Monsanto

Monsanto, preocupado por el futuro

143
0

Como cada año, el 16 de octubre se celebró el Día Mundial de la Alimentación, el cual tiene el objetivo de promover la concienciación y la acción global a favor de aquellos que padecen hambre, así como para recordar la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria y dietas nutritivas para todos.

De acuerdo con cifras de la FAO, la población mundial crece de manera constante y se espera que llegue a 9,600 millones de personas en el año 2050. Para cubrir una demanda tan grande, los sistemas agrícolas y alimentarios tendrán que adaptarse a los efectos adversos del cambio climático y hacerse más resistentes, productivos y sostenibles, esta es la única manera en que podremos garantizar el bienestar de los ecosistemas y de la población rural, al tiempo que se reducen las emisiones.

A medida que la tierra de cultivo disponible se vuelve más limitada, es claro que el crecimiento necesario para cumplir con la demanda de alimentos debería provenir de un aumento en la productividad. A este panorama se suma el desafío del cambio climático, que, según se estima, se reducirá el rendimiento agrícola en gran parte de los países durante los próximos 30 años, considerando las prácticas y variedades que hoy se utilizan.

Mientras que los agricultores de todo el mundo trabajan para mitigar y adaptarse a los complejos desafíos que plantea el cambio climático, Monsanto anunció planes para hacer neutrales sus operaciones de carbono para el año 2021 a través de un programa único, dirigido a través de sus semillas y de las operaciones de protección de cultivos, así como mediante la colaboración con los agricultores.

Los esfuerzos de la empresa se centran en varias áreas clave:

Producción de Semillas – Monsanto impulsará la producción de cultivos de carbono neutral en sus propias operaciones de producción de semillas mediante el aprovechamiento de diversos productos y enfoques agronómicos, como la cría, la biotecnología vegetal, la ciencia de datos, la labranza de conservación y sistemas de cobertura de cultivo, con el objetivo de eliminar la porción de su huella de carbono en total. Trabajando con expertos externos en la ciencia de datos en un modelo amplio, Monsanto ha demostrado que la utilización de estas prácticas e innovaciones puede hacer una diferencia importante, permitiendo al maíz y a la soya ser cultivadas de tal forma que el suelo absorba y retenga los gases de efecto invernadero, de igual o mayor proporción que la cantidad total emitida en el crecimiento de los cultivos. La empresa también trabajará con los agricultores para promover e impulsar el aumento de la adopción de estos métodos de producción de cultivos neutros de carbono.

Protección de las plantas – La compañía también está apuntando a que su negocio de protección de cultivos sea neutral de carbono para el año 2021. Anteriormente, Monsanto anunció una meta para reducir la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero en funcionamiento en sus operaciones de protección de cultivos y ha tenido avances importantes y constantes. Para compensar el resto de su negocio de protección de cultivos y otras operaciones ajenas a la producción de semillas, Monsanto está trabajando para desarrollar un programa que proporcione incentivos a los clientes de agricultores que adoptan métodos de producción de cultivos neutros de carbono.

Compartir datos, aumentar la adopción de Buenas Prácticas – Monsanto ha desarrollado los modelos de cultivos neutros de carbono con la ayuda de expertos externos y comparte sus datos y resultados con la agricultura en general, la modelización del clima y de otras comunidades para ayudar a impulsar la adopción de las mejores prácticas y para reforzar los cultivos.

Monsanto confía plenamente en que el sector agrícola es un motor productivo que puede contribuir al desarrollo económico de un país, utilizando herramientas de la agricultura moderna como medio para alcanzar metas tan importantes como cubrir la demanda interna y así hacer frente al problema de la seguridad alimentaria.

Finalmente, en conjunto con agricultores, organizaciones civiles, universidades y autoridades gubernamentales se busca ser aliados en la producción de más y mejores alimentos, que satisfagan la demanda de unacreciente población mundial.

 

 

Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *