Precios de los alimentos aumentan en todo el mundo: Banco Mundial

359
0
Compartir:


Con los aumentos sin precedentes en los precios de los alimentos, se producirá una crisis mundial que empujará a más personas a la pobreza extrema, lo que amenaza con acabar con los avances en materia de desarrollo conseguidos con tanto esfuerzo, aseguró el Banco Mundial en un reciente reporte.

La guerra en Ucrania y la interrupción de la cadena de suministro siguen contribuyendo al alza de los precios de alimentos. El impacto residual de la desaceleración económica durante la pandemia de COVID-19 es otro importante factor que se ha sumado a esta situación.

La población más pobre de los países de ingresos bajos y medios ha sido la más afectada por el constante aumento en los precios de los alimentos. Ante esta situación, El Banco Mundial ha intentado asignar fondos para aliviar estas dificultades.

Situación actual

La inflación en los costos de los alimentos se observa en muchos países, con aumentos de precios desde 5% o más en los últimos meses. Entre los países de bajos ingresos, el 92.9% tiene una tasa de inflación elevada. Incluso, los países de altos ingresos con alta inflación, no se han salvado de un aumento considerablemente significativo de alrededor del 83.3% en los alimentos.

En comparación con los datos de enero de 2021, el precio del maíz y del trigo ha aumentado un 20%; el precio del arroz ha crecido un 6%, señaló el Banco Mundial.

En la edición de abril de Commodity Market Outlook del Banco Mundial, mencionan que la guerra en Ucrania está alterando los patrones de comercio, producción y consumo de productos básicos a nivel mundial. Esto ha dado lugar a un gran incremento en los precios de los alimentos. La institución bancaria pronostica que, tanto la inflación como la seguridad alimentaria son situaciones que se seguirán viendo afectados por lo menos hasta finales del 2024.

En un esfuerzo por aumentar la producción de alimentos y reducir los precios, algunos países han estado imponiendo cada vez más políticas relacionadas con el comercio. Hasta el 11 de agosto, al menos 23 países han aplicado 33 prohibiciones a la exportación de productos como el trigo y el aceite de palma, y al menos 7 han comenzado a aplicar medidas de restricción de las exportaciones, como las relativas a la soja y sus productos.

345 millones de personas están en riesgo alimentario grave derivado de las fuertes restricciones a una alimentación básica y estas circunstancias podrían empeorar en los próximos meses. Organizaciones como la FAO y el Programa Mundial de Alimentos, respectivamente, han advertido sobre este riesgo.

La reducción de la ingesta de calorías durante la pandemia de COVID-19 amenazó la salud de la población, que corría el riesgo de sufrir desnutrición. Uno de cada tres niños menores de tres años ya se ha visto afectado de por vida porque su cuerpo no pudo desarrollarse adecuadamente, afirma la organización.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario