Mundo CorporativoSociedad

Fundación Herdez presenta El diario de mi abuela y Filosofía costumbrista

0

En el marco de su 25 aniversario, Fundación Herdez edita los libros, “El diario de mi abuela” y “Filosofía costumbrista, ambas obras como homenaje
al fundador de Grupo Herdez, Don Ignacio Hernández del Castillo, con la finalidad de promover y difundir su legado, así como brindar información
que amplía la idea de cómo ha sido el desarrollo de la sociedad en nuestro país.

Con estudios realizados por el Dr. Toms Calvillo Unna, primer presidente del Colegio de San Luis, “Filosofa Costumbrista” profundiza en la investigacin,
el rescate y la difusin del legado que dej Don Ignacio Hernndez del Castillo, no slo a sus descendientes directos, sino, a todos aquellos interesados
en conocer, en el contexto de la llamada historia de las mentalidades, cmo entenda la vida una parte de la sociedad mexicana del Siglo XX.

Por otro lado, la Dra. Mara Isabel Monroy Castillo, presidenta del Colegio de San Luis, participa en “El diario de mi abuela”, que presenta documentos
del archivo histrico de la familia Hernndez-Pons rescatados por Don Enrique Hernndez-Pons.

Con la publicacin de estas obras, la Fundacin contina fortaleciendo las relaciones institucionales y acadmicas con El Colegio de San Luis, cuya colaboracin
se inici en el ao 2007 con la publicacin del facsimilar Quadernos de Cosina de Barios Guizados: Hacienda del Peasco San Luis Potos y posteriormente
con el libro La Razn: trayectoria periodstica y pensamiento de un emprendedor potosino: Ignacio Hernndez del Castillo.

Las obras son una ventana para asomarse a las costumbres de una poca pasada, “El diario de mi abuela” presenta ilustraciones en acuarela y “Filosofa
Costumbrista” muestra un estudio del caricaturista espaol Eduardo Robles Piquer.

 

La edicin de ambas obras se realiz en un ao y pertenecen al archivo documental histrico de Grupo Herdez que resguarda la Fundacin. ste rene documentos
privados de la compaa en diferentes formatos (impresos y fotogrficos) como evidencia histrica de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *