7 animales que se extinguieron en 2022

1123
0
Compartir:


La actividad humana suele ser la causa de la extinción de animales todos los años, así que esperamos poder cambiar nuestro historial como especie a medida que avanzamos hacia un futuro más sostenible. No obstante, mientras tanto, debemos tomar nota y documentar las especies que no sobrevivieron para apreciar lo que tenemos y lo que hemos perdido. Echemos un vistazo a algunos de los animales que se extinguieron en 2022.

Esta es nuestra lista de animales que se extinguieron en 2022. La mayoría de estos animales desaparecieron a causa de la actividad humana. Estos animales pueden servir como recordatorio de lo que deberíamos estar haciendo mejor.

1. El pez espátula chino

El pez espátula chino, también conocido como “esturión gigante chino” y famoso por su extraordinario tamaño de hasta 23 pies, ya no existe. Esta especie se declaró oficialmente extinta en 2022, debido a una combinación de sobrepesca, degradación del hábitat y, sobre todo, la construcción de la presa de Gezhouba en 1981, que cortó la ruta migratoria del pez espátula a lo largo del río Yangtsé. A pesar de los esfuerzos por localizar a los ejemplares que quedan desde 2003, no se ha encontrado ninguno. La pérdida de este majestuoso pez no sólo supone la desaparición de una especie única en el mundo, sino también de toda una línea evolutiva.

2. El esturión del Yangtsé

En 2022, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) declaró tristemente extinto el esturión de Yangtsé en estado salvaje. Esta especie ha experimentado un largo periodo de declive debido a la sobrepesca, la navegación, la contaminación, la degradación del hábitat y, sobre todo, las presas que bloquean su migración y reproducción. A pesar de los intentos de propagación en cautividad, en los que se han liberado decenas de miles de esturiones jóvenes en su río natal, el Yangtsé, no se ha conseguido que esta especie recupere su población original. Además, dos tercios de todas las especies de esturión están ahora en peligro crítico.

3. La rana de la niebla de montaña

La rana de la niebla de montaña, también llamada rana de Nyakala, fue endémica de Australia antes de su extinción en 2022. Aunque el anfibio fue avistado por última vez en 1990, las investigaciones posteriores no han logrado descubrir ninguna prueba de su existencia continuada. Pertenecía a la subfamilia Pelodryadinae y vivía en bosques húmedos subtropicales o tropicales y en ríos. Se cree que la pérdida de su hábitat, unida al mortal hongo quitridio, que afecta a muchas especies acuáticas de todo el mundo, fue la causa última de su desaparición. Este hongo es especialmente amenazador para las ranas y otros anfibios, ya que puede colonizar su piel, esencial para gestionar el equilibrio de agua y electrolitos. La pérdida de esta especie sirve como testimonio de cuánto daño puede infligir la degradación ambiental combinada con enfermedades en criaturas vulnerables.

4. Caracol de Coote

En 2022, el caracol arbóreo de Coote, una especie de caracol originaria de la Polinesia Francesa, fue declarado extinto. La especie fue vista por última vez en 1934 y se cree que desapareció gradualmente debido a la hibridación con otras especies introducidas. Los investigadores determinaron que la especie se había extinguido en 2017, pero no fue hasta este año pasado cuando esta información se hizo pública y se añadió a la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

5. Barbo gigante del Atlas

En 2022, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) declaró extinto al barbo gigante del Atlas, un pez originario de los ríos Kasab y Tensift de Marruecos. Antaño abundante en estas zonas, la especie sufrió un declive poblacional debido a la contaminación del agua y a la extracción insostenible de agua para regadío. El último avistamiento de este pez se produjo en 2001, por lo que su pérdida supuso un duro golpe para la biodiversidad de Marruecos.

6. Pico de marfil

El pájaro carpintero de pico de marfil, nativo del sur de Estados Unidos y Cuba, podría extinguirse en 2022. Antaño común en bosques de coníferas templadas y frondosas de tierras bajas, la destrucción de su hábitat y la caza han reducido drásticamente su número. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) lo ha incluido en su Lista Roja como especie en peligro crítico y la American Birding Association lo ha declarado “definitiva o probablemente extinto”. El último avistamiento confirmado de un pico de marfil estadounidense tuvo lugar en Luisiana en 1944, mientras que el último avistamiento documentado de un pico de marfil cubano se produjo un año después de su redescubrimiento oficial allí en 1987. Como resultado de numerosos informes de posibles avistamientos y otras pruebas, la extinción ha sido reconocida por múltiples organizaciones; sin embargo, los esfuerzos para restaurar la especie han resultado infructuosos.

7. Dugongo

El dugongo, pariente gentil del manatí, fue declarado funcionalmente extinto en aguas chinas en 2022. Había sido clasificado como “vulnerable a la extinción” en gran parte de su área de distribución, pero prácticamente ha desaparecido de China. Un documento publicado en julio de ese año señalaba la incapacidad de los dugongos para formar una población viable, lo que ha llevado a su extinción funcional. Desgraciadamente, es el primer caso de este tipo que se registra en las aguas marinas chinas de una especie vertebrada de gran tamaño, y sirve para recordar las amenazas a las que se enfrentan otras criaturas marinas. Con demasiada frecuencia, la industrialización acaba con las poblaciones autóctonas.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario