Plástico reciclado como material de impresión 3D para la industria electrónica y automotriz

1120
0
Compartir:
Plástico

La introducción de nuevas tecnologías supone un avance y una mejora en las actividades productivas del día a día, sin embargo, su consumo cotidiano y fabricación pueden repercutir considerablemente en los impactos medioambientales. Según el informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (2019), se espera que la temperatura global alcance o supere los 1.5 °C o más de calentamiento en los próximos 20 años[i].

 

Afortunadamente, gracias a la innovación, hoy las grandes compañías tienen la oportunidad de optar por modelos de manufactura y consumo que les permiten reutilizar y reciclar materias primas o productos existentes todas las veces que sea posible para aprovechar los recursos existentes.

 

Es el caso de Polymaker™, líder en la producción de materiales para la impresión 3D, que de la mano con Covestro, uno de los principales productores de polímeros a nivel mundial, hicieron posible el desarrollo de un filamento de policarbonato (PCS) que se usa para la impresión 3D, a partir de plástico reciclado para su uso en la industria electrónica, automotriz y otros sectores.

 

El filamento es especialmente oportuno para empresas que quieran hacer más sustentable su cadena de suministro, sobre todo en combinación con la tecnología de impresión 3D para la producción a escala industrial. Dicha vanguardia hecha a base de materias primas recicladas, comparada con el material virgen, tiene un menor impacto en las emisiones de carbono, además, se trata de un producto más duradero que cumple con los requisitos de calidad de la industria.

 

El hecho de que los residuos proceden de una única fuente es una ventaja, ya que no es necesario clasificarlos ni identificarlos previamente, es así como Covestro colabora para construir una economía circular en las cadenas de valor en colaboración con sus socios de negocio.

 

Las pruebas han demostrado que el innovador filamento de policarbonato es extremadamente fácil de procesar. Los resultados muestran buenos valores de resistencia a la tracción; de elasticidad y flexibilidad ligeramente superiores a los del policarbonato estándar, lo que significa que puede evitar que se deformen las piezas impresas, y tener mayor éxito en modelos complejos y de mayor tamaño.

 

Acerca de Covestro:

 

Con una facturación de 10,700 millones de euros en 2020, Covestro se sitúa entre las principales empresas de polímeros del mundo. Su actividad empresarial se concentra en la fabricación de polímeros de alto rendimiento y en el desarrollo de soluciones innovadoras y sustentables para productos pertenecientes a muchos ámbitos de la vida diaria. De esta manera, Covestro se compromete plenamente con la economía circular. Los principales segmentos a los que atiende la empresa son la industria automotriz, la de procesamiento de madera y fabricación de muebles, el sector de la construcción y el ramo de la electricidad y la electrónica, seguidos del ámbito del deporte y el tiempo libre, la industria de productos cosméticos, el ramo de la salud y la misma industria química. Covestro fabrica sus productos en 33 centros repartidos por todo el mundo y a finales de 2020 contaba con aproximadamente 16,500 personas (equivalentes a tiempo completo).

 

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario