Modelo de negocio sustentable Petstar: haciendo sustentable el envase de pet - Revista Ganar-Ganar
Home#92Modelo de negocio sustentable Petstar: haciendo sustentable el envase de pet

Modelo de negocio sustentable Petstar: haciendo sustentable el envase de pet

Modelo de negocio sustentable Petstar: haciendo sustentable el envase de pet

Las crisis traen oportunidades. Fue así como la problemática de la contaminación por Residuos Sólidos Urbanos (RSU), en este caso PET, se convirtió en una oportunidad para la industria del reciclaje y empresas refresqueras comprometidas con establecer metas de recolección, aprovechamiento y reciclaje de los envases.

Fue entonces cuando nació la Planta de Reciclado de PET Grado Alimenticio más grande del mundo, PetStar, ubicada en Toluca, Estado de México, la cual surgió gracias a la unión de esfuerzos de Arca Continental, Coca-Cola de México, Bepensa Bebidas, Corporación del Fuerte, Corporación Rica, Grupo Embotellador Nayar y Embotelladora de Colima. Actualmente es pionera en reciclaje a nivel mundial, teniendo la capacidad de reciclar 3,100 millones de botellas, lo que equivale a llenar 2.4 veces el Estadio Azteca.

Capitalizado al 100% en México, PetStar cuenta con ocho Plantas ubicadas estratégicamente a lo largo de la República Mexicana, convirtiéndola en una de las entidades más competitivas en el ramo al considerar en su proceso desde la recolección de la botella, hasta su incorporación en envases nuevos con contenido reciclado, alineado a su Modelo de Negocio Sustentable que parte de una Economía Circular “Botella a botella” generando valor social, ambiental y económico.

Reciclaje y Sustentabilidad

Al hablar de reciclaje, se puede decir que es la acción de transformar materiales recuperados de residuos postindustriales, postcomerciales y postconsumo nuevamente en materias primas. En 2016, México se convirtió en el país líder en América Latina en acopio y reciclaje de PET, al recuperar el 57% del consumo nacional, un porcentaje igual a la Unión Europea, y reciclar el 56.3% de esos envases dentro del país. De la parte que se queda en México, PetStar acopia cerca del 20%, lo que equivale a 80,000 toneladas, de las cuales produce 50,000 toneladas de resina de PET reciclado grado alimenticio, que utilizan sus accionistas para la fabricación de nuevos envases.

Los beneficios al reciclar los envases de PET son múltiples, ahorra grandes cantidades de recursos naturales no renovables, como el petróleo, gas natural, minerales, materias primas con las que se producen los plásticos, e incluso árboles, ahorra energía, evita emisiones de CO2 y la contaminación en mares y océanos.

Es por esto por lo que PetStar también comparte la visión 2030 de la Compañía Coca-Cola para lograr “Un Mundo Sin Residuos” que forma parte de un plan global llamado World Without Waste, elaborando empaques con una mayor cantidad de materiales reciclados, que integren recursos de fuentes renovables en su manufactura y que eficienten su proceso de fabricación y reciclaje.

PetStar, dejando una huella social, ambiental y económica

La dimensión del trabajo de PetStar, no sólo deja una huella a favor del medio ambiente al retirar los envases del entorno, sino que en el proceso para reconvertir envases en resina de PET Grado Alimenticio redujo a partir del 2016, el 87% de gases de efecto invernadero lo que equivale a que dejen de circular todos los autos de la Ciudad de México por casi dos días gracias a la implementación de un proyecto de cogeneración y el uso de energía eólica.

En cuanto a lo social, PetStar atiende alrededor de 1,200 puntos de recolección a lo largo del país, por lo que ha diseñado el Modelo de Acopio Inclusivo PetStar (MAIP), que propicia la movilidad social y promueve el reconocimiento y la dignificación de la pepena a través de iniciativas de inclusión.

En este esquema de Sustentabilidad, avanza para mejorar las condiciones de vida de las niñas y niños hijos de pepenadores y recuperadores de PET rechazando la explotación de la infancia trabajadora en la recuperación de los envases de PET y respetando y promoviendo los Derechos del Niño. Para cumplir este objetivo desarrolló en conjunto con el Centro de Desarrollo Infantil Comunitario (CEDIC), ubicado en Chimalhuacán, Estado de México, en el que se atienden a 250 hijos de recuperadores de PET y pepenadores, brindándoles servicios de educación, atención médica, nutrición y desarrollo de competencias, un caso que se replica en Guadalajara a través de Mayama A.C., atendiendo a 240 niños de ambos sexos.

Además, contribuye a un acopio con causa, pues en el 2016, generó una alianza con la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC), sumándose a la campaña “Reciclando y Ayudando” que consiste en recolectar los envases de PET para obtener un ingreso económico y de esta manera, que AMANC continúe brindando acompañamiento a los pequeños con cáncer.

Congruente con su Filosofía de Sustentabilidad, trabaja en conjunto con el Grupo Ecológico Sierra Gorda contribuyendo a la preservación de la Biósfera Sierra Gorda ubicada en Jalpan de Serra a través de la recolección de los envases de PET.

Compromiso de todos

La correcta disposición de los residuos depende de una responsabilidad compartida entre autoridades, empresas y sociedad civil. El reciclaje es una de las claves para transformar los patrones de producción y consumo en cualquier país, contribuyendo a que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sean alcanzados. La solución al problema de contaminación está en las manos de todos, por lo que cada vez que tengas un envase de PET, recuerdes hacer los cuatro pasos para su correcta disposición Vacía-Aplasta-Cierra-Deposita y recuerdes que con esta acción seguramente el envase llegará a empresas responsables en el manejo de residuos como PetStar.

COMPARTE:
La AMAP apuesta por