Causas de la vulnerabilidad alimentaria en el mundo y formas de abordarla

137
0
Compartir:
Hambre

En el mundo hay mucha gente con hambre. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, hay unos 795 millones de personas desnutridas a nivel mundial, es decir, una de cada nueve personas sufre de desnutrición. Pero, ¿qué es exactamente la vulnerabilidad alimentaria? ¿Cómo afecta a las distintas poblaciones del mundo?

La prevalencia de la inseguridad alimentaria

En el mundo, hay miles de millones de personas que no tienen acceso regular a suficientes alimentos nutritivos para llevar una vida sana. Este problema es conocido como inseguridad alimentaria. Un problema y una amenaza constante a la salud y el bienestar de las personas.

Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), esta cifra se ha mantenido relativamente estable en los últimos años, a pesar de los esfuerzos por reducir el hambre.

Las principales causas de la inseguridad alimentaria son la pobreza, los conflictos, el cambio climático y las catástrofes naturales. Los hogares pobres a menudo no pueden comprar suficientes alimentos para satisfacer sus necesidades, mientras que los conflictos pueden interrumpir la producción y distribución de alimentos. El cambio climático también puede causar sequías e inundaciones que dañan los cultivos y dificultan la producción de alimentos por parte de los agricultores.

La inseguridad alimentaria tiene un impacto significativo en la salud de las personas. La desnutrición es común entre los niños que no tienen suficiente para comer, y puede conducir a un crecimiento atrofiado, sistemas inmunológicos debilitados y un mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades del corazón en la edad adulta. Los adultos con inseguridad alimentaria son más propensos a sufrir problemas de salud como obesidad, hipertensión y depresión y en casos extremos, puede incluso llevar a la inanición.

Otras causas de la inseguridad alimentaria muchas veces son causadas por el hombre, como la guerra, la corrupción y las restricciones comerciales.

La inseguridad alimentaria tiene un grave impacto en la calidad de vida de una persona. Es importante entender sus causas para encontrar formas de abordar el problema.

En los países en desarrollo, donde la pobreza y la falta de infraestructura dificultan el cultivo o el transporte de alimentos, el problema de inseguridad alimentaria es todavía más grave.

Hay varias formas de abordar el problema de la inseguridad alimentaria a escala mundial. Apoyar las iniciativas que proporcionan asistencia alimentaria de emergencia a quienes la necesitan; aumentar la producción de alimentos a través de una variedad de medios como la mejora de las prácticas agrícolas, el desarrollo de nuevas tecnologías y sistemas de riego; y el aumento del acceso a la tierra y otros recursos. Otra forma de abordar la inseguridad alimentaria es reducir el desperdicio y las pérdidas a lo largo de la cadena de suministro de alimentos, desde la granja hasta la mesa. Esto puede hacerse mediante iniciativas como la mejora de almacenamiento y transporte, la educación y la formación sobre la manipulación y el almacenamiento de los alimentos, y el desarrollo de políticas y normativas para reducir el desperdicio de alimentos.

También centrarse en el fortalecimiento de las redes de seguridad social y las redes de seguridad que se dirigen específicamente a los hogares con inseguridad alimentaria, otorgando la prestación de ayuda directa para la compra de alimentos, o la concesión de subvenciones a los agricultores para que puedan vender sus cosechas a un precio más bajo. También podría implicar la inversión en programas para crear oportunidades de empleo o que proporcionen formación para que más personas tengan la oportunidad de ganar un salario digno.

No hay una solución única que funcione para todo el mundo, pero una combinación de estos enfoques podría contribuir en gran medida a resolver el problema de la inseguridad alimentaria en todo el mundo.

Pero, en última instancia, la única forma de resolver realmente el problema es abordar las causas subyacentes, como la pobreza, la educación y la falta de infraestructura. De esta forma se puede garantizar que todos tengan acceso a los alimentos nutritivos que necesitan para llevar una vida sana.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario