23 millones de personas trabajaron desde casa durante la pandemia en Latinoamérica

Compartir:
Homeoffice

 

Ante las medidas de encierro para evitar la propagación de contagios durante la pandemia de COVID-19, en todo el mundo se adoptó el modelo de teletrabajo para que algunos profesionales  puedan continuar con sus actividades laborales.

 

Este modelo pudo mitigar la pérdida de empleo, caída de ingresos y cierre de algunas empresas.

 

En este sentido, la Organización Internacional del Trabajo reveló que, en Latinoamérica, durante el segundo trimestre de 2020, el punto más álgido de la crisis, 23 millones de personas trabajaron desde sus hogares.

 

Es decir, entre 20% y 30% de los asalariados activos de la región trabajaron desde casa. Antes de la crisis, la cifra era inferior a 3%.

 

La crisis causó una aceleración de tendencias en los mercados laborales, lo cual deja la sensación de que, junto a la situación dramática de la pérdida de empleo, el futuro del trabajo se estuviera manifestando antes de lo esperado”, señaló el director de la Organización para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro.

“El teletrabajo ayudó a amortiguar los impactos negativos de la crisis en los mercados de trabajo contribuyendo a la preservación de millones de empleos. Tras la recuperación seguramente seguirá siendo una opción y generando nuevas oportunidades, aunque está claro que aún está pendiente responder a desafíos tanto para los trabajadores como para las empresas que debieron implementarlo rápidamente”, añadió.

El análisis enfatiza que aún no se puede sacar conclusiones sobre el alcance total del teletrabajo, pues la pandemia aún está presente.

El teletrabajo ya era una práctica conocida antes de la pandemia, sin embargo, ahora es un estándar, siendo una modalidad considerada común.

“Sin embargo, no todos los trabajadores pudieron hacer uso de esta modalidad. Fueron principalmente las personas asalariadas formales, con alto nivel educativo, con relaciones de empleo estables, en ocupaciones profesionales, gerenciales y administrativas, y por supuesto con acceso a las tecnologías necesarias para llevar a cabo sus tareas, quienes registraron los mayores aumentos del teletrabajo”, señaló Roxana Maurizio, especialista regional en economía laboral y autora del informe “Desafíos y oportunidades del teletrabajo en América Latina y el Caribe”.

 

Maurizio, en su informe, apunta algunos desafíos a considerar en el ámbito del teletrabajo.

  • Principio de voluntariedad y acuerdo entre las partes
  • Organización y tiempo de trabajo
  • Seguridad y salud en el trabajo
  • Equipamiento y elementos de trabajo
  • Protección del derecho de privacidad de los trabajadores
  • Dimensión de género y teletrabajo
  • El papel de los actores sociales
  • Relación laboral y cumplimiento de la legislación

 

 

El informe añade: “Sin controles adecuados, el trabajo desde el domicilio podría derivar en relaciones laborales que no reconozcan la dependencia y, por lo tanto, en aumentos del trabajo independiente o en relaciones laborales encubiertas”.

 

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario