¿Por qué se celebra el Día Mundial del Reciclaje?

549
0
Compartir:


El 18 de marzo se celebra el Día Mundial del Reciclaje. Este día fue establecido en 2007 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) con el fin de aumentar la concienciación sobre la importancia del reciclaje y ayudar a sensibilizar a la opinión pública sobre los beneficios de reciclar en es el Día Mundial del Reciclaje, un día para celebrar los increíbles beneficios del reciclaje y animar a todo el mundo a hacerlo más.

El reciclaje es una de las formas más eficaces de ayudar a proteger nuestro planeta. Reduce la necesidad de minería y tala, disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero y conserva la energía y los recursos naturales. Y no sólo es bueno para el medio ambiente: reciclar también crea puestos de trabajo, apoya a las empresas y ayuda a impulsar las economías locales.

Hay muchas formas sencillas de reciclar más en tu vida cotidiana. Puedes empezar reciclando papel, plásticos, latas de metal y botellas de vidrio. También puedes compostar los restos de comida y los desechos del jardín, lo que reducirá la cantidad de residuos que van a parar al vertedero. Y cuando vayas de compras, busca productos fabricados con materiales reciclados o que puedan reciclarse después de su uso.

En el Día Mundial del Reciclaje, comprometámonos todos a aportar nuestro granito de arena al planeta reciclando más.

¿Cuáles son los beneficios del reciclaje?

El proceso de reciclaje tiene muchas ventajas. Conserva los recursos naturales, reduce la contaminación, ahorra energía y apoya la fabricación y el empleo en Estados Unidos.

El reciclaje conserva los recursos naturales: Cada tonelada de papel reciclado salva 17 árboles. Cada tonelada de vidrio reciclado ahorra 1.300 libras de arena, carbonato sódico, piedra caliza y otros materiales. Y cada lata reciclada ahorra la energía equivalente a 1 galón de gasolina.

Reduce la contaminación: El proceso de reciclado también reduce la contaminación al preservar la calidad del aire y del agua. Por ejemplo, fabricar latas de aluminio nuevas a partir de latas recicladas requiere un 95% menos de energía que fabricarlas desde cero, lo que significa menos emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes.

Ahorra energía: El proceso de reciclado consume mucha menos energía que la fabricación de productos desde cero. De hecho, se necesitan dos tercios menos de energía para reciclar aluminio que para fabricar aluminio nuevo a partir de cero. Por eso, reciclar una lata de aluminio ahorra energía suficiente para hacer funcionar un televisor durante tres horas.

Apoya la fabricación y el empleo en Estados Unidos: Reciclar es bueno para la economía. Crea puestos de trabajo en Estados Unidos; de hecho, hay más de un millón de estadounidenses empleados en la industria del reciclaje.

¿Qué materiales se pueden reciclar?

En Estados Unidos, el reciclaje se celebra el 13 de enero de cada año. Este día marca el aniversario de la primera vez que se recicló una lata en 1971.

Hay muchos artículos diferentes que se pueden reciclar, como papel, cartón, vidrio, latas de aluminio y botellas de plástico. El reciclaje de estos artículos ayuda a salvar nuestro medio ambiente de muchas maneras.

Por ejemplo, reciclar una tonelada de papel ahorra 17 árboles, 7.000 galones de agua, 3 yardas cúbicas de espacio en vertederos y energía suficiente para abastecer a un hogar medio durante seis meses.

Así que este Día Mundial del Reciclaje, tómese un momento para pensar qué materiales puede reciclar en su casa u oficina. Al hacerlo, estarás ayudando a marcar la diferencia para nuestro planeta.

Cómo reciclar correctamente

Para reciclar correctamente, es importante saber qué se puede reciclar y qué no. La mayoría de las instalaciones de reciclaje no aceptan artículos sucios o contaminados, por lo que es importante asegurarse de que los artículos están limpios antes de depositarlos en el contenedor de reciclaje.

Además, es importante saber qué tipos de materiales pueden reciclarse. Mientras que muchos artículos pueden reciclarse, otros, como los residuos de alimentos o los materiales peligrosos, no pueden reciclarse y deben eliminarse de la forma adecuada.

Una vez que haya clasificado sus residuos y separado los materiales reciclables, tendrá que encontrar un centro de reciclaje local donde pueda llevar sus materiales. Para encontrar un centro de reciclaje local, puede consultar en las oficinas del gobierno de su ciudad o condado o buscar en Internet “instalaciones de reciclaje cerca de mí”. Una vez que haya encontrado una instalación, puede dejar sus materiales reciclables y serán procesados adecuadamente.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario