Nuevos escenarios, nuevas energías, nuevas realidades

336
0
Compartir:


Por GANAR-GANAR

Nunca la humanidad enfrentó un desafío semejante en cuanto a las perspectivas sobre la energía y el planeta. Puede resumirse en seis palabras: “más energía, menos dióxido de carbono”. Royal Dutch Shell.

El mundo ya no puede evitar tres verdades duras acerca del suministro y la demanda de energía:

  1. Un cambio cualitativo en el uso de la energía;
  2. La necesidad de atender una demanda de energía cada vez mayor; y,
  3. El aumento de las tensiones ambientales

Cuando los tres motores más potentes de nuestro mundo energético actual: demanda, suministro y efectos sobre el medioambiente se configuran para experimentar un cambio significativo es cuando nos enfrentamos a una era de transiciones revolucionarias y turbulencias considerables. Y mientras, los precios y la tecnología regirán algunas de estas transiciones, las decisiones políticas y sociales serán críticas.

Por eso en Shell, se han creado nuevos escenarios que describen  futuros plausibles, en los que fuentes de energías renovables como la solar y la eólica podrían suministrar hasta un 40 % de energía al planeta para el 2060.

 Reducir las emisiones de CO2  a través de la electrificación desencadena un fuerte crecimiento en el sector energético y fortalece el rol de las energías renovables. Alrededor del año 2050, más del 60 % de la electricidad será generada por fuentes que no son hidrocarburos. La captura y almacenamiento de carbono pueden realizar un aporte adicional muy importante en la reducción de emisiones, pero no es una solución milagrosa.

A medida que evolucione el sistema energético, los hidrocarburos seguirán desempeñando una función vital en las próximas décadas proporcionando la energía necesaria para el transporte, especialmente para la aviación y para fabricar productos cotidianos, desde plásticos hasta acero.

¿Sabías que hoy en día, el gas natural no solamente es el hidrocarburo más limpio al quemarse, sino que constituye más de la mitad de la producción en Shell?

La compañía mundial apuesta a que este hidrocarburo será fundamental para desarrollar un futuro sostenible para la energía, especialmente en la generación de electricidad, donde se genera aproximadamente la mitad del CO2 y tan solo una décima parte de los contaminantes del aire que se generan por  el uso de carbón.

Dada la tasa de crecimiento de la población mundial con un mayor nivel de vida esperado, el mundo necesitará mucha más energía para abastecer a los hogares y los medios de transporte. Sin embargo, para contrarrestar el cambio climático, la energía debe proceder, preferiblemente, de  fuentes con menor contenido de carbono. Compañías como Shell que comparten sus conocimientos, tecnología e innovaciones están ayudando a suministrar más energía cada vez más limpia.

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario