Situación actual de la mariposa monarca en México y Norteamérica

40
0
Compartir:
Mariposa Monarca

La mariposa monarca es uno de los insectos más reconocidos y queridos de Norteamérica. Estas delicadas criaturas tienen un ciclo vital único: pasan los meses de invierno en el centro de México y migran hacia el norte para poner sus huevos en las plantas de algodoncillo en primavera. La población de monarcas ha disminuido considerablemente en los últimos años, debido en gran parte a la pérdida de hábitat de algodoncillo y al aumento del uso de pesticidas. Aunque hay muchos esfuerzos en marcha para proteger y restaurar las poblaciones de Monarca, su futuro sigue siendo incierto.

¿Cuál es la situación actual de la mariposa monarca?

La mariposa monarca está actualmente en declive. En Estados Unidos, la población ha disminuido en más de un 80% desde la década de 1990. La razón principal de este declive es la pérdida de hábitat, concretamente la pérdida de algodoncillo. El algodoncillo es la única planta que comen las orugas de la monarca, y está desapareciendo debido al desarrollo, el uso de herbicidas y otros factores. El cambio climático también influye en el declive de las monarcas, ya que altera el calendario de su migración y reproducción.

Estado actual de la mariposa monarca en México

La mariposa monarca se encuentra actualmente en declive en México. Las principales razones son la pérdida de hábitat, debido tanto a la deforestación como a la conversión de tierras a la agricultura; y el uso de pesticidas, que envenenan a las mariposas. El número de monarcas ha disminuido en más de un 90% desde la década de 1980.

Las colonias de la mariposa monarca ocuparon 2,84 hectáreas de los bosques del centro de México durante la temporada de invierno 2021-2022; un 35% más que la superficie que ocupaban un año antes.

¿Por qué está disminuyendo la mariposa monarca?

La mariposa monarca está en declive por varias razones. Una de ellas es la pérdida de hábitat. La monarca necesita un lugar para poner sus huevos y algodoncillo para alimentar a sus orugas, pero como el desarrollo destruye las áreas naturales, la monarca tiene menos lugares para vivir.

Otra razón del declive de la monarca es el uso de pesticidas. Los pesticidas pueden matar el algodoncillo, el alimento que las orugas de la monarca necesitan para sobrevivir. Los pesticidas también pueden matar directamente a las mariposas. Algunos cultivos están diseñados genéticamente para ser resistentes a los herbicidas, y cuando se utilizan estos herbicidas, pueden destruir todas las plantas de una zona, incluido el algodoncillo.

El cambio climático también afecta a la mariposa monarca. A medida que el clima se calienta, se producen más fenómenos meteorológicos extremos, como sequías e inundaciones. Estos fenómenos meteorológicos pueden dañar el hábitat de las mariposas y matarlas directamente. Además, a medida que los inviernos se vuelven más cálidos, es menos probable que las monarcas emigren al sur para pasar el invierno en México; en su lugar, se quedan en el sur de Estados Unidos, donde hace suficiente calor todo el año. Esto significa que es más probable que estén expuestas a depredadores y enfermedades que pueden matarlas.

La mariposa monarca se encuentra en una situación precaria. Aunque los recientes esfuerzos de conservación han ayudado a estabilizar la población, las monarcas siguen en riesgo de extinción debido a diversos factores, como la pérdida y degradación del hábitat, el cambio climático y el uso de pesticidas. Es fundamental que sigamos trabajando para proteger a esta especie emblemática para que las generaciones futuras puedan disfrutar de su belleza.

¡Ayúdanos suscribiéndote y compartiendo esta historia!

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario