Retos digitales para una verdadera igualdad social

170
0
Compartir:


Por GANAR-GANAR

¿Podrán empresas y sociedades evitar una catástrofe tecnológica?

El pasado 4 de octubre del 2021 los servidores que sustentan Facebook, WhatsApp e Instagram sufrieron una caída provocada por un error humano, demostrando cómo la tecnología es indispensable para el funcionamiento del mundo moderno. Me pregunto ¿puede evitarse un colapso tecnológico a futuro?

Se identifican cuatro peligros importantes que podrían desembocar en dicho colapso:

1.- Fenómenos naturales

2.- Vulneraciones de ciberseguridad

3.- Censura y sobrevigilancia en internet

4.- Eventos espaciales

 

Cambio climático y desconexión

Hace 15 años un sismo sacudió a la isla de Taiwán, además de las tristes pérdidas humanas, las comunicaciones de esa región asiática sufrieron días caóticos ocasionados por la ruptura de seis cables submarinos que conectaban esa región con el exterior. La contingencia superó las capacidades de empresas de telecomunicación como China Mobile y China Telecom siendo imposible garantizar la conectividad para toda la población. Las tormentas de alto impacto dañan infraestructuras que brindan servicios de este tipo, sobre todo en áreas semiurbanas.

Internet es también un factor en el cambio climático. Según “The shift Project” los videos vistos en internet generan un 1 % de la emisión global de CO2. Cuando a esto sumamos las horas de uso de internet en términos generales resulta que el 4 % de los gases de efecto invernadero son provocados por esta tecnología.

En EE. UU. el aumento en el nivel del mar hará que en los próximos quince años 5,818 kilómetros de cables de fibra óptica estén sumergidos, con 1,101 terminaciones de red rodeadas de agua.1 Esto implica un reto para las empresas, el cual se traducirá en un servicio de internet más caro.

 

De troyanos y espartanos

El primer virus troyano fue desarrollado por John Walker en 1975 y no fue creado con una intención maliciosa, pero fue el inicio de un grave problema para la seguridad mundial.

El ransomware, un programa malicioso que pasó de generar un ataque a alguna organización cada 2 minutos en el año 2016 a hacerlo cada 40 segundos en el año 2020 generó uno de los “secuestros” de información más graves para una empresa -la empresa Kayesa- en donde los agresores solicitaron 70 millones de dólares por la liberación de la información. Pero no es el peor caso registrado, lo fue WannaCry en el año 2017 donde servidores de toda Europa se vieron afectados con miles de usuarios incapaces de entrar a internet y millones de archivos encriptados de forma remota, el coste por esta agresión fue de cerca de 4000 millones de dólares.

 

“Uno de nuestros mayores problemas con la red en estos días es que las personas la dan como un hecho automático. No entienden el grado de penetración que le hemos dado en casi todos los aspectos de nuestras vidas”

William Dutton, Investigador de la universidad del Estado de Michigan

 

Sonríe, te estamos grabando y censurando

Las redes sociales han servido para todo menos para ser sociables, tanto es así que los gobiernos del mundo hablan de la necesidad de legislar el internet, desgraciadamente por experiencia sabemos que regularmente los gobiernos tienden a llevar una agenda paralela al discurso de libertad o legalidad que claman tener.

La organización no gubernamental Freedom House ubica a México como un país parcialmente libre en cuanto a libertad de expresión en medios digitales se refiere. El país no presenta restricciones para el incremento de la conectividad con un ecosistema digital en aumento, pero las recientes reformas legislativas y el ataque por parte del gobierno hacia las voces críticas promueve un ambiente de auto censura en la sociedad mexicana y de eliminación con fines políticos de contenidos de la red. La violencia mediática es elevada para la práctica del periodismo y se ha denunciado una escasa capacidad por parte del gobierno para reaccionar ante la violencia de género en medios digitales.

 

Somos pequeños en el universo

Una llamarada solar puede interrumpir el funcionamiento de nuestros satélites de comunicación, debido a la eyección de masa coronal o CME, estas eyecciones liberan gran cantidad de materia y radiación electromagnética en el espacio.

Algunos de los efectos que la tecnología sufriría por la llegada de una CME a la Tierra2 son:

1- Inutilizaría la electrónica de los satélites geosíncronos de gran altitud.

2- Estos eventos solares calientan la atmósfera superior y el entorno espacial cercano a la Tierra expandiendo la atmósfera exterior, los satélites de órbita terrestre baja (LEOS) se vuelven vulnerables a una fuerza de arrastre de la atmósfera expandida pudiendo caer a la tierra. Sin satélites, habría crisis tecnológica y la economía global colapsaría.

3- Los electrones de CME fluirán en la atmósfera superior por las líneas del campo magnético de la Tierra, generando una corriente inducida geomagnética (GIC) que dañará los componentes eléctricos como transformadores y generadores eléctricos, provocando un apagón que puede durar meses.

En el mundo moderno estamos poniendo nuestra fe y sustento en la tecnología, pero no tenemos un plan B ante la posibilidad de perderla o de verla transformada en un instrumento de represión a futuro. Cualquier opinión o idea que ayude a prevenir esto debería ser escuchada como parte de la responsabilidad social de las empresas y sociedades.

1 Traducido del estudio original “Climate Change Risk to Internet Infraestructure”, descargable en su idioma original en: https://ix.cs.uoregon.edu/~ram/papers/ANRW-2018.pdf

www.gobetech.com/28802/cuales-serian-los-efectos-de-una-llamarada-solar-masiva-que-golpea-la-tierra.html

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario