Niña amante de la naturaleza encontró raro diente de un tiburón prehistórico, el megalodón

Compartir:


En la mañana de Navidad, una niña de 9 años, aspirante a paleontólogo, encontró el hallazgo de su vida: un diente de megalodón de 13 centímetros.

Molly, la niña de cuarto grado hizo el asombroso descubrimiento en la playa de Calvert. La afición de su padre por los fósiles inspiró a Molly a buscar dientes de tiburón en las playas de Maryland.

“Son geniales porque son antiguos”, dijo a CNN.

Como explica Alicia Sampson, la madre de Molly, a su hija le fascina la naturaleza desde hace mucho tiempo. “Le encanta buscar tesoros”, afirma.

Alicia Sampson dijo que el Parque Estatal Calvert Cliffs de Maryland es un lugar muy frecuentado para la búsqueda de fósiles.

Molly pidió a sus padres unas botas de agua fría por Navidad para buscar dientes de tiburón en la bahía de Chesapeake. Equipada con su nuevo equipo, salió a las 9.30 de la mañana en busca de los restos de un antiguo depredador.

“Vi algo grande en el agua que parecía un diente de tiburón”, dijo. “Nos llegaba hasta las rodillas”.

La mujer explicó que intentó agarrar el diente con una herramienta para cribar, pero era demasiado grande. “Me quedé muy emocionada y sorprendida cuando vi lo grande que era el diente”, dijo.

Al llevar su emocionante descubrimiento al Museo Marino Calvert, el conservador de paleontología Stephen Godfrey confirmó sus sospechas: se trataba efectivamente del diente de un megalodón, el tiburón gigante que vivió hace más de 23 millones de años.

Godfrey explicó a CNN que cada año sólo se descubren en Calvert Cliffs cinco o seis dientes de megalodón comparables al hallazgo de Molly. Dijo que algunas personas pueden pasar toda una vida buscando un diente del tamaño del de la niña.

“Es como un hallazgo único en la vida”.

Este megalodón en particular medía unos 15 metros de largo, según el tamaño de su diente.

Según Godfrey, en las aguas de Calvert Cliffs podían encontrarse ballenas y delfines hace millones de años, lo que proporcionaba abundantes presas a los megalodones. Los dientes de tiburón, formados por esmalte duro, son “con mucho, los fósiles de vertebrados más abundantes” porque los tiburones reemplazan sus dientes a lo largo de su vida.

A los humanos les fascinan los megalodones porque fueron el “depredador supremo de la Tierra” durante millones de años, explicó.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario