Científicos advierten que contaminación en el océano por microplásticos podría ser peor de lo previsto

715
0
Compartir:


La gran diversidad de técnicas y métodos científicos utilizados en el estudio de la contaminación por microplásticos marinos limita el conocimiento actual de este grave problema ambiental que amenaza a nuestros ecosistemas. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) que revisa las investigaciones realizadas para medir la presencia de microplásticos en las zonas costeras y el agua de mar del Mediterráneo Mar.

Las conclusiones muestran que los niveles de microplásticos en el Mediterráneo son probablemente superiores a los estimados, pero los métodos utilizados no son capaces de registrarlos.

La contaminación por microplásticos es uno de los problemas ambientales que amenazan nuestros ecosistemas, con un interés creciente para la sociedad. En concreto, el mar Mediterráneo es una de las zonas de mayor acumulación de plástico del mundo y presenta niveles de contaminación similares a la “gran mancha de basura marina” del océano Pacífico.

El campo científico que estudia este problema es relativamente nuevo y sus métodos están en constante evolución, por lo que es difícil definir los términos y técnicas más adecuados para identificarlos. “Los materiales plásticos son numerosos y muy diversos, con diferentes características que dificultan tener un marco estándar para analizarlos todos de la misma manera. Además, los aditivos como los pigmentos o los retardantes añaden más complejidad”, explica Laura Simon, investigadora del ICTA-UAB y primera autor del estudio, publicado en la revista científica Environmental Pollution.

El estudio afirma que los métodos utilizados en los laboratorios para la toma de muestras son muy diversos, “y aunque esto ha supuesto un gran avance en este campo científico, también ha hecho que muchos de los datos producidos hasta ahora no puedan ser comparados”, añade y reconoce que esto afecta el conocimiento actual que tiene la comunidad científica sobre este problema.

Según la investigación, de las 3,000 muestras recogidas en la última década, el 82.8 % se tomaron en zonas costeras, por lo que los científicos tienen menos pruebas para comprender la distribución de los microplásticos en mar abierto.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario