Intel invierte más de $400 millones en fondos de bonos verdes para impulsar la sostenibilidad

216
0
Compartir:


Intel, un líder mundial en tecnología, ha comprometido USD 425 millones en fondos de bonos verdes para respaldar varios proyectos de sostenibilidad, incluida la eficiencia energética y del agua, iniciativas de economía circular y gestión de residuos. Esta inversión tiene como objetivo ayudar a Intel a lograr su objetivo de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero (GEI) en todas sus operaciones globales para 2040.

Los bonos verdes son instrumentos financieros que se utilizan para respaldar proyectos que promueven un futuro bajo en carbono, eficiente en el uso de los recursos o socialmente sostenible. La asignación de fondos de bonos verdes de Intel se clasifica de la siguiente manera: economía circular y gestión de residuos ($21 millones), energía renovable ($39 millones), eficiencia energética ($51 millones), administración del agua ($99 millones) y prevención y control de la contaminación ($215 millones).

Los impactos ambientales de estos proyectos se evalúan mediante mediciones internas, seguimiento de proyectos y factores de emisión como los de la Agencia Internacional de Energía (AIE) y el protocolo de GEI del Instituto de Recursos Mundiales (WRI).

En los últimos años, Intel ha logrado avances significativos en la reducción de su huella ambiental. De 2021 a 2022, la empresa logró reducir 5.3 millones de toneladas métricas de emisiones de GEI (como CO2e), conservar 59 millones de kilovatios-hora (kWh) de energía, ahorrar 4500 millones de galones de agua y desviar 56 000 toneladas de desechos de los vertederos. Además, se lograron 1,900 toneladas adicionales de reducción de residuos.

Alineado con sus objetivos de conservación de energía a largo plazo, Intel tiene como objetivo la conservación de 4 mil millones de kWh de energía desde su referencia de 2020 para 2030. Este compromiso ha llevado a una inversión de $300 millones en proyectos de conservación de energía, lo que ha arrojado resultados impresionantes. Solo en 2021 y 2022, estos proyectos ahorraron aproximadamente 162 millones de kWh y 160 millones de kWh de energía, respectivamente.

La dedicación de Intel a la sustentabilidad ambiental se extiende a sus instalaciones de fabricación, donde las tecnologías de reducción en el punto de uso (POU) han reducido significativamente las emisiones de GEI de Alcance 1 y 2 en un 80 % durante la última década.

De cara al futuro, Intel ha establecido ambiciosos objetivos de reducción de GEI de Alcance 1 y 2 del 10 % con respecto a los niveles de 2019 para 2030, con la aspiración final de lograr emisiones netas de GEI cero en todas sus operaciones globales para 2040. compromiso de cubrir las emisiones de Alcance 3 (indirectas) upstream y downstream para 2050.

En sus esfuerzos por contribuir positivamente a la gestión del agua, Intel apunta a un impacto neto positivo en el agua para 2030. Durante los últimos dos años, los esfuerzos de la compañía han conservado aproximadamente 19 mil millones de galones de agua a través de colaboraciones operativas y comunitarias. Además, Intel ha apoyado proyectos que facilitaron la restauración de más de cinco mil millones de galones de agua.

Un proyecto ejemplar en este sentido es la instalación de recuperación de agua de Intel, Ocotillo, ubicada en Arizona, que conservó más de 6,300 millones de galones de agua en 2021 y 2022. A través de tales iniciativas, Intel está mostrando su compromiso con la sustentabilidad, estableciendo un ejemplo inspirador para el industria de la tecnología y más allá.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario