Los europeos unen fuerzas en el uso de CO2

817
0
Compartir:


  • Proyecto de investigación lanzado con 14 socios de siete países

El uso de dióxido de carbono y otros gases residuales como una nueva fuente de materias primas es un tema que suscita cada vez más un mayor interés en Europa. Un nuevo consorcio de 14 socios de siete países, dirigidos por Covestro, planea investigar cómo los gases de combustión de la industria del acero pueden usarse para producir plásticos de manera particularmente eficaz y sustentable. Con ello se ahorrará petróleo crudo, la materia prima que se usa en los métodos convencionales. El proyecto intersectorial llamado Carbon4PUR es financiado por la Unión Europea.
“Juntos, estamos en el camino hacia una innovación crucial: las mezclas de gas residual de la industria del acero pueden proporcionar el carbono para procesos químicos y en última instancia emplearlo para producir materiales de aislamiento y recubrimientos”, explicó el Dr. Markus Steilemann, Miembro de Consejo Directivo de Covestro y responsable de Innovación, Marketing y Ventas. “Esto nos ayuda a ampliar nuestra base de recursos y reducir el impacto ambiental de toda la cadena de valor. Al mismo tiempo, juntamos nuestras fuerzas al asociarnos con industria y academias de toda Europa”.
Cooperación entre las fronteras 
El Nuevo proyecto presenta una cooperación sin precedentes que va de la fuente de gas residual al fabricante de plásticos. La Unión Europea apoya el proyecto Carbon4PUR con el auspicio de SPIRE, la Asociación Europea Público-Privada, dedicada a innovar en temas de eficiencia de recursos y energía de las industrias de proceso. Para un periodo de tres años, se dan alrededor de ocho millones de euros. Los socios industriales apalancarán esta contribución con más inversiones. Específicamente, el proyecto se enfoca en usar mezclas de dióxido de carbono y monóxido de carbono, que se generan durante la producción de acero, para producir polioles, componentes clave de los materiales y recubrimientos de aislamiento a base de poliuretano que de otra forma se obtiene del petróleo crudo.
Menor impacto de carbono
El proceso en desarrollo es especial porque elimina el paso intensivo de recursos de separar el gas residual en sus diferentes componentes. En vez de ello, la mezcla de gas estará sujeta a un proceso químico catalítico y se convertirá directamente en bloques de construcción e intermedios de los poliuretanos. Esto puede reducir el impacto de carbono de 20 a 60%.
Las condiciones de inicio ideales para el proyecto piloto industrial ya existen: en la ciudad del sur de Francia Fos-sur-Mer, una fábrica de acero ArcelorMittal y unas instalaciones de producción de Covestro son vecinos cercanos. El consorcio del proyecto de recuperación de gas incluye socios académicos e institucionales como la Universidad RWTH Aachen University, Imperial College London, el Comisariato de Energía Atómica y Energías Alternativas de Francia y South Pole Carbon Asset Management.
Desde su base en el sur de Francia, Covestro puede entregar sus innovadores productos intermedios a otros socios industriales, como Recticel, un fabricante de espuma de poliuretano con base en Bélgica, y Megara Resins, un proveedor griego de la industria de recubrimientos.
El año pasado Covestro empezó a utilizar dióxido de carbono para producir un precursor de espuma de poliuretano suave, que está diseñada para usarse en muebles tapizados y colchones. Mientras tanto, la compañía investiga otras áreas de aplicación de materias primas a base de CO2.

Este consorcio de 14 socios de siete países, dirigido por Covestro, actualmente planea investigar cómo pueden usarse los gases de combustión para producir plásticos de manera particularmente eficaz y sustentable.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario