La sostenibilidad en la industria de la moda

588
0
Compartir:


No es ningún secreto que la industria de la moda tiene un gran impacto en el medio ambiente. Desde el cultivo de algodón y otros tejidos, hasta el uso de tintes y productos químicos nocivos, la ropa que llevamos pasa factura a nuestro planeta. Pero cada vez hay más marcas de moda que se comprometen con prácticas sostenibles, ya sea utilizando materiales reciclados o invirtiendo en energías renovables.

La industria de la moda contribuye en gran medida a la contaminación y los residuos, pero no tiene por qué ser así. Hay muchas maneras de que esta industria sea más sostenible; desde el uso de materiales reciclados hasta la fabricación de forma más ecológica.

El uso de materiales reciclados ayuda a reducir la contaminación y los residuos, y también ayuda a conservar los recursos naturales.

Otra forma en que la industria de la moda puede ser más sostenible es fabricando de forma más respetuosa con el medio ambiente. Esto puede incluir el uso de menos agua y energía durante el proceso de fabricación, así como el uso de menos productos químicos tóxicos. Fabricar de forma más sostenible ayuda a reducir el impacto medioambiental de la industria de la moda, y también ayuda a crear productos más seguros tanto para los trabajadores como para los consumidores.

¿Cuáles son los materiales sostenibles?

Actualmente existen infinidad de materiales sostenibles que pueden utilizarse en la industria del vestido, como el bambú, el cáñamo, el algodón orgánico y el poliéster reciclado. El bambú es una hierba de rápido crecimiento que no necesita pesticidas ni fertilizantes para crecer, por lo que es una opción muy respetuosa con el medio ambiente.

El cáñamo es otro material sostenible similar al bambú en su crecimiento y producción. El algodón orgánico se cultiva sin utilizar productos químicos ni pesticidas, por lo que es una opción más sostenible que el algodón convencional. El poliéster reciclado se fabrica a partir de botellas de plástico recicladas y otros residuos postconsumo, por lo que es una forma estupenda de reducir el impacto medioambiental sin perder el estilo.

Tips para consumir de manera más sostenible

En los últimos años, con el auge de la moda rápida, cada vez se produce más ropa de forma rápida y barata, por lo general a costa del medio ambiente y de los trabajadores que la fabrican.

Sin embargo, ¡es posible ser un fashionista sostenible! Aquí tienes algunos consejos para que tus elecciones de moda sean más sostenibles:

1. Compra de segunda mano. Una de las mejores maneras de ser un comprador sostenible es comprar ropa de segunda mano. De este modo, das una nueva vida a prendas que, de otro modo, podrían acabar en un vertedero. Puedes encontrar grandes ofertas de segunda mano en tiendas de consignación, tiendas de segunda mano o incluso online.

2. Compra calidad en lugar de cantidad. Cuando compres ropa nueva, intenta centrarte en comprar menos piezas que duren más, en lugar de muchas prendas baratas que se deshagan tras unos pocos usos. A la larga, es mejor para tu cartera y para el medio ambiente.

3. Elige fibras naturales. Las fibras naturales como el algodón y el lino son más sostenibles que las fibras sintéticas como el poliéster o el nylon. Además, suelen ser más cómodas y transpirables, lo que supone una ventaja adicional.

4. Compra en marcas sostenibles. Cada vez existen más marcas de ropa que utilizan materiales ecológicos y prácticas de fabricación éticas. Investiga para encontrar marcas que se alineen con tus valores.

5. Alquila o toma prestada la ropa. Si no necesitas comprar algo nuevo, prueba alquilar o tomar prestada la ropa. Esta es una gran opción para las ocasiones especiales en las que necesitas algo más elegante que lo que sueles llevar.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario