Nearshoring puede duplicar comercio bilateral entre México y EE.UU.

114
0
Compartir:


Es bien conocido que México posee ventajas competitivas que lo convierten en un destino atractivo para el nearshoring. Si esta tendencia se gestiona de manera eficaz, puede impulsar la economía mexicana, generar empleos de alta calidad y fortalecer la posición de México a nivel global.

Por Larry Rubin, presidente de The American Society of Mexico

En una entrevista exclusiva para GANAR-GANAR, Larry Rubin, presidente de The American Society of Mexico, compartió su visión del futuro de la relación entre México y EE. UU. Según Rubin, si se crean las condiciones adecuadas, podría representar enormes oportunidades de beneficio mutuo para ambas naciones en términos económicos.

La oportunidad es realmente valiosa: actualmente, el comercio bilateral entre México y EE. UU. asciende a 700 mil millones de dólares. Sin embargo, según Rubin, si la próxima administración gubernamental toma las decisiones correctas para aprovechar al máximo esta tendencia, esta cifra podría duplicarse, alcanzando los mil 400 millones de dólares. Es fundamental que el próximo líder ejecutivo tenga la visión y establezca políticas públicas que brinden certeza a los inversores, tanto norteamericanos como de todo el mundo.

La American Society of Mexico A.C. (AmSoc) llevó a cabo la segunda edición de su Convención Binacional en la Ciudad de México. El objetivo fue intercambiar información y buenas prácticas sobre el Nearshoring y su impacto positivo en México. El evento contó con la presencia de empresarios, autoridades de ambos países, académicos y especialistas en la materia.

AmSoc ha decidido establecer este foro estratégico como un evento anual para fortalecer la relación bilateral entre los dos países y continuar impulsando el desarrollo de México. En esta ocasión, la agenda se centró en el tema “Nearshoring: Avanzando Juntos (Moving Forward Together)”.

Los diálogos del evento buscaron sentar las bases sobre las cuales se edificarán las condiciones de inversión que brinden certeza a los inversores norteamericanos. También se exploraron las expectativas de los inversores para saber qué necesita México para ser más atractivo como destino de inversión.

Rubin destaca que una de las condiciones para atraer más inversión está relacionada con el desarrollo de la infraestructura en México, incluyendo servicios como electricidad, agua, gas, entre otros. Además, es esencial fortalecer el estado de derecho.

Aunque los estados fronterizos y del norte tienen una posición privilegiada para aprovechar esta tendencia debido a su proximidad geográfica a EE. UU., los estados del sureste enfrentan un reto doble. No son tan competitivos como las empresas de otros estados y, por lo tanto, deben trabajar en mejorar la infraestructura vial, el nivel de inglés de sus poblaciones y la capacitación del personal en materias relacionadas a la tecnología. A pesar de la distancia, no se puede descartar la posibilidad de que también encuentren formas de beneficiarse del nearshoring.En el ámbito de la sustentabilidad, hay oportunidades significativas, ya que muchas empresas de EE. UU. están comprometidas con prácticas ecológicas. Esto las obliga a operar utilizando energías renovables. Si México impulsa políticas públicas para promover el desarrollo de infraestructura de energías limpias, podría atraer inversiones por parte de estas empresas.

En vista de esta oportunidad sin igual y considerando el contexto electoral del año entrante, Rubin enfatiza que la administración 2024-2030 deberá actuar con rapidez y demostrar solidez y un rumbo claro para fortalecer el estado de derecho. También será crucial contar con compromisos claros para brindar los recursos y condiciones necesarios para que las empresas que decidan establecer operaciones en México puedan operar de manera viable y adecuada. La seguridad desempeñará un papel fundamental, y se requerirá un cambio en la estrategia de seguridad para reducir los índices delictivos. Todos estos factores son esenciales para atraer inversión.

Rubin subraya que la inyección de capital extranjero en México traerá un nivel de desarrollo nunca antes visto. Es fundamental que el país atraiga estas inversiones de manera oportuna, ya que esto contribuirá a combatir la pobreza, generar empleos mejor remunerados y aumentar los ingresos del gobierno. Según Rubin, a partir de 2025, todos los mexicanos se beneficiarán si el gobierno establece como prioridad la atracción de inversión extranjera.

Entre los destacados asistentes a este evento se reunieron autoridades de la Embajada de Estados Unidos en México, el Secretario de Trabajo y Previsión Social, Marath Baruch Bolaños, el Secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos, el Subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, Ernesto Stein, representante del Banco Interamericano de Desarrollo, Benjamín Salinas Sada, Vicepresidente de Grupo Salinas, Lidia Fonseca, Vicepresidenta Ejecutiva de Pfizer, Santiago Fernández Vidal, Presidente y Director General de American Express México, Francisco Cervantes, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, y Arturo Elías Ayub, Director de Alianzas Estratégicas y Contenidos de América Móvil, entre otros.

Recuerda que puedes enviarnos tus propuestas de historias y comentarios a través del correo: [email protected] 

Explora nuestro canal en YouTube ¡Suscríbete!


Compartir:

Deja tu comentario