Nestlé refuerza su compromiso ecológico en la industria láctea

41
0
Compartir:


Desde 2021, la multinacional alimentaria Nestlé ha destinado más de un millón de euros para la mejora de 60 de las más de 200 granjas que les proveen leche. Esta inversión no sólo se centra en reducir emisiones, sino también en optimizar el bienestar de los animales en esas instalaciones.

Para incentivar una ganadería más sostenible, a partir de septiembre, Nestlé comenzará a ofrecer una bonificación sobre el precio del producto a aquellas granjas que adopten prácticas respetuosas con el medio ambiente, como se detalla en un comunicado reciente de la firma.

El énfasis de estas prácticas radica en restaurar la salud del suelo, salvaguardar las fuentes de agua y realzar la biodiversidad, según las declaraciones de la empresa.

Hacia un futuro más verde: metas para 2025

Como parte de su visión global, Nestlé aspira a reducir en un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero de sus proveedores de leche para 2025. Además, buscan que al menos el 20% de su leche proceda de granjas que implementen técnicas de agricultura regenerativa.

Javier Gómez, encargado de aprovisionamiento lácteo de Nestlé España, ha señalado el compromiso conjunto con los ganaderos. Su meta es contrarrestar el cambio climático disminuyendo la huella de carbono derivada de sus productos.

En esta misión, Nestlé ha trabajado mano a mano con la Fundación Global Nature (FGN) para minimizar las emisiones de las granjas en la cornisa cantábrica. Tras meticulosos estudios en 19 granjas piloto, la empresa ha identificado y comenzado a aplicar ocho medidas esenciales en 60 de sus granjas en regiones como Galicia, Asturias y Cantabria.

Innovación y bienestar en el núcleo de la estrategia

Un aspecto destacable de estas medidas es la promoción de las energías renovables. Nestlé ha impulsado la adopción de paneles solares y otras fuentes limpias que cubran al menos el 20% del consumo energético total de las granjas. Asimismo, han incentivado la plantación de setos para capturar más dióxido de carbono y proporcionar refugio a la fauna local.

Adicionalmente, las granjas han tomado acciones para disminuir las emisiones de purines mediante la instalación de separadores de sólidos. Esto evita la fermentación y, por ende, la producción de metano.

El bienestar animal también está en el foco. Las granjas han instalado sistemas como ventiladores, techos aislantes y humidificadores para mejorar las condiciones en los establos. Además, se ha incorporado un aditivo en la dieta del ganado para reducir entre el 30% y el 40% las emisiones de metano durante su digestión.

Con una visión a futuro, Nestlé planea seguir expandiendo estas prácticas a la totalidad de sus proveedores en los años venideros, reafirmando su compromiso con un mundo más sostenible.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: contacto@ganar-ganar.mx 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario