México en el nearshoring a oportunidad para Alemania

275
0
Compartir:


Por Francisco Quiroga, Embajador de México en Alemania

Los últimos años nos han enfrentado a retos que marcan de forma sustancial la economía y la política del mundo entero. Primero, la pandemia por Covid-19, en 2020, mostró como el mundo puede cambiar de un momento a otro hasta trasladarnos a realidades que nos habrían parecido inconcebibles. En febrero de 2022, el conflicto entre Rusia y Ucrania fue también en esa dirección. Sus implicaciones fueron calificadas en Alemania como un “cambio de época” (Zeitenwende).

El impacto de estos dos sucesos ha transformado de forma inmediata y evidente procesos que llevaban décadas en la práctica. El offshoring, la estrategia que llevó fábricas o manufactura a países que redujeran los costos de producción, la creadora en gran medida del Made in China, es ejemplo de ello. La pandemia y la consecuente disrupción de las cadenas globales de suministros cuestionó inmediatamente la conveniencia de ese modelo en la toma de decisiones de inversión y está siendo sustituida por una nueva tendencia que toma cada vez más fuerza: el nearshoring.

Nearshoring, a diferencia del offshoring, considera la conveniencia de trasladar y relocalizar la producción y operación a regiones cercanas a los consumidores finales y a los países y regiones de origen de la inversión. El nearshoring no es la única alternativa y esa es una de las lecciones que sugiere la guerra en Ucrania. Como para otros países en Europa, para Alemania el suministro de energéticos provenientes de Rusia formaba una parte importante de su matriz energética, lo justificaba en gran medida sus costos accesibles -además de la cercanía. Esta proveeduría aumentó, hasta generar una dependencia importante en los últimos años. Para Alemania, el estallido de la guerra y la decisión de la Unión Europea de imponer sanciones económicas a Rusia requirió la eliminación de esta dependencia, mediante una diversificación que además tuvo que hacerse en tiempo récord.

En este contexto, y no solo para Alemania, sino a nivel global, la idea del friendshoring, se suma a las consideraciones del nearshoring. No solo tiene sentido trasladar la producción a regiones cercanas, sino hacerlo, además, en países con los que garanticen estabilidad, con los que se comparten principios y valores. La elección de dónde invertir ya no es en cualquier socio económico, sino se añade la consideración de que es un “amigo”:  aliados políticos y económicos fiables, cercanos.

A lo largo del siglo XXI México se ha perfilado exitosamente como una plataforma industrial por méritos propios: existen condiciones propicias en acceso a mercados; una fuerza laboral capacitada y abundante, que compite por su talento y no solo por bajos costos; infraestructura y acceso a recursos necesarios para la producción. El nearshoring en México no es una casualidad, sino una apuesta por la mejor opción.

Se dice que no hay mayor aprendizaje de una crisis que transformarla en una oportunidad. Si la conclusión que hay que tomar de estos dos grandes retos de los últimos años es apostar por los modelos del nearshoring y el friendshoring México tiene razones para celebrar. Y un gran aliado para concretarlo es Alemania.

México y Alemania han sido socios confiables y cercanos desde hace muchas décadas. La historia de la industria automotriz es el ejemplo más claro, pero no el único. La diversidad de sectores productivos con presencia productiva en México hizo que nuestro país se volviera el primer socio comercial de Alemania en América Latina, y Alemania nuestro principal socio en la Unión Europea. Las más de 2,200 empresas alemanas presentes en México son testimonio de esto.

El potencial que México y Alemania se ofrecen el uno al otro se ha materializado desde hace tiempo. Sin embargo, en un momento de valoración del nearshoring y friendshoring como ahora, lo natural es que se multiplique.

Desde la Embajada de México en Alemania trabajamos para ofrecer a Alemania la información y contactos con autoridades y empresas mexicanas a fin de que la decisión de inversión y su ejecución se desarrollen óptimamente. Nuestro trabajo se basa en el profundo conocimiento de las características de México y Alemania, y en las redes en las que participamos en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Por eso organizamos, en el marco de la Feria de Hannover, la conferencia Nearshoring: Competitividad y oportunidades para México en el nuevo escenario global, que tuvo lugar el 20 de abril en nuestra Embajada en Berlín. En ella participaron actores fundamentales de este dinámico desarrollo en la relación binacional germano-mexicana. Por México contamos con el liderazgo del sector privado, representado por Francisco Cervantes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, y de Manuel Pérez. También del experto Klaus Gérman, director de Ganar Ganar. Por el lado alemán, participaron Friedolin Strack, jefe de la unidad de Mercados Internacionales de la Confederación Industrial Alemana (BDI); Raymond Wittman, CFO de BMW-Norteamérica y Cónsul Honorario de México en Baviera, y Sarah Züfle especialista de la prestigiosa TÜV.

Con la presencia de representantes de gobiernos de los estados de México, y con una audiencia compuesta de empresarios y políticos alemanes, demostramos que México es uno de los principales aliados industriales de Alemania, y la mejor oportunidad para que juntos aprovechemos la dinámica de nearshoring. La conferencia fue también oportunidad para presentar ante un público más amplio el recién creado Consejo Empresarial México-Alemania, que reúne a directores de las principales empresas de ambos países que hoy dinamizan la relación económica. Así desde la Embajada contribuimos a la consolidación de nuestra alianza industrial binacional.  

En la Embajada estamos comprometidos con proyectar a México hacia una economía próspera para sus trabajadores y sus empresarios, haciendo sinergias con socios y amigos alemanes, en una dinámica ganar-ganar.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario