CRDC llega a México y apuesta por una industria de la construcción más sustentable

617
1
Compartir:


La industria de la construcción es una de las más grandes y prósperas de México. Tan sólo en 2021 generó 6. 8% del Producto Interno Bruto (PIB). Cuenta con más de 27 mil empresas en el ramo y más de 436 mil familias que viven de ella, según información de Statista. No obstante, uno de los grandes pendientes del sector ha sido el manejo de sus residuos, entre ellos los plásticos; y su papel en materia de responsabilidad social. Ante ello, CRDC llega a México con una nueva propuesta que está cambiando la forma en que se gestionan los desechos plásticos, en particular los llamados “plásticos trágicos”.

“En CRDC encontramos una solución escalable para utilizar los diferentes tipos de plásticos y transformarlos en RESIN8™, un aditivo para concreto y asfalto, que permite procesar cualquier tipo de resina (1-7), generando valor al mejorar las propiedades”, afirma María Laura Rojas, Chief Executive Officer de CRDC México, en el marco de la inauguración de la nueva planta de RESIN8™ en York, Pennsylvania. Esta planta va a procesar 1 tonelada por hora, y es la segunda a escala comercial de CRDC Global.

Con este aditivo, se genera un valor circular para la industria, ya que permite dar una vida útil a este tipo de desechos, para que no terminen como material de relleno, contaminando mares y océanos y/o incinerados. Al mismo tiempo, los materiales fabricados con RESIN8™ cuentan con los estándares de calidad que la industria requiere y no es necesario equipo o capacitación especial para su manejo.

El pasado 20 de junio, CRDC Global inauguró su primera planta a escala comercial de RESIN8™ en Costa Rica. Es la primera en su tipo a nivel mundial y va a procesar hasta 90 toneladas de plásticos trágicos al día. Este proyecto se realizó gracias a una empresa mexicana y se prevé que en México la operación de las plantas sea similar.

“RESIN8™ es único en su tipo y destaca por su capacidad para proporcionar beneficios comerciales para el sector y medio ambientales que benefician a toda la comunidad, pues mientras ayudamos a limpiar los desechos plásticos, también brindamos un producto que se destaca por sí mismo en términos de rendimiento y viabilidad comercial. RESIN8 tiene un impacto positivo como ejemplo funcional de residuo cero. Pasamos años en investigación y desarrollo para asegurarnos de tener un proceso que se pueda escalar rápidamente”, agrega Donald Thomson, CEO de CRDC Global.

Hay vida después del plástico

Un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) destaca que el plástico representa el 85% de los residuos que están en los océanos y calcula que para el 2040, el volumen de estos residuos se va a triplicar, lo que significa que habrá 50 kg de plástico por cada metro cuadrado de costa en el mundo.

Rojas señala que CRDC llega a México con un compromiso de combatir diversas problemáticas en cuanto al manejo de residuos y la educación del reciclaje. Para ello, cuentan con un programa educativo llamado “Bolsas que Construyen”, en donde escuelas, gobiernos y empresas, trabajan de manera conjunta para reciclar estos materiales y educar a la población sobre la importancia de ésta labor.

Este programa viene a apoyar a “Paisajes sin Plástico”, en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, cuyo objetivo es sacar 200 mil toneladas de residuos plásticos no valorizables del ambiente para el año 2030, en Costa Rica. El programa se buscará replicar en México y diversos países donde opere CRDC.

CRDC México también está trabajando de la mano con Hábitat para la Humanidad México en el desarrollo del programa “Viviendas sostenibles, asequibles y adecuadas”. Se trata de un proyecto piloto que busca generar espacios de sensibilización y reflexión con las comunidades para reducir el impacto ambiental. Éste hace énfasis en el proceso de acompañamiento socioeducativo para la apropiación de ecotecnologías, promoviendo la eficiencia energética y la sustentabilidad a través de la autoproducción.

El primer trimestre de 2023, CRDC inaugurará la tercera planta con capacidad de procesamiento de 1 tonelada por hora de plásticos trágicos, en Cape Town, Sudáfrica. Además, cuenta con operaciones en México, Australia, Inglaterra, Nueva Zelanda, Hong Kong, Chile, Uruguay, Panamá, El Salvador y continúa creciendo la lista de los países que desean llevar esta solución.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

1 comentario

  1. ALEJANDRO NAVA 12 marzo, 2023 at 18:00

    Es una gran solución escalable, según el mismo desarrollador…lo que me llama la atención es el volumen de residuos (plástico y otros) que se acumulará en los océanos para 2040…entonces estos deshechos no serán considerados para su transformación ? CRDC debería considerarlos…de igual manera, es una realidad increíble…¡¡¡ me gustaría participar en sus plantas que contempla situar en México…

Deja tu comentario