Cabify se compromete a avanzar hacia emisiones 0 en 2025 y ya planea una electrificación progresiva de flotas

190
0
Compartir:


  • Juan de Antonio, CEO y Fundador de Cabify, anuncia en el marco de la Cumbre del Clima, que Cabify compensa en 2019 -como en 2018- el 100% de la huella de carbono de su operación a nivel mundial y a partir de ahora reducirá sus emisiones al menos un 15% anual.
  • Para entender los retos ante la electrificación, BID Invest y Cabify realizaron un estudio con 200 conductores de la Ciudad de México para identificar las principales barreras para comprar un vehículo eléctrico.
  • Cabify planea un programa de transición progresiva al vehículo eléctrico para el que cuenta con BID Invest como socio clave en México y en el resto de Latinoamérica.
La empresa de movilidad Cabify anunció hoy durante la intervención de Juan de Antonio (CEO y Fundador de Cabify) en la Cumbre del Clima en España -llevada a cabo por la ONU-, que ya compensa todas las emisiones de carbono producto de su operación en 2019 en Latinoamérica y España y que, desde ahora, reducirá sus emisiones 15% cada año.

El fundador de Cabify explicó que

“nuestra estrategia de crecimiento y liderazgo pasa necesariamente por la sostenibilidad financiera, social y, por supuesto, ambiental. No en vano, hoy renovamos el compromiso que nos convirtió en la primera empresa de movilidad como servicio en neutralizar sus emisiones de carbono en Europa y Latinoamérica. Este es uno de los muchos pasos que estamos dando para asegurarnos que estamos teniendo un impacto positivo en nuestras ciudades”.

Cabify, que llegó a México en 2012, planea la transición progresiva hacia una flota eléctrica:

“Hoy todos nuestros trayectos son neutros en emisiones de carbono y estamos comprometidos para avanzar hasta llegar a cero en 2025 con una progresiva electrificación de flotas y servicios”, precisó De Antonio durante su intervención en la Cumbre del Clima. “Este proyecto es claramente retador porque depende de la propia evolución de la industria del automóvil y la facilidad de acceso a puntos de recarga y esperamos que la realidad en cada una de las ciudades en las que operamos se adapte”.

En México, desde 2018, el BID Invest, miembro del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo, trabaja como aval y aliado de Cabify en este compromiso, cuyo resultado fue la publicación + Vehículos eléctricos en la industria de ride hailing conducido por la consultora Ernst & Young (EY) sobre la presencia y los retos que el vehículo eléctrico plantea en el sector de la movilidad urbana en el país.

El análisis concluyó que en 2018 sólo el 0.01% de las ventas de autos nuevos en México eran modelos eléctricos, porcentaje suficientemente bajo comparado con Noruega, líder en este aspecto con 49%.  De igual manera señala algunas barreras por las que los mexicanos no pueden adquirir vehículos eléctricos, por ejemplo:

  • Altos precios para comprar: Actualmente la diferencia en costo de compra entre un vehículo eléctrico y uno de combustión interna es de 128%.
  • Poca información respecto a los vehículos eléctricos: Esta es la segunda respuesta más frecuente -después de los elevados precios para comprar un coche con estas características– entre los conductores y las conductoras mexicanas que participaron en el estudio.
  • No hay infraestructura suficiente para cargar: En México solo existen 500 puntos de carga privados en comparación con los más de 45,000 que tiene Estados Unidos.

Agustín Jiménez, Director General de Cabify México, refirió que la plataforma

“ya trabaja en el desarrollo de tecnología que garantice una mayor eficiencia de la aplicación con mejoras en el proceso que asigna los trayectos al usar datos en tiempo real. Esto permitirá reducir los kilómetros de viaje sin pasajeros, lo que optimizará la experiencia ofrecida a conductores y usuarios”.

Frente a este escenario, Cabify se compromete a apoyar la transición hacia una flota eléctrica de sus socios conductores. Actualmente, la plataforma valora distintas alternativas como subsidios para reducir comisiones hasta la compra de una flota propia que pueda ser utilizada en ciclos optimizados por distintos socios la Empresa de Redes de Transporte. Distribuir el riesgo y la responsabilidad frente al total de la inversión, podría incrementar enormemente la accesibilidad al vehículo eléctrico.

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario