Hospitales verdes, un nuevo horizonte en materia de salud y cuidado del medio ambiente

559
0
Compartir:


Si el sector salud fuera un país sería el quinto emisor de contaminantes más grande del planeta. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 15% de los residuos sólidos que generan los hospitales son considerados como material peligroso debido a que puede ser tóxico, infeccioso o incluso radiactivo.

La huella climática del sector salud representa un gran reto para autoridades gubernamentales y organizaciones para diseñar una serie de medidas que permitan mejorar la gestión de los residuos, desde su planeación hasta la disposición final.

“La cantidad de materiales sólidos que generan los hospitales se incrementó de forma considerable a partir de la pandemia por Covid-19 debido a la gran demanda de batas, guantes, escafandras y otros insumos desechables que utilizaba el personal médico. Esto generó un gran desafío para los nosocomios, pues aunque existen protocolos para desechar estos materiales, la gran cantidad de ellos impactó en sus costos, el manejo de residuos y el medio ambiente”, indica Tamara Chayo, CEO y Founder de MEDU Protection, startup mexicana dedicada a la fabricación de indumentaria médica sustentable y segura.

Rumbo a un servicio verde

En este sentido, en Latinoamérica un mayor número de hospitales están adoptando medidas para convertirse en lugares verdes, es decir, establecimientos que adoptan mecanismos para reducir la contaminación que generan y además utilizan tecnologías amigables con el medio ambiente.

De acuerdo con cifras de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables, en América Latina, más de 24 mil nosocomios y centros de salud, distribuidos en 15 países, llevan a cabo diferentes acciones para prestar servicios tomando en consideración el impacto ambiental.

“No solo implica generar menos desechos, sino adoptar tecnologías para ahorrar energía eléctrica, preservar áreas verdes, utilizar materiales con una vida útil más prolongada, cuidar el agua, etc. En nuestro caso, a través de los productos reutilizables que fabricamos los hospitales pueden reducir de forma significativa la indumentaria médica de un solo uso, lo cual contribuye a disminuir los más de 8,300 millones de toneladas métricas por plástico acumulado en el planeta”, detalla la CEO de MEDU Protection.

La gran mayoría de los desechos que generan los hospitales son de tipo infeccioso, es decir, materiales que pueden estar contaminados con sangre, fluidos corporales, cultivos o cepas de agentes infecciosos procedentes de actividades de laboratorio, desechos de equipo conexo como hisopos, vendajes e instrumental médico de un solo uso, lo cual muchas veces hace poco viable que pueda reutilizarse.

“El sector salud también debe responder ante la creciente emergencia climática, ya que existe una correlación donde los hospitales y los sistemas de salud podrían verse rebasados a mediano y largo por los efectos del cambio climático”, precisa Chayo.

La Founder de MEDU Protection puntualiza que para lograr un mayor número de hospitales verdes será necesario a corto y mediano plazo alinear objetivos globales con el desarrollo, crecimiento y la inversión en materia de salud.

“La pandemia evidenció la importancia de que el sector salud no solo se modernice, sino que adopte medidas para reducir la contaminación que genera. Al hacerlo no sólo se impulsa el desarrollo del sector, sino que también coadyuva para que la población reciba una mejor atención médica”, concluye Tamara Chayo.

Para más información: https://meduprotection.com/

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario