Retroceso en la lucha contra el trabajo infantil a nivel mundial y en México

215
0
Compartir:
Trabajo Infantil

Según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), uno de cada 10 niñas y niños en el mundo se encuentra en situación de trabajo infantil, una problemática que se ha visto agravada por los conflictos, las crisis y la pandemia del Covid-19. En México, esta cifra alcanza los 3.3 millones de niñas y niños, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2019.

Pedro Américo Furtado, director de la Oficina País de la OIT para México y Cuba, advierte sobre las consecuencias de tolerar el trabajo infantil: “Debemos estar conscientes de que tolerar el trabajo infantil no termina con la pobreza y la exclusión, por el contrario, aumenta las probabilidades de que las y los niños que se encuentran en esta situación no consigan ingresos decentes y un empleo estable cuando sean adultos”.

En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se conmemora el 12 de junio bajo el lema “Justicia social para todas las personas. ¡Poner fin al trabajo infantil!”, se hace un llamado urgente a retomar la lucha contra esta problemática que afecta a los menores.

Furtado enfatiza la necesidad de llevar la prevención y eliminación del trabajo infantil de la retórica a la realidad a través de políticas públicas, programas y acciones concretas que brinden a las niñas, niños y adolescentes la oportunidad de vivir plenamente su infancia y adolescencia.

Durante casi dos décadas, el mundo había logrado avances constantes en la prevención del trabajo infantil. Sin embargo, en los últimos años, los conflictos, las crisis y la pandemia del Covid-19 han sumido a más familias en la pobreza y han obligado a millones de niñas y niños a recurrir al trabajo infantil.

Las consecuencias de esta situación son graves, ya que el trabajo infantil compromete la asistencia y el rendimiento escolar de los menores, e incluso en casos extremos, los obliga a abandonar completamente sus estudios. Además, en un mundo laboral que demanda cada vez más mano de obra calificada, el trabajo temprano reduce las oportunidades de que las niñas y los niños tengan una trayectoria laboral futura con empleo decente.

Para abordar este desafío, la OIT, a través de su Oficina País para México y Cuba, ha emprendido el proyecto “AccioNNAr. Combatir el trabajo infantil y el trabajo forzoso”, que se implementa a nivel federal y en los estados de Chiapas, Quintana Roo y Yucatán. Los objetivos de este proyecto incluyen el uso de datos para desarrollar leyes, políticas y programas que prevengan y combatan el trabajo infantil, el trabajo forzoso y la trata de personas en México, así como promover la cooperación regional para prevenir y eliminar estos fenómenos en el contexto migratorio en la frontera sur del país.

Además, se colaborará con El Salvador, Guatemala, Honduras y Belice para proteger a niñas y niños migrantes en riesgo de trabajo infantil, trabajo forzoso y trata de personas, y fomentar el intercambio de datos sobre estos fenómenos. La lucha contra el trabajo infantil requiere de un compromiso conjunto de gobiernos, organizaciones internacionales, sociedad civil y actores relevantes, con el objetivo de garantizar que todos los niños y niñas tengan acceso a una educación de calidad y puedan disfrutar plenamente de su infancia, sin ser víctimas de explotación labora

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario