En este aniversario nuestros consejeros opinan sobre la ASG y la importancia de un medio como GANAR-GANAR

88
0
Compartir:


PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS Y CIUDADANOS EN EL MARCO ASG

Por JORGE AGUILAR VALENZUELA

Sin duda una de las tendencias más sobresalientes de los últimos años se relaciona con el despertar de la consciencia, convicción y el compromiso de ciudadanos y empresas con los temas ambientales, sociales y de gobernanza.

Hay falsas ideas de que son temas que solo competen a las grandes empresas y que no hay capacidad en las pequeñas y medianas de actuar en dicho marco.

Mi posición al respecto es que no es un tema de recursos económicos o tamaño de la organización o compromiso de los ciudadanos para actuar con esas directrices, los temas ambientales, sociales y de gobernanza dan espacio para que todas las empresas, independientemente de su tamaño y todos los ciudadanos independientemente de sus capacidades actuemos en esos tres ámbitos.

Es manifiesto para todos que ante fenómenos naturales la ciudadanía ha respondido siempre con prontitud y compromiso de ayudar a los demás, existen decenas de ambientalistas, ciudadanos comprometidos con el medio ambiente y defensa de los recursos naturales.

Hay millones de personas que realizan trabajos o acciones de voluntariado.Es quizá en el campo de la gobernanza donde pudieran ser menos evidentes las acciones de las pequeñas o medianas empresas, ante las grandes que buscan institucionalizarse, reforzar sus gobiernos corporativos, incorporar a consejeros independientes, etc.

Pero la acción de mejorar un proceso, establecer una política, buscar la eficiencia y eficacia en su hacer cotidiano, incorporar a un familiar y prepararlo para ampliar el negocio o asegurar su continuidad es también gobernanza.

La acción ciudadana de participar en sus comunidades, de ejercer su derecho al voto y contribuir a disminuir el abstencionismo, son acciones de gobernanza.

Considero que actuar bajo el paraguas de ASG debe ser un marco para ciudadanos, pequeñas y medianas empresas y sin duda las grandes corporaciones.

Todos tenemos en nuestra dimensión y posibilidades la oportunidad de contribuir a la construcción de una mejor sociedad y un mundo más justo.

UNA VISIÓN PROMETEDORA

Por MARTHA HUNTER SMITH

Hace 30 años, y antes de la llegada de los Informes Anuales de Sustentabilidad, el “UN Global Compact “y el “Global Reporting Initiative”, tuve una oportunidad que fue realmente un parteaguas en mi vida. A través de Manuel Arango y el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), conocí a Bill Dunn, CEO de Business for Social Responsibility (BSR) organización con su sede en San Francisco, California. BSR en ese momento era pionero en la promoción de la responsabilidad social empresarial, y ha mantenido ese liderazgo trabajando hasta la fecha con empresas a nivel mundial con el fin de facilitarles la integración de consideraciones sociales y ambientales como ejes prioritarios en sus modelos de negocios.

En 1995 tuve el honor de encabezar el primer comité de Responsabilidad Social Empresarial en el Cemefi, un programa de membresía el cual, para finales de 1996, se comprendía de 20 empresas importantes en México quienes confían en nosotros y a la vez estaban de acuerdo con estos conceptos. Esas 20 empresas se comprometieron a trabajar políticas y programas en los 4 pilares de RSE, mismos que promovía BSR y otras organizaciones líderes de estrategias de sustentabilidad en el mundo: medio ambiente, desarrollo de la comunidad, bienestar en el lugar del trabajo, y ética y transparencia.

En el nuevo milenio, la sustentabilidad estaba tomando fuerza, y el Cemefi en México fue reconocido por su papel de liderazgo en el hemisferio en su programa de membresía con las empresas y con el lanzamiento de su distintivo Empresa Socialmente Responsable (ESR). Hoy en día el Distintivo ESR acompaña y reconoce a más de 1000 empresas en temas de medio ambiente, desarrollo en el lugar del trabajo, desarrollo comunitario, y gobierno y transparencia. Debo reconocer la visión de Agustín Santamarina y de Jorge Villalobos en haber dado ese salto cuántico en la responsabilidad social empresarial para el Cemefi, para las empresas, y últimamente para la humanidad y el planeta.

Justo en ese momento nace GANAR-GANAR, el medio impreso (y posteriormente también digital) más importante de México y América Latina, fundado por tres jóvenes visionarios y comprometidos con la responsabilidad social y sostenibilidad como el mejor método que las empresas pueden generar y compartir valor. Hoy, 23 años después, y ahora más que nunca, siguen Klaus Gérman y Federico Morales dedicados a promover los principios de ESG por medio de GANAR-GANAR. Ha sido un honor y un gran aprendizaje para mi participar en el Consejo Editorial durante estos años, y agradezco la oportunidad que me han brindado para servir.

Sin duda los retos son enormes, pero ya el impulso por parte de los fondos de inversión, las bolsas de valores y los índices de valores más importantes del mundo, en combinación con la academia y los valiosos esfuerzos de comunicar e informar sobre estos principios, nos ofrecen mucha esperanza que el futuro para nuestros hijos y nietos en este planeta será promisorio.

¡2024, Y MÁS ALLÁ!

Por CARLOS LUDLOW S.

NOSOTROS… somos el medio de referencia más acertado y leído por los colaboradores de empresas, empresarios e intelectuales más prominentes de México y América Latina.(1)

Colaborar para este propósito me ha mantenido cerca de GANAR-GANAR desde hace más de 20 años, y en el consejo editorial desde hace unos 10 años, posición en la cual me siento muy honrado en participar.

Esta labor incluye la difusión de lo que pasa en la sociedad, en particular lo que hacen las empresas para apoyar los esfuerzos encaminados al bien.

Y, cada día más importante, también incluye señalar y ser críticos constructivos en lo que consideramos que debe mejorarse o en lo que no hay atención suficiente por parte de la sociedad y de las empresas. Hoy es imperativo incidir en elevar el nivel de conciencia de los impactos negativos que producen los hechos o las omisiones de los actores sociales en los grupos afectados y en el medio ambiente.

La Responsabilidad Social Empresarial es el “Hacer negocios basados en principios éticos y apegados a la ley. La empresa (no el empresario) tiene un rol ante la sociedad, ante el entorno en el cual opera. (1)

Nuestra permanente tarea es demostrar que, a través de hechos, reportajes, artículos de opinión, eventos, etc., “La RSE es el rol que le toca jugar a las empresas a favor del equilibrio entre el crecimiento económico, el bienestar social y el aprovechamiento de los recursos naturales y el medio ambiente”. (1)

¿Cuál es la peculiaridad, el carisma de GANAR-GANAR? Yo creo, y es nuestro foco principal, “Difundir lo que sí se hace”. Y vaya que hay material para estudiar, clarificar, estructurar, clasificar, difundir, etc. los resultados e impactos logrados por empresas, organizaciones de la sociedad civil, personas.

¿Y qué más? Pues detectar lo que se hace poco o no se hace: periodismo es, también, impulsar a la sociedad. Les invito a suscribirse en https://ganar-ganar.mx/suscribete/ y a estar en contacto para, juntos, ir haciendo de nuestro querido México, un país en el que todos podamos vivir dignamente.

Mucho por hacer.

RESPONSABILIDAD SOCIAL

Por LORETO GARCÍA MURIEL

La responsabilidad social ha sido una brújula fundamental durante toda mi vida. Desde muy niña me caracterizó una sensibilidad especial para detectar y empatizar con quienes sufren por algún motivo, con quienes se sienten excluidos, con quienes no tienen las mismas oportunidades, con quienes buscan una mejor calidad de vida.

En casa y en el colegio aprendí a buscar la manera de responder a las necesidades de los demás y desde siempre he soñado con un mundo más equitativo, en el que todos podamos vivir con dignidad y convivir con armonía.

Personal y profesionalmente he dedicado las acciones de mi vida a esa búsqueda que está impresa dentro de mí, tanto por genética como por vocación. Algunas veces he acertado con las estrategias implementadas, muchas otras, me he equivocado y no he conseguido los resultados soñados. Frecuentemente me falta la generosidad, la visión y las actitudes necesarias para responder suficientemente a los retos. Pero, aun así, constantemente me siento invitada a ofrecer lo que soy y lo que tengo para asumir la responsabilidad social, que considero como imperativo para cualquier persona que se sabe parte esencial de un engranaje comunitario, que requiere de la participación de cada uno de sus miembros.

Afortunadamente, durante mi trayecto de vida, me he encontrado con seres humanos que se vuelcan en impulsar el compromiso social, y he logrado integrarme en iniciativas que lo hacen de manera efectiva y expansiva.

Este es el caso de la Revista GANAR-GANAR, en donde tengo el privilegio de participar como parte de su consejo editorial. En este consejo me contagio de personas sensibles, creativas, dispuestas, emprendedoras y responsables que apuestan a la difusión del compromiso social, como medio para incentivarlo.

Klaus y Federico han tenido una visión ambiciosa desde hace 22 años, que consiste en promover la responsabilidad social empresarial, desde el ámbito editorial. Este proyecto ha desarrollado, ininterrumpidamente, la habilidad de detectar necesidades sociales y relacionarlas con aportaciones de alta calidad. De analizar estrategias valiosas y difundirlas como testimonio de lo que se puede alcanzar. De apreciar alternativas de impacto y reconocerlas públicamente. De convocar y relacionar a personas, empresas, organizaciones y comunidades, que de manera conjunta y a través de acciones sinérgicas, se aboquen a construir ese país que soñamos y que solo con el esfuerzo de todos, puede hacerse realidad.

Felicidades por el trayecto, por los logros, por las posibilidades y por los alcances de la Revista GANAR-GANAR. Considero un honor poder participar con ustedes. Y me llena de esperanza pensar en su presente y en su futuro que, con base al esfuerzo y los logros del pasado, se esboza promisorio.

Por los siguientes 22 años, y los próximas 126 números, todo mi reconocimiento y gratitud.

GANAR-GANAR: Referente de la responsabilidad social, la sostenibilidad

y la gobernanza en el mundo empresarial

Por JORGE V. VILLALOBOS G.

Desde el Cemefi, Centro Mexicano para la Filantropía, tuve el honor de impulsar el Distintivo ESR, de Empresa Socialmente Responsable. En el año 2001 fueron 17 las primeras empresas que alcanzaron este reconocimiento y en el último año son ya más de dos mil las empresas en México comprometidas públicamente a guiar su gestión de negocios, con esta nueva visión empresarial, además de empresas de Perú y Ecuador que también lo siguen.

Contrario a los postulados tradicionales de que el fin de la empresa es generar utilidades, esta nueva visión, sin desconocer la importancia que tienen las utilidades, entiende a la empresa, como una creación humana que busca mejorar las condiciones de vida de todos, generando satisfactores, gracias al estímulo de la utilidad.

Son tres los principios generales que guían esta nueva visión de hacer negocios:

1.- Entender que la persona humana está en el centro de las operaciones de la empresa y que como seres humanos todas las personas gozan de idéntica dignidad;

2.- El cumplimiento irrestricto de la legalidad y,

3.- La generación de valor compartido a quienes integran la empresa.

Estos tres principios generales se desagregan en indicadores clasificados en diferentes ámbitos, contra los que se mide la empresa anualmente. De esta manera se logra que, adicional a las obligaciones de ley, voluntariamente los empresarios impulsen procesos de mejora continua tanto en sus empresas como en el entorno empresarial.

Luego de mas de veinte años, este proceso de Distinguir anualmente a las empresas comprometidas con esta visión, ha permitido avances muy relevantes en la cultura del respeto a los demás y al medio ambiente, a la legalidad y sobre todo a la actuación ética de los grupos vinculados a estas empresas.

Como parte del Consejo editorial de Ganar-Ganar, me da mucho gusto constatar y reconocer que esta revista ha sido un vehículo muy relevante para promover esta visión y dar a conocer las prácticas innovadoras de las empresas y los avances conceptuales de esta visión. 

La revista Ganar-Ganar nació en marzo de 2003, dos años después de la primera entrega del Distintivo ESR. Sus fundadores, Klaus Gérman y Federico Morales, entendieron la trascendencia de este movimiento y se sumaron al proceso y al programa de responsabilidad social del Cemefi para iniciar un apasionante trabajo para promover y reportar los avances en esta nueva cultura, que la calificaron, atinadamente, como un Ganar-Ganar para todos: para la empresa y para la sociedad.

Hoy en día luego de veinte años de trabajo sin duda que la revista Ganar-Ganar es un referente de la responsabilidad social, la sostenibilidad y la gobernanza en el mundo empresarial.

Muchas felicidades a todos los que han acompañado este proceso.

De Responsabilidad Social a ASG

Por CLAUDIA HERRERAMORO JUAN

Desde siempre he sido consciente de la desigualdad del mundo. De muy niña me preguntaba por qué yo tenía casa, comida, familia, escuela, mientras que veía a niños de la calle durmiendo en las banquetas, sin comida, ni baño y poco acceso a la educación. Conforme fui creciendo valoré aún más el privilegio de tener una buena educación y por lo tanto acceso a muchas cosas materiales, así como de relaciones, afectos y experiencias. Y finalmente me di cuenta de que estos privilegios de los que gozaba conllevaban una obligación: una obligación de apoyar, educar y compartir con los menos afortunados.

Mi servicio social fue dando clases de matemáticas a niños de primaria en un pequeño pueblo del Edo. de México, y aquellas clases me llevaron a involucrarme cada vez con la comunidad. Iniciando mi vida laboral era supervisora de 30 técnicos de planta y además de ser su jefa me enorgullecía apoyar a sus familias, a sus hijos y compartir parte de mis conocimientos y apoyos materiales con ellos. Conforme fui avanzando en mi vida profesional continué participando activamente en las actividades de Responsabilidad Social organizadas por la compañía en la que trabajaba y finalmente hice un movimiento de carrera como Directora de Asuntos Corporativos y Relaciones Externas, teniendo la Gerencia de Responsabilidad Social a mi cargo.

Fue entonces cuando comenzó el verdadero reto y aprendizaje. Empecé desde entender cómo en el mundo corporativo se había iniciado la responsabilidad social haciendo actividades puramente filantrópicas para ayudar a los menos favorecidos, a tener una Responsabilidad Social para y con las comunidades en las que se opera y se hace negocio, hasta ser un verdadero “Ciudadano Corporativo” con responsabilidades y obligaciones de mejorar la vida de las comunidades en todos los sentidos, hacer comunidades Sustentables en las cuales se crea un verdadero valor.

Soy una ferviente creyente del dicho: “No basta con dar el pescado, hay que enseñar a pescar”. A través de los años y de los muchos proyectos en los que he tenido la fortuna de estar involucrada tanto en el mundo corporativo como en ONG’s, he confirmado que la primera infancia es una etapa crítica para el desarrollo de los niños y que una buena educación es la clave para el progreso de las personas.

Y “para enseñar a pescar” hay muchos actores dentro de la sociedad que hacen esto posible: personas, empresas, ONG’s, etc. Tener una buena coordinación entre todos es fundamental para identificar adecuadamente las necesidades de las comunidades y así lograr proyectos de impacto con resultados tangibles.

La Revista GANAR-GANAR, ha logrado difundir y promover la Responsabilidad Social a través del mundo empresarial. Mediante la revista se han dado a conocer casos de éxito, así como la vinculación de necesidades sociales del país con el empresariado que quiere transformar y hacer una diferencia social y sustentable. De hecho, la revista ha ido evolucionando durante sus 22 años de existencia de tener un enfoque solo en la responsabilidad social a tenerlo ahora en todo el ámbito Ambiental, Social y de Gobernanza.

DIFUSIÓN DE BUENAS PRÁCTICAS

Por ROSA MA. BARREIRO

La revista GANAR-GANAR ha sido un medio de difusión de buenas prácticas y casos de éxito siendo, además, una fuente de inspiración, en la cual a hombres y mujeres nos entusiasman con su ejemplo de cómo hacer la responsabilidad social. Hace 22 años la revista se sustentaba en temas desconocidos y nos guiaban para insertar la responsabilidad social en nuestras empresas. El tema ya no solo es parte de los presupuestos empresariales es tambien una filosofía de dirección empresarial. La evolución de la revista a temas de ecología y gobernanza pone a la revista en medio de la necesidad global de hacer este mundo sustentable.

Es un gran honor pertenecer al consejo editorial para estar a tono con lo que el entorno mexicano e internacional necesita. Es de utilidad para formar la conciencia laboral en donde todos necesitamos de todos; el cuidado al medio ambiente; y la gestión ordenada de rendición de cuentas. Todo eso, nos pone en sintonía con la respuesta a la pregunta, ¿qué hacer para que mi empresa dure y perdure?

La diversidad de artículos y opiniones que hace la revista nos permite tener una vista panorámica de lo que ocurre y podría ocurrir. La revista tambien se aventura en prever las grandes tendencias que regirán a las empresas.

Por último, agrego que el esfuerzo de reconocer y premiar anualmente a los participantes en la revista es una manera congruente de devolver a quienes se han esforzado y han conseguido ser los mejores en su aportación. Felicidades por haber sido el primer medio de difusión en este tema relevante y continuar siendo la única revista que aborda el tema central de la responsabilidad social desde diversas perspectivas, así mismo agradezco al Cemefi el apoyo que siempre ha dado a la revista.

EDICIÓN DE ANIVERSARIO

Por FRANCISCO SUÁREZ HERNÁNDEZ

He tenido el gusto y honor de colaborar de diferentes maneras con el equipo y familia GANAR-GANAR, ya por más de 12 años, donde he vivido de primera mano el impacto multiplicador que tiene el trabajo serio y profesional de la revista que siempre ha tenido el enfoque sostenible de generar valor económico, social y ambiental de manera simultánea.

Un pilar básico de la sostenibilidad es justo comunicar las grandes historias, proyectos e iniciativas que tenemos en México y en el planeta, justo uno de los objetivos clave de GANAR-GANAR, por esta razón me es muy grato felicitar como Consejero Editorial y colaborador columnista de “Acciones Sostenibles”, por la gran labor por 22 años del equipo GANAR-GANAR y:

¡Vamos por otros 22 años más de mentalidad ganar-ganar!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario