El único futuro posible. La economía verde - Revista Ganar-Ganar
Home#92El único futuro posible. La economía verde

El único futuro posible. La economía verde

El único futuro posible. La economía verde
Paola Palma

América Latina y el Caribe presenta un crecimiento económico importante a expensas de sus recursos naturales; la sobreexplotación pesquera afecta 70% de los arrecifes del Caribe; 17% de las nuevas áreas de cultivo y 57% de nuevos pastizales se establecieron en zonas boscosas. Entre el año 2001 y el 2013, 1,680 km2 de bosques se perdieron en América del Sur por la actividad minera; 70% de la deforestación de la región es consecuencia de la agricultura comercial.

Asimismo, la región muestra patrones en pérdida de biodiversidad, por el incremento en el cambio en el uso del suelo, contaminación, cambio climático, sobreexplotación, turismo no sostenible y especies exóticas invasoras.

Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente 2017

Si la sociedad no cambia sus actuales patrones de producción y consumo, nuestro planeta tiene un futuro sombrío, así lo advierten expertos mundiales en biodiversidad. En este momento, se están perdiendo plantas, animales y agua limpia a una velocidad drástica, propiciando cambios severos en el equilibrio ecológico mundial y creando una amenaza a largo plazo: los humanos necesitan más alimentos, más agua limpia, más energía y más tierra. Hasta ahora, la forma de resolver estos problemas ha sido la depredación ambiental.

La ONU señala que, tan sólo en América Latina, la atención de las demandas de una población creciente (70 millones de nuevos habitantes urbanos en la última década) bajo los actuales patrones de producción y consumo, es insostenible.1

Economía verde: La única solución posible

La Economía Verde, en su forma más básica, es aquélla que se desempeña con bajas emisiones de carbono, utiliza los recursos naturales de forma eficiente y es socialmente incluyente.2 Este concepto involucra de manera intrínseca, una visión sistémica del desarrollo donde las actividades económicas están estrechamente vinculadas a la sustentabilidad ambiental y al bienestar social.

Este modelo de Economía Verde tiene gran importancia ante los contundentes cambios en el clima del planeta y en la depredación de ecosistemas fundamentales para el equilibrio ecológico.

Sin embargo, es importante preguntarse cómo generar un “crecimiento verde” que preserve nuestro patrimonio natural y, al mismo tiempo, genere riqueza, condiciones de competitividad, fomente el desarrollo de la sociedad y, al mismo tiempo, asegure ganancias que estimulen la inversión y la innovación.

Ganancias verdes

Si interpretamos el crecimiento verde como una transformación de los patrones de producción y consumo, a través de un uso eficiente de los recursos naturales, queda claro que la obtención de ganancias verdes es una consecuencia intrínseca de este proceso.

Reducir las emisiones contaminantes y los impactos ecológicos de las actividades productivas a través de industrias limpias y la consideración de huellas ecológicas genera ganancias. Las ganancias pueden ser económicas: producir con métodos más eficientes a través de la innovación, reciclar materiales, innovar empaques y establecer relaciones con consumidores que permitan reducir desechos son maneras de incrementar beneficios monetarios.

Al mismo tiempo, estas actividades generan beneficios no monetarios: el impacto de una empresa limpia y de sus consumidores no se restringe únicamente a ellos, operar de manera responsable con el medio ambiente genera beneficios para toda la sociedad.

De este modo, tenemos ganancias verdes provenientes de la producción y el consumo sustentables y beneficios verdes que la sociedad obtiene en su conjunto por el desempeño ecológicamente responsable de empresas e individuos.

La tecnología y la innovación verde

El cambio tecnológico es la base del crecimiento de las sociedades modernas. Gracias a este fenómeno, las empresas pueden innovar sus procesos y crear maneras novedosas de generar beneficios de manera ecológica.

La innovación verde busca generar tecnologías que permitan mejorar las formas de producción mediante métodos sustentables. Los biocombustibles, la creación de plásticos biodegradables, la generación de energía eléctrica mediante fuentes renovables, eliminación de sustancias dañinas para la capa de ozono y el manejo de químicos, son ejemplos de estas innovaciones.

El reto es lograr que estas tecnologías sean usadas a una escala global puesto que, hoy en día, su uso intensivo aún se concentra en los países más desarrollados.

Actualmente, 75% de las emisiones de CO2 provienen de países en desarrollo donde resulta demasiado costosa la incorporación de tecnologías limpias.

En este proceso de transformación productiva mediante innovación verde, la participación de las empresas es clave. También, se requiere el involucramiento de gobiernos, sociedad e instituciones académicas. Con buenas regulaciones que castiguen el daño ambiental, combinadas con un responsable sector privado que está a favor de tecnologías limpias y una sociedad a favor del consumo responsable, es posible tener un medio ambiente más sano, más limpio y preservado para las generaciones futuras.

El futuro económico es verde

En la actualidad, todos los países requieren que sus procesos de crecimiento económico sean resilientes a riesgos diversos. Debido al proceso de cambio climático que ya vivimos, la ocurrencia de fenómenos naturales con efectos nocivos sobre el desempeño económico de los países es un riesgo creciente.3

Por ello, es indispensable repensar el modelo actual de producción y consumo y orientarlo bajo criterios de protección, conservación y aprovechamiento sustentable de los recursos naturales.

El desarrollo de investigaciones que aporten datos para estimar los costos futuros del cambio climático, la contaminación del ambiente o el agotamiento de los recursos naturales provocados por la actividad económica, así como la valoración monetaria de nuestro capital natural, el desarrollo de propuestas para tener Ciudades Sustentables y la creación de índices e indicadores para medir los avances de la política ambiental, resultan imprescindibles para alcanzar una economía verde.4

Lograr un crecimiento económico sustentable a nivel global, es una situación ganar-ganar: economías que crecen y mejoran la vida de sus poblaciones sin depredar hasta el agotamiento los recursos naturales, garantizan un futuro de mayor bienestar para la sociedad.

 

1 Reunión Intersesional de Alto Nivel del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe, Tercera Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente 2017.
2 Definición de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
3 Con información de blueandgreentomorrow.com.
4 Instituto Nacional de Ecología y C 42 ambio Climático.
COMPARTE:
Mercado Libre entre
Viviendo nuestro pro