La necesidad de alianzas en la búsqueda de la sostenibilidad urbana

142
0
Compartir:


En la búsqueda de la sostenibilidad y la mitigación del cambio climático, es evidente que las ciudades son uno de los principales retos que enfrentamos. La población urbana actualmente comprende el 56 % de la población mundial -cifra que se prevé ascenderá hasta el punto de que dos tercios de la población mundial habitarán en ciudades para el año 2050. Las ciudades generan 80 % del PIB mundial, consumen dos tercios de la producción mundial de energía y emiten 70 % de los gases de efecto invernadero.1

Por Ana Paula Telleria y Juan Carlos Hernández, Nader, Hayaux & Goebel, S.C. 

Es imposible lograr una verdadera sostenibilidad urbana sin la participación y coordinación de los diferentes ámbitos y jugadores que componen una ciudad. Consecuentemente, uno de los retos más importantes que enfrentamos es la gestión de acuerdos y alianzas entre sectores como la gestión del agua, innovación y tecnología y la implementación de un correcto gobierno corporativo en el sector público y privado.

El problema se vuelve más complejo ya que las ciudades también se encuentran sometidas a la necesidad -y el derecho- de la creciente población a una vivienda digna, con acceso a agua, electricidad y conexión, especialmente en ciudades como la Ciudad de México. ¿Cómo lograr que nuestra ciudad, y otras, puedan crecer y mejorar dentro del marco de la sostenibilidad?

La Ciudad de México enfrenta además fenómenos específicos, como el de los “nómadas digitales”, que, si bien generan ingresos por turismo y servicios, tienen como efecto colateral el alza de precios en las rentas y acceso a la vivienda para el resto de la población2 y estresan los ya rebasados sistemas de transporte y suministro de agua.

Es importante destacar los avances que se han logrado en este aspecto: la Ciudad de México ha hecho una considerable inversión en el sector de innovación y tecnología. Ejemplos notables de esto son el WiFi gratuito en casi toda la Ciudad, la implementación de la App CDMX y la migración de cada vez más trámites administrativos a la modalidad online. De igual manera, se han implementado programas como la “Cosecha de Lluvia”, en el cual se han invertido $1,218 millones de pesos mexicanos para la instalación de 61,000 Sistemas de Captación de Agua de Lluvia.3

Si bien se han hecho esfuerzos para identificar y coordinar la solución de problemas específicos, como es el caso del “Programa Especial de Infraestructura Verde de la Ciudad de México”, mismo que busca identificar riesgos y prioridades de 9 regiones de la ciudad mediante un mecanismo intersectorial en conjunto con el sector académico y ONGs4; no obstante, es importante destacar la falta de coordinación de diversas alcaldías temas tan básicos como es la recolección y reciclado de basura.

Esto nos lleva siempre de vuelta al sector privado: las empresas mexicanas tienen la responsabilidad -legal y moral- de implementar criterios ASG dentro de sus consejos, proyecciones financieras y planes de negocio, y ser responsables de su cumplimiento. No es posible que logremos verdaderas alianzas sin que las empresas provean servicios de una manera sostenible y colaboren con el sector público en el análisis integral del desarrollo urbano.

Si no cambiamos nuestro presente, no habrá un futuro. La legislación local y federal deben de implementar regulación específica que permita espacios de diálogo y coordinación vinculante multisectorial, incluyendo al sector privado. Si bien la prioridad será la emergencia de suministro y abasto que enfrentan ciertas colonias y alcaldías en la Ciudad de México, el enfoque debe ser el de permanencia. Consecuentemente, se debe evitar llevar a cabo soluciones rápidas que no estén destinadas a coexistir con otros sistemas y que colapsarán al paso de unos años con efectos más graves y reemplazarlos por soluciones holísticas dentro del marco de una planeación urbana integral, exigiendo así que los nuevos desarrollos sean edificados verdaderamente dentro del concepto de “ciudades inteligentes”.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario