Entrevista a Lise Kingo CEO y Directora Ejecutiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas

179
0
Compartir:
Entrevista a Lise Kingo CEO y Directora Ejecutiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas

Por Klaus Gérman Phinder

…Fuimos testigos de hechos cuestionados por una retórica absurda y una lógica retorcida. Un puñado de personas se están enriqueciendo a un ritmo exponencial mientras que miles de millones quedan atrás sumidas en la pobreza, millones de personas desesperadas dejan sus hogares arriesgando todo para buscar una vida mejor en otro lugar, la xenofobia está rebrotando, y el cambio climático amenaza nuestra propia supervivencia. En un mundo al revés, nuestros Diez Principios pueden ayudar a recuperar el equilibrio y calmar los nervios.

Tomada de una carta de Lise Kingo, CEO y Director Ejecutivo, a todos los participantes de la iniciativa Global Compact de la ONU, enviada el 16 de enero el año 2019.

Para aquellos que no están familiarizados con las prácticas de UN Global Compact, ¿podría explicar cómo es que ustedes apoyan a las entidades empresariales en promover los objetivos y valores de las Naciones Unidas?

Fundado en la visión de un exsecretario de las Naciones Unidas, el General Kofi Annan, que invitó a los líderes empresariales atendiendo el Fórum Económico Mundial del 1999 a unirse con las Naciones Unidas para crear un pacto mundial de valores y principios compartidos y presentar una cara humana al mercado mundial, UN Global Compact desempeña una importante función en fortalecer los enlaces empresariales con las Naciones Unidas.

UN Global Compact proporciona a las entidades empresariales una plataforma de principios sobre los cuales pueden desarrollar y promover sus objetivos de sustentabilidad. También les proporciona los materiales y conocimientos necesarios para convertir los Objetivos Globales en estrategias empresariales y les facilita un ‘lugar en la mesa’ donde el futuro está siendo concebido.

UN Global Compact, siendo la más grande iniciativa mundial del desarrollo sostenible corporativo, invita a las entidades empresariales a alinear sus estrategias y operaciones con diez principios universales en derechos humanos, estándares laborables, medio ambiente y lucha contra la corrupción, así como a promover actividades que logren los objetivos sociales y hagan frente a los desafíos mundiales.

¿Qué papel juega la comunidad empresarial global en el apoyo de los objetivos de UN Global Compact y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)?

Las entidades empresariales son de vital importancia a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable visualizado y expuesto por los 193 países miembros de las Naciones Unidas. Mientras, los gobiernos necesitan configurar las correctas expectativas, planes y normas, es el sector privado el que necesitará poner su parte en recursos, ideas, innovación, modelos adaptables y la técnica que desesperadamente se necesita para convertir esta visión en una realidad.

Ya más de 9 500 empresas y 3 000 actores no empresariales de 160 países han firmado como ‘signatarios’, incluyendo una mayoría ubicada en países en desarrollo y se han comprometido a los Diez Principios de UN Global Compact.

¿Cuáles son las principales prácticas y proyectos que ustedes están promoviendo este año para alcanzar los objetivos de UN Global Compact y de los ODS?

Una de las áreas principales de nuestro enfoque es la Plataforma de Acción de UN Global Compact que establece enlaces con múltiples sectores e inversionistas para resolver asuntos complejos y llenar los huecos que pudieran surgir en cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible por medio de resultados comprobados, medibles y verificables.

Estas plataformas promueven una acción corporativa sólida y con base en las contribuciones de líderes y profesionales de todos los grupos de interés. Esta estrategia ha percibido un impacto significante en áreas como el desarrollo sostenible para el agua, reportes informativos de los ODS, innovación fiscal y cadenas de abastecimiento global.

Por ejemplo, nuestra Plataforma de Acción Comercial para el Océano ha movilizado a más de 40 sociedades civiles y del sector privado reconocidas internacionalmente a tomar acciones concretas, hacer inversiones y asociarse con gobiernos respecto al uso del océano como un recurso para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

¿Se han observado avances y triunfos en México bajo la perspectiva de UN Global Compact?

En un viaje reciente a México, presencié la firma de un acuerdo colaborativo entre el Gobierno de México, Global Compact Network de México, la Cámara de Comercio Internacional y otras organizaciones nacionales líderes en iniciativas de sostenibilidad corporativas y empresariales. Este acuerdo enumera claramente cómo podemos mejorar nuestra colaboración, lo cual representa un enorme e importante paso dirigido a la aceleración de la Agenda 2030 en México.

La firma de este acuerdo colaborativo es un paso emblemático para la Iniciativa de Global Compact y es el punto culminante de 15 años de dedicación y esfuerzo por parte de la Red Global Compact de México.

También recientemente hemos emprendido una nueva asociación con la “P4G”, que es la Plataforma 2030 para apoyar iniciativas de crecimiento verde. Es un placer ver que México es el primer país donde colaboraremos con el P4G para que, con la experiencia y garantías de nuestras alianzas locales, podamos movilizar las alianzas públicas y privadas en apoyo de la Agenda 2030.

Con base a su experiencia, ¿cuál es la mejor manera en que los integrantes del mercado de valores puedan cumplir con su responsabilidad social corporativa?

Una manera impactante con la que las organizaciones pueden empezar o continuar su responsabilidad social corporativa es comprometiéndose con los Diez Principios del Pacto Mundial de UN Global Compact con respecto a derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y anticorrupción. El Pacto Mundial de las Naciones Unidas proporciona un lenguaje universal para la responsabilidad empresarial y un fundamento para guiar toda clase de negocios sin importar tamaño, figura o ubicación.

Derivado de las principales Convenciones y Declaraciones de las Naciones Unidas, los Diez Principios de UN Global Compact son reconocidos y validados en numerosas resoluciones negociadas entre gobiernos y con resultados documentados, incluyendo las Resoluciones de la Asamblea General.

Existen muchas opiniones respecto a los riesgos de calentamiento global y el tiempo que nos queda para abordar un cambio tangible sobre esta situación, ¿cuál es la suya?

Un área en donde más que nunca necesitamos colaborar es en luchar contra el cambio climático, el cual es, sin duda, el asunto que define nuestra época y ahora nos encontramos en un momento decisivo. Contamos con la innovación, las herramientas de negocio y la experiencia necesaria para avanzar en la dirección correcta y evitar los peores impactos del cambio climático, lo que debemos reconocer de inmediato es que lo que ahora necesitamos es liderazgo. Estamos viviendo un punto crítico, donde – cada día – el cambio climático se mueve más rápido que nosotros y, como el reporte reciente del Comité Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) indica, cada medio grado centígrado crea un mundo de diferencia.

Es por esta razón que antes de la Cumbre de Líderes de la Acción Climática del Secretario de las Naciones Unidas, una red global de agencias de las Naciones Unidas, organizaciones empresariales y socios industriales trabajen conjuntamente para apelar a la industria a dirigirse hacia la implementación de objetivos que reduzcan la emisión de los gases de efecto invernadero que estén del lado de limitar el aumento de la temperatura global a 1.5° centígrados sobre los niveles preindustriales.

¿Tiene algún mensaje para la comunidad empresarial local en México y Latino América?

Alrededor del mundo, gobiernos, grupos inversores, academia, sociedades civiles y otros accionistas se han convertido en la nueva norma, de manera que nos encaminamos a una responsabilidad compartida de implementación de los ODS, estas asociaciones son más importantes que nunca.

Necesitamos toda clase de líderes para redoblar y asegurar que nadie sea olvidado durante el desarrollo de nuestras comunidades, sociedades y naciones de manera lucrativa, pero al mismo tiempo de manera sostenible y responsable. Solo con verdadera colaboración podremos crear un movimiento global de empresas e inversores responsables para crear el mundo que todos deseamos tener.

¿Cómo puede una compañía Mexicana u organización privada unirse a UN Global Compact?

Para unirse al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el ejecutivo principal de la empresa debe comprometerse públicamente con el secretario general de las Naciones Unidas a tomar una posición responsable y de principios basados e integrados a los objetivos desarrollados por las Naciones Unidas guiados por los Diez Principios, indicando el potencial de la empresa a ser un líder de sostenibilidad a largo plazo. Después, la organización debe completar nuestra solicitud, la cual, de ser exitosa, será reconocida como participante en UN Global Compact.

Nosotros proporcionamos a los participantes un marco fundamental de iniciativas, las mejores prácticas, recursos y eventos de redes de contacto que asisten a las organizaciones a llevar a cabo negocios responsablemente y a mantener su cometido con la sociedad. Por medio de acciones catalizadoras, de redes de contacto y colaboración podemos hacer posible la transformación del mundo gracias a las grandes y pequeñas organizaciones en cualquier lugar del mundo.

En su opinión, ¿cuál es la mejor manera de reforzar las relaciones entre el gobierno y el sector privado para hacer frente a los desafíos de un desarrollo sustentable?

La colaboración entre los gobiernos y el sector privado es de carácter crítico para que podamos hacer la Agenda 2030 de Desarrollo Sustentable una realidad.

Por ejemplo, cuando se trata de enfrentar un reto climático, hemos introducido un concepto nuevo llamado el Ambition Loop. Este consiste en un ciclo de reforzamiento positivo respecto al cambio climático en donde el liderazgo empresarial apoya una acción política que, a su vez, acelera la acción empresarial. Los compromisos públicos de las empresas con respecto a las medidas sobre el clima ayudan a demostrar los argumentos económicos en favor de una política climática ambiciosa, y esas medidas proporcionan a los gobiernos y a los inversores el apoyo que necesitan. De esta forma, los gobiernos tienen la oportunidad de apoyar políticas más dinámicas que nos llevan al siguiente nivel en materia de cambio climático. Esto es lo que llamamos el Ambition Loop – Ciclo de retroalimentación positiva llevando la acción climática al siguiente nivel.

Luchar contra el cambio climático es sin duda el asunto que define nuestra época. Nos encontramos en un momento decisivo

Lise Kingo

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario