ODS como fuente de negocio en Europa

Compartir:
ods

En los últimos meses hemos escuchado mucho la palabra de Sostenibilidad. Los grandes cambios políticos en las grandes potencias económicas y las consecuencias de la Crisis del covid-19 que parece una pesadilla, como la película de “El día de la Marmota”, todavía presente en el nuevo año que estrenamos. En el 2022, los Objetivos de Desarrollo Sostenible se han convertido en un elemento casi esencial para diseñar los negocios del futuro y hacer crecer los presentes.

 

Son 17 objetivos concretados en 169 metas fruto del consenso de 193 países, bajo la creencia de que solo juntos, podremos evolucionar hacia un mundo mas saludable, más justo y más resiliente. Estos objetivos se vertebran en tres ejes: las Personas, el Planeta y la Prosperidad.

Las personas, para no dejar a nadie atrás y garantizar la Dignidad e Igualdad de todas las personas en un medio ambiente saludable. El planeta colocando su protección y regeneración en el centro de todas las acciones. Y la Prosperidad, transformando las economías, para disfrutar de una vida prospera y plena, pero en armonía con la naturaleza.  A todo esto, podemos añadir de forma transversal la lucha contra la fragilidad política y económica de algunos países y la necesidad de grandes alianzas que faciliten la transparencia y el buen gobierno.

 

Y el otro elemento que vemos referenciado de forma constante es la Agenda 2030, como la Guía que todos debemos seguir para alcanzar estos ambiciosos objetivos.

Pero ¿qué es?

Aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2015, es un plan de acción a favor de las personas, el planeta, la prosperidad y la paz universal. En palabras de Ban Ki-Moon, Ex Secretario General de la ONU:

 

“La nueva agenda es una promesa de los líderes a las personas de todo el mundo. Es una agenda para las personas, para acabar con la pobreza en todas sus formas: una agenda para el planeta, nuestro hogar común”

 

Es una llamada a la acción real, en la que el sector privado, esta ante una oportunidad sin precedentes para alinear los objetivos de los negocios con los de la equidad y sostenibilidad.

 

La red Pacto Mundial que es una iniciativa de sostenibilidad corporativa mundial, orientada a generar valor a sus miembros, define:

 

“La forma en la cual hacemos negocios ha cambiado considerablemente en los últimos tiempos. La sostenibilidad ya no es una opción, sino una necesidad competitiva. Esta es una de las claves para conseguir la eficiencia a nivel operativo.

De hecho, las organizaciones que operan de manera sostenible son más rentables y resilientes, generan un mejor valor de marca, tienen mayor acceso al capital y responden mejor a los empleados, clientes, proveedores y a la sociedad en general.”

 

Y la Unión Europea trabaja de forma intensa para impulsar esta visión. Los tiempos de las recomendaciones han pasado y soplan vientos de hacer y medir el efecto de nuestras acciones.  Los Objetivos de la Agenda 2030 se están plasmando en nuevos marcos normativos que afectan profundamente a las empresas y al modo en que hacen negocios.

Los cuatro pilares sobre los que se deben sustentan los negocios son: la protección de los derechos humanos, la justicia social en el ámbito laboral, la protección del medio ambiente y a lucha contra la corrupción.

 

 

 

Según la consultora internacional Deloitte, de todas las empresas centradas en la sostenibilidad a nivel producto, el 64% ha reducido considerablemente los costes de toda la cadena logística y de suministro. Revisar nuestros modelos y procesos permite ser mas eficientes y es una infinita oportunidad de innovar con diseño de nuevos productos y servicios que coloquen al usuario en el centro.

 

Esta nueva visión genera grandes oportunidades para las empresas a lo largo de toda la cadena de valor. Además del ahorro en los costes de producción y logística como hemos comentado, facilita la generación de Alianzas con otros actores y negocios con grandes empresas.  Posibilita los contratos con el sector público y mejora de forma sustancial la reputación de las empresas, creando una mayor confianza en la marca. Una de las ventajas mas importantes, es que nos permite adelantarnos a los cambios normativos. De esta forma, cuando sea obligatorio por ley, ya estaremos preparados y evitaremos crisis innecesarias. Y estaremos en una posición de ventaja para acceder a nuevos mercados y de atraer capitales e inversores.

 

Si estamos pensando en hacer inversiones o expandir nuestro negocio a Europa, el cambio es una condición imprescindible. Los últimos meses la UE ha acelerado sus objetivos trabajando la taxonomía financiera y el resultado es que, en Julio del 2021, ha presentado una nueva estrategia para hacer mas sostenible el sistema financiero de la UE y propone un nuevo estándar de bonos verdes en la UE.  La Comisión ha creado una guía con la información que deben divulgar las sociedades financieras y no financieras sobre la sostenibilidad de sus actividades, de conformidad con el artículo 8 de la taxonomía de la UE.

 

 

 

Otro de los grandes objetivos de la Agenda 2030 es la “descarbonización” de las ciudades, según datos de la Unión Europea, los edificios son responsables de casi el 40 % del consumo energético y del 36 % de las emisiones de gases de efecto invernadero y, únicamente, el 1 % de los edificios se renueva, cada año, de manera eficiente.

Por este motivo también, la Unión Europea, ha definido una normativa muy concreta en esta materia para los procesos de rehabilitación energética en edificaciones. Dos nuevos reales decretos impulsan la actividad de rehabilitación edificatoria dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. En este ámbito las normas técnicas se convierten en herramientas fiables para evaluar las prestaciones energéticas de los edificios, calcular las demandas energéticas, o mejorar la eficiencia de las instalaciones, sistemas y productos implicados, entre otros aspectos.

 

Los fondos de recuperación Next-Generation que se extienden en el periodo 2022-2027, marcan la agendas de las grandes empresas y corporaciones. El reporte constante de los objetivos de sostenibilidad es una obligación inexcusable. La verificación de los procesos y sus estándares de cumplimiento, en toda la cadena de valor, marcan la diferencia.  Si no cumplimos esos estándares nos quedamos fuera de cualquier negocio, alianza o licitación publica o privada. Los pliegos de contratación de cualquiera de las empresas del IBEX, así lo indican.

Y como decíamos todas estas recomendaciones, están concretando normativa de obligado cumplimento a una velocidad de crucero.

 

Este contexto nos puede hacer reflexionar sobre las oportunidades que se abren para el comercio internacional. México exporta mas o menos un 8% de su producción a Europa y de esta cifra casi el 50% a España. Las vías de colaboración entre empresas y mercados son muy sólidas entre México y España, desde hace muchos años, y cada vez más. Las empresas que ya operan en el mercado de la UE tienen la oportunidad de liderar este espacio. Incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible a su cadena de valor, mejorar procesos y crear transparencia con la transformación digital, con nuevas tecnologías de verificación como Blockchain.

 

Adaptarnos a estos estándares y su priorización en nuestra estrategia de negocio tiene muchas ventajas como decíamos al principio: Mantener nuestros negocios en crecimiento, abrir nuevos mercados, innovar en productos y servicios, fidelizar clientes mejorando nuestra imagen de marca, atraer talento y desde luego acceso nuevas inversiones y acuerdos que nos pueden recolocar en el mapa.

Seamos valientes en esta apuesta para conseguir ser los líderes y conseguir esta ventaja competitiva que empieza ser relevante también en todo el continente americano.  Interpretemos este panorama como una gran oportunidad para generar un cambio real en la economía mundial.

 

El presente es sostenible, si tu empresa lo es, tendrá futuro.

 

Miriam Garcia Armesto

Co founder & General manager en ODSforBusiness.com

https://www.linkedin.com/in/miriamgarciaarmesto/

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario