancias, un menor puede visualizar un mejor futuro y, lo más importante, ser feliz gracias no solo al modelo educativo de la institución, que los ayuda a integrarse a la sociedad, sino también gracias al trabajo comprometido del personal de este internado lasallista.
Por otro lado, camisetas azules y blancas con la leyenda “Voluntario AIG”, colegas de AIG Seguros México observando con interés el entorno –un oasis de paz dentro de la alcaldía de Iztapalapa– y dispuestos a dar parte de su tiempo a favor de los niños.
Ambos grupos convivieron, jugaron y se divirtieron en las instalaciones del internado como parte del voluntariado corporativo de AIG que se realizó en el mes de diciembre de 2018.
El día inició con las presentaciones de rigor de uno y otro grupo, seguidas de las carcajadas de los niños ante las simpáticas respuestas a la pregunta de inicio que los voluntarios de AIG les plantearon: ¿Saben ustedes qué es un seguro?
“¡Es con lo que nos agarramos los pantalones cuando se nos cae un botón!”, contestó uno de los pequeños.
“Cuando cerramos la puerta con seguro, ¡eso es!”, dijo otro.
Después de una brevísima introducción sobre AIG y los seguros, dieron inicio las actividades que incluyeron concurso de penaltis en la cancha de fútbol y un entretenido rally en el que voluntarios y menores armaron en papel los personajes de El Principito, libro de Antoine de Saint-Exupéry.
Al final de la actividad se habían armado con éxito todos y cada uno de los personajes, por lo que todos los niños fueron declarados ganadores, con el beneplácito de todos ellos.
Para terminar el día, niños y voluntarios disfrutaron un refrigerio preparado en el Internado Infantil Guadalupano y el equipo de AIG tuvo oportunidad de adquirir diversos artículos hechos en los talleres de formación para el trabajo y cuyas ganancias son utilizadas para la operación de las instalaciones del internado.
“Fue una experiencia muy enriquecedora conocer a los niños, convivir y pasar un día por demás agradable. Al mismo tiempo, fue muy alentador y muy satisfactorio ver que están creciendo en un entorno sano, muy bien cuidados, y que se les dan herramientas necesarias para enfrentar la vida”, comentó Pável González, responsable de mercadotecnia y comunicación corporativa.
“Estas actividades de voluntariado son parte intrínseca de la cultura de AIG –no solo en México, sino en todo el mundo– y contribuyen a fomentar entre nuestros colegas el espíritu de apoyar y  tender la mano a nuestras comunidades”, agregó.
“Agradecemos la presencia de todos los voluntarios de AIG en el internado y el día que han compartido con nosotros, pues representa un espacio de alegría y diversión para los niños, de recibir el cariño y el tiempo que les ofrecen y que para los pequeños es muy, muy importante”, afirmó Amelia Almánzar, responsable de gestión y vinculación del Internado Infantil Guadalupano.
Por su parte, María del Carmen Sánchez Rangel, responsable del área de procuración de fondos de la institución,  recordó la importancia de las aportaciones de individuos y empresas a la causa.
“Trabajo voluntario, contribuciones monetarias o en especie son extremadamente valiosas para nosotros –agregó–, pues hoy los recursos son escasos y necesitamos cualquier apoyo que sume a la labor del Internado para impulsar a los niños y hacer de ellos adultos productivos y capaces de integrarse a la comunidad. Invitamos a todos a participar en estas causas, pues con ello contribuyen a que los niños sean capaces de enfrentarse con éxito a una sociedad con cada vez más y mayores retos”.
“Formando personas, transformando vidas” es la frase que distingue al Internado Infantil Guadalupano, una institución sin fines de lucro que atiende a niños en situaciones de alto riesgo, con casi 65 años ayudando a niños, adolescentes y jóvenes a partir de los 8 años de edad, dándoles atención integral hasta terminar una carrera técnica o, incluso, estudios universitarios.
Para hacer donativos al Internado Infantil Guadalupano:
Internado Infantil Guadalupano
 
Banamex
Sucursal 508
Cuenta 5600550
CLABE 002180050856005509

SÍGUENOS EN:
PARQUE REFORMA REALI
LA 2ª GENERACIÓN D