¿Cómo Nestlé ha podido reducir sus emisiones globales en 4 millones de toneladas desde 2018?

300
0
Compartir:
Nestlé

Nestlé es una multinacional que en 2020 tuvo ingresos de más de 92,000 millones de dólares. Cuenta con miles de empresas proveedoras en las que incluye para adoptar prácticas sostenibles y más de 2,000 marcas, lo cual se traduce a mucho plástico y desperdicio potencial.

Desde 2018 la compañía está midiendo su progreso en materia de sostenibilidad; para ello contrató a South Pole, un consultor externo que apoya a Nestlé Internacional a ser transparente y realista con respecto a sus promesas. Con ese fin, la compañía acordó reducir a la mitad sus emisiones de CO2 para 2030 y ser cero netos para 2050.

La multinacional está utilizando objetivos basados en la ciencia que se alinean al acuerdo de París, que limitan los aumentos de temperatura a 1.5 grados centígrados para mediados de siglo desde los niveles preindustriales.

El desafío principal son las emisiones de alcance 3 o aquellas vinculadas a su cadena de suministro. “Dado que nuestras emisiones de Alcance 3 representan el 95 % de nuestra huella, estamos abordando más del 80 % de estas”, dice la hoja de ruta de la compañía para 2021. “A medida que mejoremos nuestra capacidad para identificar y medir las emisiones, y utilizar mejor los datos que han sido divulgados por nuestros proveedores y otros, nuestro monitoreo mejorará. También tenemos la intención de compartir nuestra metodología basada en la ciencia para calcular las emisiones de GEI para ayudar a impulsar nuevas fronteras en la transparencia de datos climáticos para la industria de alimentos y bebidas”.

El camino recorrido desde 2018

Nestlé está comprometida con las prácticas de agricultura regenerativa que mejoran la salud del suelo y preservan diversos ecosistemas. Ahora está trabajando con más de 500,000 agricultores y 150,000 proveedores para poner en práctica dichas promesas.

Además, su programa de plantar 20 millones de árboles cada año durante los próximos 10 años; también hace la transición a electricidad 100% renovable para 2025. A estas acciones se le suma que está comprando créditos de carbono, mecanismos financieros que pagan a las naciones con selva tropical para mantener sus árboles o plantar las semillas para construir nuevos. Es una estrategia rentable, una que algunos dicen que es más poderosa que cambiar a energía renovable. El truco, sin embargo, es asegurar que el dinero llegue a los países que lo necesitan.

La compañía de alimentos y bebidas ha iniciado la marcha para volverse totalmente renovable. Dice que está encaminado para lograr ese objetivo: asegurarse de que 800 sitios en 187 países sean totalmente ecológicos para 2025. También está cambiando su flota global de vehículos de aquellos que funcionan con combustibles fósiles a aquellos que son sostenibles.

La referencia de gases de efecto invernadero de 2018: 113 millones de toneladas, 92 de las cuales estaban bajo su control. Ahora esa cifra es 4 millones de toneladas menos.

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario