Storytelling para vender mejor lo que hacemos - Revista Ganar-Ganar
Home#101Storytelling para vender mejor lo que hacemos

Storytelling para vender mejor lo que hacemos

Storytelling para vender mejor lo que hacemos
Por Octavio Aguilar

Contar historias tiene virtudes

Lo primero que hay que decir en relación con el storytelling, es que es parte de la historia de la humanidad. El storytelling se ve pintado en las primeras cuevas habitadas o visitadas por seres humanos, se ha oído en las narraciones de los viejos (adultos mayores, para ser políticamente correcto) de las tribus a las siguientes generaciones, en las primeras canciones que contaban hechos heroicos de la realeza, de los grandes guerreros, de las bellezas de la naturaleza o las primeras poblaciones, en los cantos de los juglares… Vemos storytelling en los códices de las más antiguas civilizaciones de las grandes culturas, como las que se desarrollaron en lo que hoy es México.

Recientemente, tuve la oportunidad de asistir a una conferencia con el tema “The Power of Storytelling” dictada por Nicolas Randall, profesor del Instituto de Empresas en Madrid y de ahí tomo algunas ideas, más notas de mi propia investigación.

El storytelling es contar historias y hay gente que las cuenta bien y hay gente que las cuenta mal.

Todos seguramente hemos salido muy motivados de alguna reunión, conferencia o curso, y pasado algún tiempo no nos acordamos de nada o de muy poco ¿qué pasó? Que, según los expertos, esta herramienta de márquetin tiene una parte muy emocional en la que nos vemos o nos queremos ver reflejados, es profundamente empático, es algo que nos llega al cerebro, al corazón y hasta el estómago y por ello nos afecta en nuestra química, que hace que nos acordemos entre el 50 y el 65 % de lo dicho contra apenas entre el 5 y el 10 % de algo que oímos sin historia.

Si hablamos de que mi organización beneficia a 200 personas en situación vulnerable tiene mucho menos impacto a que yo cuente la historia de tres o cuatro de los beneficiarios con nombres y apellidos y apoye esa historia con sus fotos o imágenes de dónde lo hacemos y al final diga, que como estas tres o cuatro personas apoyamos a 200 en total.

Por eso en el quehacer de las organizaciones de la sociedad civil, de las fundaciones, de las IAP se debería de utilizar mucho más el storytelling como una herramienta de comunicación y venta de lo que están haciendo todos los días para mejorar la calidad de vida de un niño/a con cáncer o salvar a una especie en extinción.

Diversos autores y artículos sobre storytelling señalan que contar historias tiene varias virtudes: Proyectan confianza, tienen o dan un mensaje, son una compilación de hechos, buscan convencer o “vender” algo, trasmiten emociones, motivan, generan atención y construyen memoria.

Una buena historia debe tener algo de suspenso, un personaje central, algo con lo cual relacionarse, obviamente una estructura, basada en los principios aristotélicos de la retórica: Ethos, Phatos y Logos; y una historia verdadera.

¿Tú y tu organización cuentan buenas historias? ¿eres memorable?

COMPARTE:
Comunidades sustenta
Ipkon 7 años certif